Los 'riveristas' se cobran su venganza con Arrimadas tras la debacle de Cs y piden la cabeza de Cuadrado y Espejo
La presidenta reúne esta tarde a la Ejecutiva del partido y descarta ejecutar ningún cese. El candidato Carlos Carrizosa tampoco se plantea dimitir

Crece la presión para que Inés Arrimadas ejecute relevos en la cúpula del partido tras los resultados electorales de este domingo en Cataluña, que han dejado al partido naranja con treinta escaños menos que en 2017 y un millón de electores fugados. La formación reunirá esta tarde al Comité Ejecutivo para analizar el descalabro que para un sector creciente del partido exige depurar responsabilidades.

Diversas fuentes señalan al 'núcleo duro' de Arrimadas como responsable del batacazo electoral que recuerda a la caída que condujo a la dimisión del expresidente Albert Rivera. De aquella etapa, sigue en la cúpula del partido el vicesecretario primero Carlos Cuadrado, que ha sido jefe de la campaña electoral tras la que Cs ha pasado de ser primera a séptima fuerza en el Parlament.

El ahora 'mano derecha' de Arrimadas fue el único de los dirigentes de la etapa de Rivera que siguió tras la debacle de las generales del 10-N, tras la que sí abandonaron la cúpula José Manuel Villegas, Juan Carlos Girauta, Fernando de Páramo o Fran Hervías. 

Ahora en el punto de mira de los más críticos también está el vicesecretario segundo, José María Espejo, que ha formado un tándem con Cuadrado para hacerse con todo el control orgánico desde que Arrimadas llegó a la dirección el pasado mes de marzo. 

[Cargos de Ciudadanos señalan a Carlos Cuadrado como el culpable de la debacle en Cataluña]

De momento, en Ciudadanos todos aguardan a lo que pueda ocurrir en la reunión del Comité Ejecutivo que tendrá lugar en Madrid a las siete de la tarde. Pero la presidenta del partido ha dicho descartar la opción de apartar de su puesto a ningún cargo de los que la acompañan.

No se soluciona nada abriendo crisis en el partido

"Creo que si esto solucionara el problema, estaríamos en otro escenario, pero la verdad es que no", ha respondido Arrimadas en una entrevista en Onda Cero. El candidato Carlos Carrizosa también ha descartado dar un paso atrás. "No se soluciona nada abriendo crisis en el partido", ha zanjado. 

Sin embargo, la negativa a ejecutar relevos a pesar de los resultados obtenidos este domingo ha empezado a provocar que algunos cargos y significados exdirigentes de la etapa de Rivera se pronuncien a través de las redes sociales contra la justificación expuesta por el equipo de Arrimadas para explicar el desastre electoral, apelando a la baja participación.

 "No aprendieron de los errores -suyos también- del pasado, pero tampoco de los aciertos que nos llevaron a ganar en Cataluña. Día triste y me apena que haya gente que no esté a la altura", ha dicho el ex secretario de Organización y actual senador por Andalucía, Fran Hervías, a través de un mensaje en Twitter. "Que ser valiente no salga tan caro; que ser cobarde no valga la pena. Es hora de asumir responsabilidades", ha dicho, por su parte, el diputado en el Parlamento de Andalucía, Fran Carrillo.

Desde fuera de la formación, el también exdirigente Juan Carlos Girauta ha expresado su malestar por la negativa a depurar responsabilidades. "En las generales, Cs perdió el 60% de los votos; Rivera y media [Comisión] Permanente dimitimos. Ahora se ha perdido casi el 90% de los votos y los que se quedaron pretenden seguir", ha apuntado en referencia velada a Cuadrado y Espejo. 

De Quinto: "No vale el 'comodín-Rivera"

También ha cargado contra los argumentos de Arrimadas el exdiputado Marcos de Quinto, uno de los grandes fichajes de la última etapa de Rivera. "No es elegante (ni cierto) decir que el 5,6% de voto que acaba de tener Cs (y 6 diputados) es el mismo porcentaje que se tenía tras la marcha de Albert Rivera. De hecho, el 31/7/20 el CIS catalán daba a Lorena Roldán un 14,4% de voto y 19 diputados. No vale el 'comodín-Rivera'", ha expresado. "El volantazo ha sacado por la ventanilla al votante", ha añadido. 

[Cargos del PP culpan a Casado del sorpasso de Vox y reclaman cambios en la ejecutiva]

Quienes no se han pronunciado son diferentes cargos territoriales como el vicepresidente en Andalucía, Juan Marín; el portavoz en las Cortes valencianas Toni Cantó; o el vicepresidente en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado. Tampoco ha manifestado ninguna posición pública quien fue rival de Arrimadas en las primarias, el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.