EEUU
Vox, el único partido que evita condenar abiertamente el asalto al Capitolio
La formación de Santiago Abascal mantenía hasta ahora una alianza estratégica con todavía presidente de EEUU y defendió la tesis electoral de Donald Trump

Vox se convierte en el único gran partido de ámbito nacional que no ha condenado abiertamente el asalto de los simpatizantes de Donald Trump al Capitolio estadounidense durante la sesión que ratificaba la victoria de su contrincante demócrata, Joe Biden. El episodio, que obligó a desalojar el recinto y que se saldó con la vida de al menos cuatro personas, ha sido rechazado de forma rotunda por los partidos de Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, pero también por los partidos de derecha, PP y Ciudadanos. 

Sin embargo, los de Santiago Abascal han optado por mantener su alineamiento hacia el todavía presidente de EEUU y se han limitado a asegurar que " la situación en EEUU es extremadamente grave desde hace meses. "Espero que se restaure el orden que nunca debió verse perturbado de esta forma", es lo máximo que ha llegado a asegurar el líder de Vox en su cuenta de Twitter, donde ha aprovechado el suceso para cargar contra la izquierda, comparándolo con el 1-O o con el movimiento de 'Rodea el Congreso', por el que los diputados de Podemos promovieron una manifestación en los alrededores del Parlamento. 

Un dirigente municipal del partido, el candidato a la Alcaldía de Logroño por Vox, Adrián Belaza, aseguró este miércoles que lo ocurrido se trataba de una lucha "del valiente pueblo americano por preservar la democracia y que se demuestre un faude electoral cantado". "Ni golpe de Estado en Estados Unidos como los progres entre lágrimas lloran ahora mismo ni nada que se le parezca. Se está luchando por parte de una gran parte del valiente pueblo americano por preservar la DEMOCRACIA y que se demuestre un fraude electoral cantado", defendió en un mensaje en Twitter que eliminó horas más tarde. 

Desde su irrupción a nivel nacional el pasado año, Vox se ha cobijado bajo el ala trumpista en cuestiones internacionales. Así, pidió al Gobierno romper con la OMS cuando el presidente de EEUU hizo lo propio, no dudó en acusar a China de ser el responsable de la expansión del coronavirus; también defiende el mismo nacionalismo económico que Trump impuso en norteamérica, exhibiendo una postura antieuropeísta y llegando a instar a Pedro Sánchez a que evitara confrontar con el líder republicano.  "Usted dijo que había que combatir a Trump, ¿usted se da cuenta de las consecuencias de combatir al presidente de EEUU en en cuestión de aranceles?", reprochó en mayo el líder de Vox desde la tribuna parlamentaria. 

La alianza no es nueva. Ya en marzo Vox tenía previsto realizar un acto en Nueva York que tuvo que ser cancelado debido a las protestas. Por entonces, Donald Trump intercedió por el partido de Abascal  cediéndoles un local situado en Rockefeller Center. Un ofrecimiento que agradecían desde la propia cuenta oficial de Twitter del partido en Miami.

Vox también ha respaldado a Trump en los momentos más duros, después de las elecciones que dieron la victoria a Biden y que son todavía cuestionadas por el presidente estadounidense. Desde la formación española también han alimentado las dudas sobre el proceso electoral.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.