Discurso del Rey
Felipe VI oficializa su ruptura con Juan Carlos I para preservar la Corona
Afirmó que los principios morales y éticos están por encima de consideraciones "personales o familiares" y defendió el "espíritu renovador" de su Jefatura del Estado

Hay un antes y un después del discurso de Nochebuena pronunciado por Felipe VI este 24 de diciembre. El Rey ha oficializado ante los españoles que antepondrá la Corona a consideraciones "personales o familiares", en clara referencia a su padre, Juan Carlos I. Ratificó además la ruptura con el reinado de su progenitor reivindicando el "espíritu renovador" de su Jefatura del Estado.

Era el discurso más esperado en los últimos años por todo lo ocurrido en torno a la figura del Rey Emérito. Y, aunque fue en el tramo final del mensaje a los españoles, Felipe VI dejó clara su postura: la institución está por encima de la familia.

En ese sentido, el Rey recordó que ya en su proclamación en 2014, se refirió a "los principios morales y éticos que reclaman a nuestras conductas". Unos principios, añadió, que "nos obligan a todos sin excepciones"; y que "están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales o familiares".

Ya en 2014, en mi Proclamación ante las Cortes Generales, me referí a los principios morales y éticos que los ciudadanos reclaman de nuestras conductas. Unos principios que nos obligan a todos sin excepciones; y que están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales o familiares

Felipe VI, además, enfatizó que esa ha sido su postura desde que llegó al trono: "Lo he defendido siempre, en coherencia con mis convicciones, con la forma de entender mis responsabilidades como Jefe del Estado y con el espíritu renovador que inspira mi Reinado desde el primer día".

Un 2020 "muy duro y difícil"

Antes de defender su posición frente a las investigaciones judiciales que afectan a su padre, el Rey Emérito, Felipe VI inició su discurso recordando a los españoles fallecidos por la Covid-19 a lo largo de este 2020, un año "muy duro y difícil" en el que el virus "ha irrumpido en nuestras vidas trayendo sufrimiento, tristeza y temor".

Pese a ello, el monarca quiso lanzar un mensaje de fortaleza a la ciudadanía: "La situación es grave. Pero, aun así, tenemos que afrontar le futuro con determinación y seguridad en nosotros mismos, en lo que somos capaces de hacer unidos, con ánimo y esperanza, con confianza en nuestro país y en nuestro modelo de convivencia democrática".

Felipe VI añadió, en este sentido, que "tenemos motivos para ello", porque "a lo largo de las últimas décadas, ante dificultades también graves, siempre hemos sido capaces de superarlas". Quiso reconocer, en este punto del discurso, el trabajo de los científicos para el "desarrollo de las vacunas que están en marcha y nos ofrecen una gran esperanza", y también el de los sanitarios.

A estos últimos, el Rey les agradeció "su enorme esfuerzo, su extraordinaria profesionalidad y su gran humanidad con los enfermos". El monarca recordó, además, que "hicieron frente a los primeros embates del virus en situaciones extremas y también de desbordamiento de nuestros hospitales". También les pidió que "mantengan todo el ánimo y fortaleza y que sigan cuidando de nuestra salud".

Defensa a las empresas y a la Constitución

Felipe VI tampoco pasó por alto la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, y advirtió de la necesidad de evitar que ésta se convierta en una "crisis social". Para ello, pidió "proteger a los más vulnerables y luchar contra las desigualdades que la pandemia ha creado o ha agravado". No obstante, destacó que "también será fundamental recuperar nuestra economía".

Para ello, añadió, será decisivo "fortalecer el tejido empresarial y productivo", así como "el reconocimiento y apoyo a nuestras empresas", y "la protección a nuestros autónomos y comerciantes".

Los "retos sanitarios y económicos", señaló, requieren de un "gran esfuerzo nacional", de una "sociedad fuerte" y de un "Estado sólido". Algo, afirmó, con lo que cuentan los españoles: "La pandemia nos ha revelado aspectos que necesitan ser mejorados, pero también nos muestra nuestras fortalezas como Estado avanzado. Lo hemos comprobado por ejemplo con la eficacia y entrega de nuestras Fuerzas Armadas, de nuestros Cuerpos de Seguridad, Protección Civil y servicios de Emergencias".

El Rey también destacó el "sistema de convivencia democrática" como una de las claves para salir de las fortalezas a contar para afrontar la actual crisis. Aprovechó, en este punto, para hacer una defensa férrea de la Constitución: "En un tiempo en el que la pandemia y sus consecuencias económicas y sociales provocan tanta incertidumbre, nuestra Constitución nos garantiza nuestro modo de entender la vida, nuestra visión de la sociedad y del ser humano".

La Constitución es el fundamento de nuestra convivencia social y política y representa, en nuestra historia, un éxito para la democracia y la libertad

En un tiempo en el que importantes formaciones políticas -incluido Unidas Podemos, integrante del gobierno de coalición-, piden una reforma del texto constitucional, Felipe VI quiso dejar clara su posición respecto a la Carta Magna: "Todos tenemos el deber de respetarla [...]. Es el fundamento de nuestra convivencia social y política y representa, en nuestra historia, un éxito para la democracia y la libertad". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.