La seguridad del 'rancho de Sánchez' cuesta al Estado más de 200.000 euros
Transición Ecológica ha adjudicado a una empresa extremeña el servicio de vigilancia de Quintos de Mora, la residencia empleada por el presidente para hacer jornadas de convivencia con sus ministros

La seguridad de la finca de Quintos de Mora, donde el presidente acostumbra a realizar jornadas de 'retiro' con sus ministros, costará a las arcas públicas 200.672,41 euros durante el próximo año. Así consta en el contrato adjudicado por el organismo autónomo Parques Nacionales a la empresa Seguridad Integral Secoex y publicado este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Se trata de un servicio de vigilancia 24 horas del recinto ubicado en Los Yébenes (Toledo), que sirvió el pasado mes de febrero como escenario de la primera reunión informal del Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos. En una larga jornada de trabajo se abordarán los proyectos legislativos del nuevo Ejecutivo que precisamente ahora están tensando sus costuras

[El Gobierno de coalición multiplica por seis el número de viviendas oficiales para ministros]

 El organismo Parques Nacionales depende del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que dirige la vicepresidenta Teresa Ribera. El contrato, adjudicado para un período de un año, salió a licitación el pasado mes de julio y ha sido formalizado hace escasos días. En total, se han presentado cinco ofertas. Finalmente, los trabajos han sido adjudicados "por haber sido la oferta con mejor relación calidad-precio, que cumple con las exigencias de los pliegos". 

Según consta en los mismos, las tareas serán realizadas por dos personas uniformadas en un turno de 24 horas durante todos los días festivos del año y turnos de 12 horas durante todos los días laborales del año. El turno comprenderá desde las 20:00 horas hasta las 8:00 horas del día siguiente. Asimismo, los vigilantes no irán provistos de arma reglamentaria. Además, la empresa adjudicataria deberá mantener el sistema de alarma existente en torno al edificio principal de la finca. Dentro de esas dependencias hay "mobiliario y obras de arte de elevado valor económico", se destaca. 

Entre las razones tomadas en cuenta para la adjudicación, se destaca que la empresa ganadora impartirá al personal un curso de flora y fauna mediterránea de 10 horas; un curso de prevención de riesgos de 8 horas; y un curso de legislación ambiental de 10 horas. Además, ofrece 200 horas extraordinarias de servicio de vigilancia y seguridad con carácter totalmente gratuito para Parques Nacionales. Por otro lado, se llevará a cabo la instalación de cuatro cámaras de videovigilancia adicionales a las ya existentes en el complejo.

El 'rancho de Aznar' 

El espacio adquirido por el Estado en 1942 había servido ya como punto de encuentro de Sánchez con los miembros de su primer gabinete en solitario en 2018. En total tiene 6.864 hectáreas y es propiedad de Patrimonio Forestal del Estado. A la finca se la conoce popularmente como el 'rancho de Aznar', pues fue allí donde el exjefe del Ejecutivo español recibía a mandatarios internacionales como el estadounidense George W. Bush o el británico Tony Blair. El espacio también fue empleado por el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero para verse, entre otros, con el expresidente brasileño Lula Da Silva.

Según el pliego de condiciones, se exige que la empresa adjudicataria aporte un vehículo todoterreno serigrafiado con el emblema de la compañía cuyo suministro de combustible y el mantenimiento correrán a cargo de la misma. Los vigilantes del espacio que Sánchez y los ministros tienen a su disposición para pequeños 'retiros' también deben contar con un teléfono móvil para "poder suministrar instrucciones de carácter confidencial o en aquellos momentos que no sea factible el uso de otros medios".

La empresa adjudicataria deberá aportar un vehículo todoterreno serigrafiado cuyo suministro de combustible y el mantenimiento correrán a cargo de la misma

Deberán tener a su disposición una linterna halógena de gran potencia y unos prismáticos de visión lejana, así como una cámara fotográfica para realizar instantáneas de aquellos aspectos relevantes respecto a denuncias u otros hechos que puedan suceder en el recinto. También deben contar con una 'minigrabadora'. 

Además, tendrán que recoger diariamente en un libro de tareas las realizadas en el día en que se preste. En ese documento deben incluir también el kilometraje realizado diariamente. Durante la vigilancia del contrato se contempla un kilometraje de 29.200 kilómetros anuales, que se deben repartir a lo largo del año (con una media de 80 kilómetros al día).

Falta de agentes

 Según consta en el pliego de prescripciones técnicas particulares, entre las principales funciones de los vigilantes están el control de entradas y salidas de personas con solicitud del DNI si es necesario; la identificación de personas en el interior del recinto; la retención de personas, poniéndolas a disposición de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad; el registro de personas ante indicios de comisión de actos delictivos; y la intervención en el supuesto de actos vandálicos, robo, intrusión, intento de acceso no autorizado. 

Asimismo, se argumenta que "la Administración carece de personal suficiente que pueda llevar a cabo el servicio" contratado, pues "desde hace años la plantilla de Agentes Medioambientales ha ido disminuyendo paulatinamente". Se indica que en los años ochenta el número de agentes ascendía a un total de ocho, "quedando en la actualidad únicamente dos agentes medioambientales y un guardaparques".  

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.