Ciudadanos
Los críticos de Ciudadanos ven factible provocar una asamblea extraordinaria para echar a Arrimadas
Cargos del partido confirman a LPO que la iniciativa ya se está moviendo entre las bases de la formación y responden al optimismo de la presidenta: "Pierdes el 90% de los votos. ¿Eso es salir reforzado?"

Las espadas se mantienen en alto en Ciudadanos. Las cinco horas de reunión de la dirección nacional el lunes no sirvieron para cerrar la crisis interna a la que se enfrenta Inés Arrimadas tras la debacle en Cataluña. Lo que hicieron fue, más bien, agitar al sector que pedía depurar responsabilidades por el fiasco electoral. Sin embargo, la dirigente 'naranja' no está dispuesta a dar su brazo a torcer y ha descartado cesar a ninguno de sus más estrechos colaboradores como pedían varias voces de la formación. 

Molestos con el inmovilismo de la dirigente 'naranja', distintos cargos de Cs trasladan a LPO que si Arrimadas se enroca, es "factible" que se pueda promover desde las bases una moción de censura contra la dirección nacional, cuestionada por haber llevado a Cs a ocupar el séptimo puesto en el Parlament tras la pérdida de 30 diputados respecto a 2017. Para ello, tendrían que promover la celebración de una Asamblea General Extraordinaria, tras reunir la firma de un tercio de los afiliados.

El malestar por la negativa de Arrimadas a hacer cambios se ha dejado sentir desde el lunes, cuando algunos diputados, senadores y cargos autonómicos se expresaron a través de las redes sociales reclamando la asunción de responsabilidades. Muchos hacían referencia al paso atrás que dio Albert Rivera tras el descalabro del 10-N. Entre ellos, el exsecretario de Organización durante aquella etapa, Fran Hervías, que actualmente ocupa un escaño en el Senado por Andalucía. También avivaron la polémica exmiembros como Juan Carlos Girauta o Marcos de Quinto.  

[Cargos de Ciudadanos señalan a Carlos Cuadrado como el culpable de la debacle en Cataluña]. 

Arrimadas ha hecho caso omiso a las críticas. "Me siento con el apoyo del partido", ha dicho este mismo martes la líder 'naranja' tras reunir al Comité Permanente; el órgano que integra su equipo más próximo. Sin embargo, distintos miembros confirman que la iniciativa podría prosperar. "¿Se están moviendo para hacerte una moción de censura desde las bases del partido y eso es 'más fuerte que nunca'? Parece un chiste", traslada un cargo de Cs sobre lo apuntado este martes por la dirigente nacional. "Pierdes el 90% de los votos y ¿eso es salir reforzado?", remata. 

Según los estatutos, la iniciativa adelantada este martes por Vozpópuli requeriría sumar unas 6.000 rúbricas, aunque la dirección nacional rehúsa ofrecer los datos de afiliación actualizados. Una vez convocado el cónclave, la moción debería ganarse por mayoría absoluta de los miembros de la Asamblea General. Unos pasos que los cargos más contrarios a Arrimadas ven posibles, sobre todo después la contestación existente dentro del partido y también en las bases contra la actual presidenta de la formación.

Es factible pero no veo que el partido sea viable con un enfrentamiento y tampoco será viable sin reflexión

Otros sectores del partido, también críticos con la dirección de Arrimadas, no tienen tan claro que la opción de promover la moción de censura sea la opción idónea. "Es factible pero no veo que el partido sea viable con un enfrentamiento y tampoco será viable sin reflexión", apunta otro cargo 'naranja' consultado por LPO.

Por su parte, en el sector más próximo a Arrimadas tachan la posibilidad de promover una Asamblea General de "exageración enorme" y niegan que esta opción se llegase a plantear en la tensa reunión del Comité Ejecutivo del lunes. Otros diputados del grupo parlamentario en el Congreso lo consideran "altamente improbable" no tanto por no poder reunir la firmas requeridas, sino porque no creen "que eso vaya a mejorar nada".

En un artículo publicado en El Confidencial este mismo martes, el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, -el único rival que se enfrentó a Arrimadas en las primarias- se expresaba en clave interna asegurando que "si no somos capaces de buscar a los mejores, si no queremos contar con quienes suman y prescindir de los que restan, no esperemos que los españoles acudan a nuestra llamada". 

Desde su entorno aseguran no formar parte ninguna estrategia para promover el relevo de la actual dirección, aunque aseguran que "hay muy pocas personas" en el partido que puedan "controlar suficiente número de gente" para conseguir convocar la Asamblea Extraordinaria contra la cúpula 'naranja'.

[Los 'riveristas' se cobran su venganza con Arrimadas tras la debacle de Cs y piden la cabeza de Cuadrado y Espejo]

En el punto de mira están el vicesecretario general, Carlos Cuadrado, encargado de la campaña electoral y al que señalan como el responsable del fiasco en los comicios del 14 de febrero. También se señala al vicesecretario adjunto, José María Espejo, al que Arrimadas tampoco piensa mover de su puesto.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.