Política
Los territorios de Podemos exigen garantías a Iglesias tras la condena por fraude
La federación navarra abre primarias y tratará de combatir la sombra de la duda sobre la limpieza de las votaciones después de la primera sentencia condenatoria al partido por el amaño del proceso

Las federaciones de Podemos tratarán de blindarse ante la sospecha de fraude en las primarias de la formación, unos días después de que se emitiera la primera sentencia que certifica el amaño en los procesos internos del partido de Pablo Iglesias. Navarra será el primer territorio que renueve su dirección después de esta condena, y todos los ojos están ya puestos en la limpieza de las votaciones. Es por ello que en el partido navarro tratarán de evitar cualquier sombra de duda y están dispuestos a pedir las "garantías necesarias" a la dirección de Iglesias. 

Podemos Navarra ha anunciado la apertura de unas primarias que culminarán en marzo, y en las que no concurrirá la actual dirección de Eduardo Santos, todavía secretario general de la formación y consejero del Gobierno foral. Sin embargo, la cúpula saliente quiere asegurar la integridad del proceso y se muestra dispuesta a garantizar que no se produce ningún tipo de fraude como los que han quedado patentes en los tribunales. 

[Podemos 'limpia' los territorios no afines: dimite el líder de Euskadi tras perder en primarias frente al aparato]

No es el único territorio que ha tratado de garantizar la limpieza del proceso. En octubre, la candidatura en las primarias canarias de la ex diputada y miembro de la dirección de Podemos Meri Pita ya pidió al secretario de Organización estatal, Alberto Rodríguez, ciertas garantías, solicitando el censo además de la información sobre los votos que fueran rechazados durante el recuento Aunque por entonces no había salido la sentencia que da por probado el amaño en el proceso, las sospechas ya sobrevolaban la organización. 

Ya en octubre la cúpula denegó ofrecer garantías sobre la limpieza del proceso interno, provocando la retirada de una candidatura en Canarias

Pita contaba hasta hace poco con la confianza de Pablo Iglesias: concurrió en sus listas para la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal, donde fue elegida miembro de la dirección de Podemos. Sin embargo, la cúpula morada apoyó a la candidatura rival con el objetivo de afianzar su poder. 

Pita, después de que le denegaran estas garantías, se retiró del proceso de primarias: "La transparencia, democracia interna y neutralidad son irrenunciables (...). Sin la presencia de esas señas de identidad en un proceso de primarias, no hay cabida al debate ni a las votaciones. Al menos no en Podemos", apuntaron desde su candidatura entonces. 

[La primera condena a Podemos por amañar primarias abre la veda a un aluvión de denuncias]

Las dudas sobre la limpieza ya estaban en verano, cuando cuatro territorios amagaron con ir a los tribunales ante las "irregularidades" del proceso, tal como contó LPO. Ahora las sombrsa se hacen más acusadas después de que el pasado 28 de diciembre, el juez de primera instancia José-Ramón Manzanares Codesal emitiera un auto condenatorio contra la formación. En él anulaba los resultados de la votación telemática que eligió las listas para las elecciones municipales de 2019 en la localidad de Villalba (Madrid) por "manipular" el proceso, asegurando que "vulneró el artículo 23.2 de la Constitución, alterando el resultado de las urnas". 

Entre los episodios recogidos por el magistrado, destaca el hecho de que votaron varias personas que luego no figuraban en el censo; a esto habría que sumar la propia negativa de Podemos de proporcionar el censo de militantes a las candidaturas que lo solicitaron. "La no entrega del 'censo definitivo' ha de interpretarse según las reglas de la sana crítica como un hecho negativo de falta de transparencia, que confiere fuerza a las críticas vertidas tanto por el actor y como por el fiscal", rezaba el escrito.  

[Impugnan las primarias de Podemos en cuatro regiones ante la sospecha de fraude]

Estas prácticas habían ido encaminadas a favorecer a la lista oficialista y avalada por la dirección de Pablo Iglesias. En los últimos años, la cúpula de Podemos ha ido recuperado peso en los territorios a base de deponer a los líderes territoriales mediante la apertura de primarias, colocando gestoras en las mayoría de federaciones y situando después a candidatos satélite de Madrid. Unos candidatos que reciben el espaldarazo expreso de la dirección y que en los últimos procesos se han hecho con el poder. Estos resultados quedan ahora en cuestión tras destaparse el fraude de las votaciones, y ya se han anunciado una cascada de denuncias sobre ellos que podrían afectar al mismísimo líder del partido, después de que una corriente haya anunciado que impugnará su reelección en la Tercera Asamblea Estatal. 

En Podemos Navarra, una de las personas que suenan como aspsirante a dirigir el partido es Idoia Villanueva, actual eurodiputada y senadora por designación autonómica hasta 2019. Otro de los nombres posibles era el de Ione Belarra, aunque su cargo en la Secretaría de Estado para la Agenda 2030 podría complicar su salto. 

La eurodiputada Idoia Villanueva, que podría aspirar a liderar Podemos Navarra

En el partido navarro quieren evitar las suspicacias en torno a la limpieza y aseguran que, de pedirlo alguna de las candidaturas concurrentes en las nuevas primarias, será la actual dirección la que exija a la cúpula del partido en Madrid las pruebas de limpieza del proceso. En este punto, adelantan que habría dos factores determinantes para poder garantizar su buen desarrollo. 

Uno será precisamente el censo de personas que pueden emitir su voto, un asunto ya abordado en la sentencia. Pese a que Podemos nació como el partido de la transparencia, esta valiosa información sólo está en poder de la Secretaría de Organización central, en Madrid. Una de las críticas más repetidas entre las federaciones a distinto nivel territorial pivota precisamente sobre este punto, ya que es habitual que la formación morada rechace estas peticiones y deniegue el acceso a una información crucial para la validación de resultados. 

El censo y la posibilidad de asistir al recuento de votos serán dos de las exigencias que planteará la federación para asegurarse de la limpieza

Otro de los puntos que se pedirán a la SOE -secretaría de Organización Estatal- será la posibilidad de participar en el recuento de las votaciones, una práctica que es habitual en los procesos electorales a través de los apoderados o interventores. En este caso, al tratarse de votaciones telemáticas adquiere una especial relevancia, puesto que una de las principales acusaciones que pesan sobre el partido es que durante el proceso revisión de los votos, "desaparecen" algunos de ellos que no son favorables a la candidatura avalada por la dirección, o que se incluyen discrecionalmente los apoyos de personas que ni siquiera están en la formación. 

Votaciones sin auditoría externa

Las sospechas aumentan más aún teniendo en cuenta que son los propios trabajadores de Podemos, cuyo sueldo depende directamente de Pablo Iglesias y su núcleo duro, los que revisan estas votaciones. Hasta 2017 Podemos contaba con auditores independientes para supervisar estas votaciones, pero el partido prescindió de sus servicios después de que una de estas empresas, Openkratio, denunciara irregularidades. 

Desde entonces, utilizan el sistema de emisión de votos nVotes como un mero mecanismo, pero la supervisión recae sobre un equipo de trabajadores del partido previamente formados que están bajo la dirección del actual Responsable de Datos del partido, Raúl Carballedo, uno de los abogados de Podemos salpicados por la polémica del caso Dina. Es el responsable de Datos, que sustituyó a José Manuel Calvente tras su salida a finales de 2019, quien estaría cribando los votos para aumentar los favorables a las listas oficialistas, denuncian fuentes del partido, en un intento por aumentar el control sobre toda la estructura orgánica e institucional de la formación. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.