Empresas
El Ibex no logra rentabilizar 156.000 millones de inversión en América Latina
El lento crecimiento económico y la volatilidad de las divisas suponen un dilema para las grandes empresas españolas que llevan 30 años invirtiendo en Iberoamérica

No hace mucho tiempo desde que las empresas españolas desembarcaron en América, como si otra vez se tratara de la tierra prometida. Mediante enormes inversiones, las grandes compañías se lanzaban a sacar tajada de un mercado con más de 1.000 millones de habitantes mediante la apertura de nuevas filiales desde Alaska hasta la Patagonia. Treinta años después el panorama luce muy diferente.

Naturgy ha vendido el 96% de su filial de electricidad de Chile, BBVA se ha deshecho de su unidad de negocio en Estados Unidos. También se rumorea una posible salida del Banco Sabadell de México, mientras que Telefónica ha colgado el cartel de "se vende" a todas sus subsidiarias en países latinoamericanos excepto Brasil. Telefónica -que quizá había sido el mayor exponente de esa aventura internacional- anunció su salida de casi toda Latinoamérica en noviembre de 2019 con un plan de acción en el que apenas se han logrado avances significativos durante este año.

El salto a América fue el trampolín que permitió la transformación de las compañías españolas en grandes multinacionales. Argentina, Chile o México fueron en los noventa los países en los que comenzó esa expansión internacional. Luego les siguieron Colombia, Brasil y varios países centroamericanos. El dilema al que se enfrenta ahora el Ibex  35 es qué hacer con toda esa expansión al otro lado del Atlántico.

El dilema al que se enfrenta ahora el Ibex 35 es qué hacer con toda esa expansión al otro lado del Atlántico

En 1989, Telefónica fue la primera en incursionar en América Latina al lanzar una oferta de compra del 22% de Entel en Chile por 40 millones de dólares, dentro de un proceso de privatización de compañías públicas iniciado por el gobierno de Augusto Pinochet.

Luego siguió un torrente de inversión española en tierras americanas. Repsol se hizo con la petrolera estatal argentina YPF en 1999, año en el que Red Eléctrica comenzó operaciones en Perú, Chile y Ecuador. En el 2000, BBVA y Santander compraron los bancos mexicanos Bancomer y Serfín. Ese mismo año, ACS inició actividades en Chile.

Los dos bancos después entraron en Estados Unidos con la adquisición de Sovereign Bank, por parte de Santander, y de cuatro entidades por BBVA que luego se integraron bajo la marca ‘BBVA Compass'. Iberdrola incursionó en el mercado estadounidense en 2008 con la compra de Energy East.

Brasil también se convirtió en uno de los mercados favoritos para las empresas españolas debido a su enorme población de más de 209 millones de personas. El país con mayor número de lusos-parlantes cuenta con la presencia de Mapfre, DIA, Sabadell, Iberdrola, Santander y Telefónica, entre otras.

Christian Gebara, CEO de Telefónica Brasil.

Ibex 35: más de 156.000 millones invertidos en América Latina

En pocas décadas, España se ha convertido en el segundo mayor inversor en América Latina con una inversión acumulada de más de 156.000 millones de euros. Las compañías no están en situación de completa retirada, ya que muchos de estos mercados siguen teniendo un gran peso dentro de sus cuentas de resultados. De hecho, muchas subsidiarias siguen siendo excelentes negocios. México es la locomotora de BBVA, por ejemplo.

El crecimiento de América Latina ha sido inferior al de otros mercados emergentes. Entre 2000 y 2019, el PIB de América Latina y el Caribe subió un 150%, muy inferior al crecimiento del 890% que experimentó Asia Oriental y Pacífico durante el mismo periodo, de acuerdo con datos del Banco Mundial. También ha crecido más la región África Subsahariana, con un aumento de su PIB del 338% en las mismas fechas.

El crecimiento de América Latina ha sido inferior al de otros mercados emergentes. Entre 2000 y 2019, el PIB de América Latina y el Caribe subió un 150%, muy inferior al crecimiento del 890% que experimentó Asia Oriental y Pacífico durante el mismo periodo

Otro factor desalentador es la volatilidad de las divisas americanas, a excepción de los dólares estadounidenses y canadienses. En la última década, el peso argentino se ha depreciado un 1.766%, el colombiano un 80%, el mexicano un 48%, el chileno un 46%, el sol peruano un 17% y el colon costarricense un 10%. La debilidad de las monedas latinoamericanas es un dolor de cabeza constante en los resultados del Ibex 35, cuya solución es contratar caras coberturas de divisas conocidas como "currency hedging", o lograr que los ingresos crezcan por encima de la depreciación para así diluir el "efecto moneda".

También ocasionalmente aparecen nubarrones alrededor de la seguridad jurídica en algunos de estos países. Hace ocho años, el gobierno argentino de Cristina Fernández expropió YPF a Repsol y el boliviano de Evo Morales expropió la participación de Red Eléctrica en la empresa Transportadora de Electricidad. La presencia de Repsol en Venezuela, donde tiene activos por 239 millones al cierre de 2019, también podría los días contados si fuera objeto de las sanciones con las que Estados Unidos trata de asfixiar financieramente al gobierno presidido por Nicolás Maduro. 

Cristina Fernández de Kirchner.

Y, en México, la llegada en diciembre de 2018 del presidente Andrés Manuel López Obrador genera ciertas dudas sobre la estabilidad jurídica en un país que se había caracterizado por ofrecer un marco de inversión estable. La mano de López Obrador se nota sobre todo en materia energética para fortalecer a la eléctrica pública CFE en detrimento de la participación privada, algo que perjudica a las plantas de Iberdrola en el país.

Iberdrola, de hecho, es constantemente acusada durante las ruedas de prensa del presidente por haber sido presuntamente partícipe en unos supuestos casos de corrupción de los que López Obrador no da detalles. En medio de la polémica, la española decidió cancelar este año una inversión de 1.062 millones de euros para construir una central de ciclo combinado en Tuxpan, en el oriental estado de Veracruz. ¿Será esa decisión un punto de inflexión para el futuro de las españolas en México?


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.