Gobierno
Irene Montero esquiva una reunión con las asociaciones feministas críticas con la 'Ley Trans'
Varios colectivos feministas acusan al Ministerio de Igualdad de defender "lo mismo que Vox" y de llevar a cabo "políticas antifeministas que van contra los derechos de las mujeres"

Irene Montero evita las críticas hacia la llamada Ley Trans y rehúye reunirse con distintos colectivos feministas que han solicitado audiencia con la ministra de Igualdad. La dirigente se enfrenta a duras acusaciones por parte del feminismo histórico, que critica que su nueva propuesta "destroza los derechos ya conquistados", "desactiva las políticas de protección de las mujeres" y "desarticula la ley de violencia de género", llegando a equiparar su postura con la de Vox. Unas críticas a las que hace oídos sordos Montero, que rechaza estos encuentros mientras sí mantiene desde el pasado julio encuentros periódicos con el colectivo trans y otras organizaciones afines.

El pasado 18 de noviembre, la plataforma Confluencia Movimiento Feminista, conformada por 57 organizaciones feminista, registró una carta en el Ministerio de Igualdad pidiendo una reunión con Irene Montero para trasladarle sus inquietudes sobre la nueva ley destinada a las personas trans que, exponían, "vulneraría derechos fundamentales de las mujeres, de la infancia, de las personas homosexuales y de la población en general". 

Tres meses después, denuncian, Irene Montero no ha atendido esta solicitud, como tampoco lo ha hecho en las peticiones formuladas por otras organizaciones feministas también críticas con la propuesta, como Alianza contra el Borrado de las Mujeres, que también ha pedido sin éxito un encuentro con la ministra de Igualdad para trasladarle su posición. En el caso de CMF, también remitieron el pasado 18 de enero una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para pedir el cese de la titular de Igualdad por la "deriva antifeminista contraria a los derechos de las mujeres". También 

Esta ley destroza los derechos ya conquistados por las mujeres", denuncian desde las asociaciones feministas, que denuncian que Montero no se ha reunido con ellas para abordar esta ley

"La ministra no quiere reunirse con nosotras y está retrasando lo máximo posible porque no quiere escuchar a alguien que le va a llevar la contraria", señalan portavoces de CMF. "Hemos pedido esas reuniones, pero no se ha reunido con nadie, con ninguna organización feminista para hablar de este proyecto de ley. Sí se ha reunido muy frecuentemente con organizaciones vinculadas al LGTBQ, pero las mujeres tenemos mucho que decir porque esa ley destroza derechos ya conquistados de las mujeres", señalan portavoces de  la Alianza Contra el Borrado de las Mujeres. Destacan que "las organizaciones feministas siempre hemos apoyado al colectivo LGTB y no vamos a dejar de hacerlo", pero matizan que esta ley supone un retroceso en derechos de la mujer. 

En los últimos días Montero sí ha mantenido reuniones con algunos colectivos que se definen como feministas y que apoyan la regularización de la prostitución, una postura criticada por un sector amplio del feminismo, que considera que la prostitución es en última instancia una "forma de explotación y violencia" contra la mujer. Estos colectivos regulacionistas están más vinculados a los colectivos trans, que en muchos casos también defienden la práctica libre de la prostitución. Sin embargo, desde el Ministerio de Igualdad rechazan los encuentros con los colectivos feministas históricos, que creen que esta norma pone en jaque la igualdad de la mujer.

[El documento del que ahora reniega Calvo: el PSOE apoyó en 2019 la autodeterminación de género]

La intención de Montero es iniciar la tramitación de esta ley antes del 8 de marzo, pese a que el proceso se está retrasando por las diferencias con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. "La ministra quiere aprobar la llamada Ley Trans lo antes posible, una ley que pone en peligro la seguridad jurídica de uno de los principios de Derecho en España, y lo pone en peligro radicalmente", señalan desde Confluencia del Movimiento Feminista, en relación al principio de igualdad. "Esta ley dinamita la ley integral de violencia de género, la desarticula por completo", señalan.

La razón de la beligerancia es que la Ley Trans -Ley para la igualdad real y efectiva de las personas Trans-  propone, entre otras cosas, la "autodeterminación" del sexo, por el que el sentimiento de una persona hacia su sexualidad - si se siente hombre o mujer- es motivo suficiente para que sea considerada a todos los efectos legales como una persona del sexo con el que se identifica. Esta norma, prevén las organizaciones feministas, tendrá una cascada de consecuencias legales y supondrá un fuerte retroceso en los derechos de las mujeres ya conquistados.

Con esta ley Trans se desactivan todas las políticas de protección a la mujer en materia de violencia de género"; denuncian

En este sentido se pronuncia también Alianza Contra el Borrado de las Mujeres, que señala que "el movimiento feminista no puede aceptar esa tesis, porque desde hace 300 años defiende que el hecho de ser mujer coloca a las mujeres en un determinado sitio en el mundo, en una posición de desigualdad que padecen todas las mujeres por el hecho de haber nacido mujeres", detallan sus portavoces a LPO. "El hecho de haber nacido mujer nos condena a una desigualdad que no experimentan los hombres", continúan.

"Llega a las mismas conclusiones que Vox"

Las consecuencias prácticas de la elección libre del género -para la que no hace falta informe médico o psicológico alguno ni someterse a ningún cambio fisiológico u hormonal-, se traducen, según estas organizaciones, en la liquidación del derecho de la mujer. "Si esta ley afirma que el sentimiento de sentirse mujer ya te convierte legalmente en mujer, se están desactivando todas las políticas de protección de las mujeres basadas en el sexo", señalan desde la Alianza contra el Borrado. 

