La debilidad interna de Casado le lleva a blindar su cúpula tras el fiasco de las catalanas
El líder del PP celebrará este martes un cónclave con los 'barones' regionales, con ruido de fondo sobre la necesidad de mover fichas en la actual dirección

Los malos resultados de las elecciones en Cataluña y el 'sorpasso' de Vox han dejado muy tocado el liderazgo de Pablo Casado al frente del PP. Diferentes voces del partido comienzan a reclamar cambios en la actual dirección. En Génova se pusieron la venda antes de la herida, conscientes de que los de Santiago Abascal podrían quedar por encima. Y la actual cúpula 'popular' asegura que no cambiarán su hoja de ruta de "moderación" definida durante la fallida moción de censura contra Pedro Sánchez.

Respecto a los eventuales cambios en la composición de la Junta Directiva, desde Génova descartan de plano acometer cualquier modificación y alegan que el resultado en Cataluña "no es extrapolable" al panorama nacional. Los de Alejandro Fernández lograron por la mínima mantener presencia en el Parlament con tres escaños, uno menos que en la anterior cita electoral, mientras Vox sacó once, con representación en todas las provincias.

[La amenaza de un sorpasso de Vox en Cataluña pone en crisis el liderazgo de Casado]

La actual cúpula fue diseñada por el líder nacional del PP el pasado mes de agosto con la destitución de Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz en el Congreso, que fue sustituida por Cuca Gamarra, afín al sector 'sorayista'. También se produjo entonces el nombramiento del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida como portavoz nacional. La expresidenta del Congreso, Ana Pastor, -muy próxima al expresidente Mariano Rajoy- fue nombrada vicesecretaria general de Política Social. 

En la actual cúspide de la formación conservadora también se integran vicesecretarios como Ana Beltrán -en Organización- o personas de la confianza del presidente como el exalcalde de Boadilla, Antonio González Terol -Política Territorial-, o el periodista Pablo Montesinos, en Comunicación. Antes, en verano de 2019, Casado ya había ido confeccionando una dirección a su medida, en la que destaca su número dos, el secretario general Teodoro García Egea. Y contra él se dirigen las miradas críticas. No en vano, su gestión ha generado ampollas a nivel territorial.

Renovación territorial

En los próximos meses tiene por delante la renovación de decenas de direcciones provinciales con las que Casado pretende consolidar -de aquí a verano- su poder interno antes de celebrar los congresos regionales. Ahora, deberá afrontar ese proceso con un liderazgo cada vez más cuestionado por los suyos y con una estrategia que ha cabreado a los dirigentes regionales. En contra del procedimiento habitual, en esta ocasión se ha hecho de forma inversa, en un intento de Génova por controlar la organización "desde abajo" para tener más poder en las cúpulas regionales.

Al margen de eso, en algunas direcciones territoriales hacen una lectura crítica de la campaña y señalan como un claro "error" el intento que hizo Casado por desmarcarse de la etapa de Mariano Rajoy reprochando la actuación en el 1 de octubre. "Para ganar necesitas no perder la confianza de los tuyos y no sé si en este proceso están consiguiéndolo", apunta un diputado del Congreso. Tampoco convence en absoluto la gestión comunicativa que ha hecho con las últimas revelaciones del extesorero Luis Bárcenas. "Siempre nos pasa lo mismo con la corrupción, parece que no aprendemos", añade. 

"Tiene todo el margen que quiera"

Respecto al ruido interno, algunos consideran que no es momento de mover fichas en la cúpula. "En tiempos de tempestad, mejor no hacer mudanza, decía San Ignacio", apunta otro parlamentario popular. Pero "margen tiene todo el que quiera para hacer cambios, como tuvo para quitar a Cayetana", dicen desde otra dirección regional. Este martes, Casado reunirá a partir de las doce del mediodía al Comité Ejecutivo del partido, donde junto a Alejandro Fernández compartirá análisis con el resto de 'barones' autonómicos sobre una campaña inundada por la presencia de los cargos nacionales del PP.

El presidente gallego Alberto Núñez-Feijoó ha tratado de quitar hierro al peso que la debacle en Cataluña implica para el liderazgo de Casado

De puertas para afuera, el presidente gallego Alberto Núñez-Feijoó ha tratado de quitar hierro al peso que la debacle en Cataluña implica para el liderazgo de Casado. "El presidente Casado es tan responsable del resultado catalán como lo fue Pedro Sánchez del descalabro del PSOE en las gallegas", ha indicado. En cualquier caso, en las distintas direcciones regionales comparten el pesimismo sobre el daño que arrastran las siglas de cara a los siguientes comicios, que no están previstos hasta finales de 2022.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.