Hacienda
La Agencia Tributaria aumenta la presión sobre sus funcionarios para asegurar que trabajen desde casa
La AEAT comienza a pedir informes de productividad a todos los jefes de servicio, una labor hasta ahora encargada a los inspectores provinciales

La Agencia Estatal de Administración Tributaria aumenta el control sobre su plantilla para garantizar que cumplen con sus labores pese al teletrabajo. El organismo, dependiente del Ministerio de Hacienda, comunicó el pasado jueves a los representantes de los trabajadores que aumentarán los controles y evaluaciones a su plantilla para tener una imagen más nítida del funcionamiento de los inspectores.  

El departamento de Recursos Humanos de la AEAT convocó a los representantes de los trabajadores el pasado jueves para informarles de los nuevos cambios en la forma de funcionamiento después de que el 26 de enero se instaurara el teletrabajo para su plantilla por la elevada incidencia del coronavirus. 

Entre estos cambios, destacan los nuevos controles a los funcionarios que se ha implantado a partir de esta misma semana. Hasta ahora eran los delegados provinciales quienes tenían que elaborar informes de productividad de las distintas unidades para evaluar el rendimiento y cumplimiento de objetivos y así asignar los complementos correspondientes a la productividad, cuya cantidad va en un baremo del 1 al 5 y varía en función del grado de cada funcionario. 

La AEAT pide a todos los jefes de equipo que evalúen el trabajo de sus subordinados distinguiendo si es "mejor, peor o igual que en presencial"

Además de esta evaluación general, que se mantendrá, la Agencia ahora estrecha el cerco y también ha pedido que los jefes directos de cada uno de los grupos de trabajo emitan informes evaluando el rendimiento de los trabajadores que están a su cargo,  distinguiendo si este es "mejor, peor o igual que en presencial". Así, "todo el que tenga trabajadores a su cargo tendrá que emitir una evaluación", señalan a LPO desde el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, Geshta, que considera chocante este examen continuo.

"En una organización que presume de la gestión de una ingente cantidad de información, resulta cuando menos curiosa esta especie de rústica 'quiniela' valorativa del rendimiento", destacaba la organización. Desde CCOO se muestran aún más beligerantes y critican la falta de negociación en estas nuevas medidas: "Estas probaturas impuestas no nos gustan, y entendemos que solo generaran desconfianza y malestar entre una plantilla ya sometida a demasiada presión", denuncian.

En la dirección de la Agencia Tributaria justificaron este mayor control en dar garantías para la implantación del teletrabajo en el organismo y aseguraron que las nuevas medidas irán encaminadas a obtener información más detallada sobre sus trabajadores, sin que de momento tenga repercusión real en sus condiciones laborales de los trabajadores.

El argumento de la AEAT para implantar las nuevas medidas es evitar las quejas de los funcionarios que sí trabajan presencialmente, señala CCOO

Según el comunicado de CCOO, desde la Agencia Tributaria defendieron "que el objetivo principal es que los que sí están en presencial no se quejen o desconfíen de sus compañeros. Que la única intención es que cada jefe tengan conocimiento de cuanto está disponible su plantilla". Sin embargo, el sindicato recela de estas razones: "Nuestra impresión es que no se nos ha dicho la verdad". 

Con este objetivo también han introducido en nuevo método de control: el 'fichaje' horario de los funcionarios en la Oficina Virtual del organismo, donde deberán marcar la hora de entrada, de salida y las interrupciones, aunque este control horario tampoco repercutirá en las condiciones del trabajador. La propuesta tampoco ha convencido a los representantes de los trabajadores. Desde Geshta reprochan que "su prioridad es establecer un mecanismo de control horario", y piden insistir en otros aspectos del teletrabajo, como la flexibilidad horaria o la dotación de equipos necesarios para desarrollar el trabajo desde casa. Además han aprovechado para lanzar a la AEAT una nueva petición: "Que se incluya a su personal más expuesto en fases tempranas de vacunación". 

En el mismo sentido se pronuncian desde Comisiones Obreras, donde consideran que "el futuro de la AEAT pasa por un sistema de Teletrabajo del Siglo XXI y no por un modelo de "presentismo a distancia" para que algunos se sientan tranquilos por tener sometidos a sus subordinados". "Ya somos mayorcitos y sabemos trabajar solos". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.