"La afirmación básica de la ley de violencia de género implica que la las mujeres, por el hecho de serlo, experimentan una violencia específica cometida por hombres que creen tener una posición de superioridad", continúa. "Si da igual haber nacido mujer u hombre, ¿para qué sirve una ley de igualdad o una ley contra la violencia contra las mujeres?", se pregunta la portavoz de este colectivo, que denuncia que con esta ley "se borra a la mujer". 

En este sentido, denuncian que con esta ley el Ministerio de Igualdad "defiende lo mismo que la extrema derecha: que nacer hombre y mujer es lo mismo y que no existe violencia contra la mujer por el hecho de serlo" . Censuran así que "El Ministerio de Igualdad y Vox, que niega la violencia de género y habla de violencia intrafamiliar, dicen lo mismo. Por distintos caminos, pero llegan al mismo sitio".

La impresión de traición hacia las mujeres que han votado a Podemos está muy extendido", denuncia este colectivo, que critica que Montero esté "ninguneando" la igualdad entre hombres y mujeres

Desde Alianza contra el Borrado insisten en las múltiples reuniones que han pedido y el silencio que han obtenido por respuesta: "Estas preocupaciones deben ser trasladadas a un Ministerio llamado de Igualdad, ese ministerio nació para promover la igualdad entre mujeres y hombres y eso es lo que se está soslayando y ninguneando, el concepto de igualdad entre mujeres y hombres".

Advierten también de las consecuencias electorales que tendrá esta medida, en caso de salir adelante. "No vamos a votar a partidos que venden los derechos de las mujeres al mejor postor. La impresión de traición hacia las mujeres que han votado a Podemos está muy extendido".

Casos de fracaso internacional

En la plataforma Women's Human Rights Campaign, presente en 22 países, advierten de las consecuencias "nefastas" que tendrá esta ley para las mujeres, unos efectos que ya se dejan sentir en países como Reino Unido, Canadá, Argentina o Nueva Zelanda donde ya hay medidas de este tipo aprobadas. En el caso de Reino Unido, por ejemplo, destaca que algunas jurisdicciones policiales sí identifican a los acusados por su identificación de género y no de sexo, llegándose a dar casos de "violaciones a mujeres por parte de hombres que dicen ser mujeres", con la circunstancia de que en el país británico "el delito de violación sólo se contempla en caso de que el acusado tenga órgano genital masculino".

También en este país se dio el caso de Karen White, por el que un violador que fue a la cárcel por cometer tres violaciones dijo sentirse mujer y fue trasladado a una cárcel de mujeres, donde abusó de otras cuatro reclusas. "Es increíble que defiendan que no va a tener impacto negativo. No han tenido en cuenta nada de la experiencia de otros países", denuncian desde WHRC.

[El PSOE contraprograma la Ley Trans de Irene Montero con su Ley Zerolo]

Otro de los casos internacionales a los que se refiere es el de Keira Bell, de 23 años, a quien le dio la raazón la justicia británica en su demanda contra el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido tras haberse sometido en su infancia a un tratamiento de bloqueadores hormonales con 16 años, por haberle sometido al proceso sin hacerle previamente una evaluación psicológica. En el borrador del proyecto de ley Trans, se establece que no hará falta ningún informe médico y que los menores de edad -incluso los menores de edad- podrán realizar un cambio de sexo registral y recibir el tratamiento hormonal con el único requisito del consentimiento de los tutores legales hasta los 16 años. 

¿No se informan? ¿No tienen traductores? ¿Cómo es que no siguen la información sobre la situación en otros países?", se preguntan

Así, desde la plataforma internacional señalan la escasa atención que se presta desde el Ministerio a otros casos: "Países como Reino Unido e Irlanda han rectificado sobre la afirmación de que los bloqueadores hormonales en menores son inocuos y reversibles, y va España y saca una ley donde se dice que se darán bloqueadores hormonales a los menores. ¿No se informan? ¿No tienen traductores? ¿Cómo es que no hay un sistema de seguimiento de información sobre la situación en otros países?".

Entre sus artículos, también se recoge que  se podrá hacer un cambio de sexo pese a que se hayan acreditados problemas mentales por parte del interesado. "La existencia de un diagnóstico de enfermedades psiquiátricas previas no obsta a la validez del consentimiento expresado para la llevar a cabo el proceso de transición de género, si el mismo ha sido libremente formulado", reza el borrador.

Usurpar 'cuota femenina' o camuflar el machismo en delitos comunes   

Los efectos más prácticos de esta ley, señalan desde WHRC, tendrán lugar con efectos inmediatos, comenzando con la "doble modificación de la estadística de violencia de género". Para considerarse un caso como violencia de género deben darse dos condiciones: que el agresor sea hombre y que haya existido una relación afectiva con la víctima. Con la nueva mediad, la víctima dejaría de engrosar las listas de violencia de género si su agresor dice sentirse mujer. Tampoco el hombre estaría en las listas de agresores y criminales, y este delito se recogería "como crimen común", eliminando sobre el papel las connotaciones de violencia machista. 

Además de su efecto en el deporte, donde los hombres podrán llevarse todas las medallas en la categoría femenina sólo con alegar sentirse mujeres, el cambio registral de sexo también impactará en la representación pública, ya que los hombres podrían ocupar las cuotas reservadas a mujeres en las listas cremallera, vulnerando así la Convención de la ONU sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en inglés). Desde WHRC cuestionan la viabilidad de este borrador, que tendrá que superar el informe preceptivo de impacto de género para salir adelante. "No creo que superara ese análisis porque tiene un impacto claro para las mujeres". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.