El PP rebajará la confrontación en Cataluña para marcar distancias con Vox
La campaña se centrará en la batalla fiscal y educativa frente a la subida de impuestos y la Ley Celaá del Gobierno. El partido llevará a presidentes autonómicos para reivindicar su gestión

Las próximas elecciones catalanas son una prueba de fuego para el centroderecha en España. Serán los primeros comicios en los que PP y Vox medirán sus fuerzas tras el distanciamiento declarado por parte de Pablo Casado durante la fallida moción de censura presentada por Santiago Abascal. Los dirigentes de ambas formaciones llevan semanas volcados en la precampaña de unos comicios que en el PP catalán aún dudan de que vayan a celebrarse el 14 de febrero. 

Mientras tanto, la maquinaria ha echado a andar y las líneas estratégicas comienzan a hacerse visibles en busca del voto que puede fugarse de Ciudadanos. La formación naranja, que fue la fuerza más votada en los comicios de 2017 con 36 diputados, podría registrar un serio retroceso. Y es ahí donde el PP pretende echar sus redes. Sin embargo, no podrá perder de vista el auge de Vox, al que los sondeos ya sitúan a esta última formación dentro del Parlament. 

La estrategia que marca la dirección catalana de Alejandro Fernández pasa por centrarse en la gestión de los populares y huir del debate más identitario, en el que los de Abascal se mueven a gusto. De momento, su candidato a la presidencia de la Generalitat llamaba este mismo lunes a la "convivencia" a través de una felicitación navideña en la que les desea "a todos sin excepción" una feliz Navidad y un próspero Año Nuevo. "Porque en Cataluña no podemos seguir llevándonos como el perro y el gato", enfatiza Fernández en el vídeo.  

Aprovecharán los de Casado para reivindicarse como un partido de gobierno con mando en varias Comunidades, tratando de exportar a Cataluña la batalla que despliegan contra el Ejecutivo central de PSOE y Podemos. Está prevista la participación en campaña de varios dirigentes regionales, entre ellos la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Esta última ya visitó hace unos días la ciudad condal en pleno debate abierto por la armonización fiscal de las autonomías que el Gobierno ha prometido a Esquerra impulsar a cambio de su apoyo a los Presupuestos de 2021.

Ya no son unas elecciones plebiscitarias, aquí importa el programa social y económico de cada partido

Las bajadas de impuestos y la defensa de la libertad educativa serán líneas fuertes de la campaña, donde se apelará a los problemas sectoriales que está provocando la pandemia, como los cierres en la hostelería. Entienden en la dirección del PP catalán que en esta campaña el debate 'independentismo sí' o 'independentismo no' ha perdido fuerza. "Ya no son unas elecciones plebiscitarias, aquí importa el programa social y económico de cada partido", añaden fuentes próximas al candidato a la presidencia de la Generalitat. 

Prueba de ello es la decisión de no concurrir de la mano de Cs, como sí ocurrió en el País Vasco. Hace escasas semanas la puerta de la alianza electoral quedó cerrada después de que la dirección de Génova diese 'largas' al partido de Inés Arrimadas por su acercamiento al Gobierno de Pedro Sánchez durante la negociación de los Presupuestos. Esto había agitado el temor en la dirección de Fernández a que su potencial electorado se sintiese confundido y acabase, en parte, echándose en brazos de Vox.

Boicot a la 'ley Celaá'

En la dirección del PP catalán insisten en que la 'pelea' no es con los de Abascal, quien usó la fallida moción de censura para promocionar a su candidato, Ignacio Garriga. Sin embargo, desde la dirección nacional siguen dejando recados a sus socios en varias de las regiones donde gobiernan. Gracias a las autonomías, el PP podrá 'plantar cara' al Gobierno de Sánchez intentando boicotear la aplicación de la nueva ley educativa. "Vox defendía la supresión de las Comunidades. 

Si no existieran, hoy todas tendrían que tragar con la ley Celáa. Gracias al PP, lo van a poder frenar", se jactaba este lunes el secretario general de los 'populares', Teodoro García Egea. Los populares desplegarán su particular lucha el texto normativo que elimina el carácter vehicular del castellano en la escuela.

[Casado insistirá a Sánchez en dejar fuera a Podemos del CGPJ]

Además de Ayuso, también está prevista la visita de otros barones autonómicos como el gallego Alberto Núñez Feijóo, el andaluz Juanma Moreno Bonilla, como reclamo para el voto de emigrantes gallegos y  andaluces. También participará en actos el alcalde de Madrid y portavoz nacional, José Luis Martínez Almeida. "Lo que queremos en otras autonomías, lo queremos para Cataluña", resumen fuentes de Génova sobre la estrategia de campaña. Sin ir más lejos, en una de sus recientes visitas para arropar a su candidato, Casado anunciaba que el programa incluiría una rebaja del tramo autonómico del IRPF, así como la bonificación de los impuestos como Sucesiones y Donaciones y Patrimonio.

Tanto en Génova como en el PP catalán aseguran estar "tranquilos" ante unos sondeos que prevén incluso que doblen el número de diputados

De momento, tanto en Génova como en el PP catalán aseguran estar "tranquilos" ante unos sondeos que prevén incluso que doblen el número de diputados, pasando de los cuatro actuales hasta los ocho o nueve. Así lo reflejaba, al menos, el último barómetro del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) de la Generalitat, conocido como el 'CIS catalán'. Sin embargo, esa misma encuesta otorga apenas dos asientos menos a los de Abascal. Estos últimos evitan en público hablar de 'sorpasso', aunque mantienen buenas expectativas. Queda por dirimir el papel que desempeñará Cayetana Álvarez de Toledo, actual diputada por Barcelona y enfrentada al presidente tras su cese como portavoz parlamentaria en el Congreso. Su presencia se da por descontada. Ella asegura que se volcará "en defensa del constitucionalismo y de un proyecto alternativo al nacionalismo".

Por su parte, la cúpula de Vox también está decidida a volcarse en la campaña. En los últimos días ha decidido incluso emplear la 'senyera', la bandera catalana en sus mítines. También hacen guiños con la lengua. "El catalán es tan español como el vascuence, el castellano, el valenciano o el balear. Vox por supuesto no renuncia a nada de eso y tampoco queremos que renuncie ningún español", sostenía este mismo lunes su portavoz, Jorge Buxadé, tras comenzar una rueda de prensa en la sede nacional del partido en ese idioma. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.