Deuda
Bronca por la "euro quita": Narbona y Sevilla la piden, Guindos dice que es "ilegal" y Escrivá le llama "hipócrita"
Piketty propuso que el BCE condene la deuda de los pa√≠ses miembros. Pero a√ļn sin tener que pagar los 300.000 millones de euros prestados, la deuda espa√Īola seguir√≠a siendo elefanti√°sica.

Un tema que apenas acaba de empezar y promete dar mucho que hablar. Un grupo de economistas y pol√≠ticos, liderados por Thomas Piketty, ha solicitado al Banco Central Europeo (BCE) que condone la deuda p√ļblica de los estados miembros que tiene en su balance. Algo que ha suscitado una gran revuelta medi√°tica y pol√≠tica. Mientras t√©cnicos como Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, se han mostrado radicalmente en contra, el propio ministro de Seguridad Social, Jos√© Luis Escriv√°, reaccion√≥ furibundamente contra su postura, tild√°ndola de "hip√≥crita".

La bronca está servida e irá in crescendo. Las reclamaciones de las alas cercanas a la Teoría Monetaria Moderna (MMT por sus siglas en inglés), que tantos defensores tiene en el Partido Demócrata estadounidense, se irán haciendo escuchar cada vez más y serán una tendencia que calará en la sociedad con el tiempo.

El pasado viernes, Pikkety y otras 100 personalidades, entre ellas los ex ministros socialistas Cristina Narbona o Jordi Sevilla, soltaron la bomba: "Nos debemos el 25% de la deuda a nosotros mismos", es el argumento esgrimido para solicitar la condonaci√≥n de la misma, medida reclamada hist√≥ricamente para ofrecer alivio a pa√≠ses subdesarrollados pero no para econom√≠as punteras. Ese porcentaje aproximado de deuda p√ļbica es el que tiene el organismo emisor de toda la Eurozona, aunque en el caso espa√Īol es algo m√°s: alrededor del 30%.

El saldo total de deuda p√ļblica espa√Īola supera los 1,3 billones (trillions en ingl√©s) de euros, de los que unos 300.000 millones est√°n en el balance del BCE. El pasado a√Īo, la instituci√≥n que preside Christine Lagarde compr√≥ absolutamente toda la deuda p√ļblica que emiti√≥ y refinanci√≥ el Tesoro Espa√Īol, seg√ļn reconoci√≥ el vicepresidente, Luis de Guindos. Dependencia total de la instituci√≥n con sede en Frankfurt. 

De Guindos, ante dicho comunicado, reaccion√≥ claramente en sentido contrario: "La cancelaci√≥n de la deuda es ilegal, seg√ļn los tratados, pero quisiera se√Īalar que no es solo una cuesti√≥n legal o de que va contra los tratados. La cancelaci√≥n de deuda no tiene ning√ļn sentido econ√≥mico o financiero en absoluto". Algo parecido opinaba hace unos d√≠as en el diario El Pa√≠s Jos√© Manuel Gonz√°lez P√°ramo, ex consejero del BCE, opinando que, pese a ser "t√©cnicamente posible", era "legalmente imposible, y muy dudosa en sus efectos".

Ante estas palabras, el ministro de Inclusi√≥n y Seguridad Social, Jos√© Luis Escriv√°, tildaba de soberbio e hip√≥crita a Guindos, recordando que, para empezar, el BCE ya est√° incumpliendo su mandato con la compra de deuda p√ļblica.

"Me dijo un gobernador de un banco central americano "nosotros los banqueros centrales somos unos ol√≠mpicos" (seg√ļn la 5¬™ acepci√≥n RAE) Eso me suscita (se√Īala la declaraci√≥n de De Guindos) y la palabra hipocres√≠a al recordar que el 30% de la deuda p√ļblica del euro est√° en sus bancos centrales a pesar del art. 123 del TFEU." La 5¬™ acepci√≥n de la Real Academia Espa√Īola al t√©rmino "ol√≠mpico" es "altanero, soberbio".

Posteriormente, ante el revuelo que generaba, lanz√≥ una matizaci√≥n que no variaba el contenido de las palabras iniciales: "Ante interpretaciones tan diversas de mi anterior tweet, me gustar√≠a aclarar que mi √ļnica intenci√≥n era hacer notar que, cuando desde 2009 los l√≠mites entre la pol√≠tica monetaria y fiscal son cada vez m√°s tenues, sobran grandilocuencias y golpes de pecho de ortodoxia".

Efectivamente, resulta llamativa la llamada a la ortodoxia de Luis de Guindos, cuando ni el BCE tiene en su cometido la compra de deuda ni, por otro lado, se cumplen desde hace tiempo los criterios de Convergencia de la Eurozona, que comienzan a parecer vagos recuerdos. Conviene recordar que los criterios establecen una ratio de deuda sobre PIB que no puede superar el 60%, o al menos, debe tender hacia esa cifra. 

Por otro lado, Escriv√° es un ex director de los servicios de estudio del BBVA y ex presidente de la Airef, el supervisor fiscal. Un personaje de perfil claramente t√©cnico, conocido en BBVA por su ortodoxia, precisamente.   

En el caso espa√Īol, la deuda est√° al 114% sobre PIB. Incluso condonando los 300.000 millones de euros aproximados que tiene en su balance el BCE, el porcentaje quedar√≠a cerca del 90%. Una cifra que hace unos a√Īos asustaba y ahora parece hasta moderada.

En cualquier caso, emergen cada vez m√°s fuertes las voces (cercanas a la izquierda, hay que subrayar) cercanas a la Teor√≠a Monetaria Moderna, que defienden que los bancos centrales deben financiar a los estados de manera directa, para evitar las pol√≠ticas de austeridad social. La contrapartida liberal es que si eso se aplica, debe venir acompa√Īada de bajadas de impuestos.

La clase pol√≠tica parece haber tirado la toalla y cada vez son menos los que ven posible una reducci√≥n de las deudas p√ļblicas por ajustes ordinarios. Cada vez son m√°s los que se ponen en manos de estas medidas, como base de un Plan Marshall II y una refundaci√≥n del Euro.

Hay que recordar que cuando los especuladores se lanzaron a deg√ľello contra el euro, fue Mario Draghi, presidente entonces del BCE, quien los ahuyent√≥, anunciando la liquidez ilimitada que llega hasta hoy, con sus m√≠ticas palabras: "har√© lo necesario para salvar al euro y cr√©anme, ser√° suficiente". Es considerado el salvador del euro, pero lo hizo a base de hacer a√Īicos la ortodoxia. A algunos les pareci√≥ liderazgo, a otros, insensatez. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones ser√° eliminado e inhabilitado para volver a comentar.