Arrimadas buscará nuevos acuerdos con Sánchez en economía y sanidad
Tras el 'no' a los Presupuestos, Ciudadanos ve posible un entendimiento con el Gobierno para un rescate a empresas y autónomos afectados por la pandemia y una reforma sanitaria

La aprobación de los Presupuestos marcará un nuevo tiempo para Ciudadanos. Tras haberse mostrado dispuesta a negociar las cuentas públicas de 2021 hasta casi el final, la formación que dirige Inés Arrimadas busca ahora una estrategia para no quedar sumida en la irrelevancia política después de que el Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos se haya asegurado la aprobación de los PGE sin contar con los diputados naranjas. 

Pero, tras el anunciado voto negativo a los PGE, en la dirección de Ciudadanos están convencidos de que sus 10 escaños aún pueden seguir sirviendo para desplegar una "oposición útil para los españoles", especialmente en un tiempo marcado por la crisis sanitaria. Creen que su negativa a los PGE no supone un punto y final. Y en Moncloa cunde la misma opinión. 

[La suma propuesta por Arrimadas a la que Sánchez dijo 'no': 176 votos a favor sin ERC y Bildu]

"No es una estrategia partidista, es una actitud", insisten fuentes de la dirección de la formación naranja, que aseguran que la posición mantenida por Arrimadas "no era para el corto plazo". A nivel político, creen haber cumplido el objetivo de dejar en evidencia que Sánchez prefería decantarse por los partidos independentistas antes que por la formación centrista. 

Pero al mismo tiempo ven posible extender en el tiempo la táctica de negociar puntualmente medidas con el Ejecutivo para poder 'sacar la cabeza'. Aunque la estrategia aún está por definir, fuentes de la dirección ven posibilidad de acuerdo en materias de Estado, donde los socios de investidura de Pedro Sánchez o la parte morada del Gobierno de coalición "pueden fallar".

Insisten en que los estragos económicos que aún acarreará la pandemia les pueden brindar la oportunidad para continuar en el rumbo fijado hace meses con la intención de atraer al elector más centrado. Máxime, en un momento en el que el PP ya trabaja para absorber buena parte de la bolsa de votantes de Cs. Desde la dirección de Arrimadas apelan ya al caladero del PSOE: "Ciudadanos es la única opción de centro, moderada y progresista que cree en la unidad de España", decía este lunes su portavoz en el Congreso, Edmundo Bal.

Consideran posible hacer valer sus votos a la hora de tomar a medidas en el ámbito económico, como el "rescate de empresas" afectadas por la pandemia sanitaria. Asimismo, consideran posible jugar un papel importante a la hora de definir "reformas en materia sanitaria". Como ejemplo de esa estrategia negociadora ponen el hecho de haber conseguido del Gobierno el desarrollo de la tarjeta única sanitaria, a través de una enmienda en los PGE. 

[Arrimadas anuncia el "no" de Ciudadanos a los PGE y acusa a Sánchez de "ir de la mano de Otegi"]

La propia Arrimadas se congratulaba este martes de que gracias a su actitud, finalmente los Presupuestos de 2021 "son un poco menos malos". Sin embargo, el Gobierno rechazó incluir en el proyecto presupuestario dos de sus propuestas económicas, que pasaban por ayudas directas a pymes y autónomos y una prestación para las familias que tienen que cuidar a sus hijos en cuarentena.  

Elecciones en Cataluña

Al margen de eso, aún existen puntos de choque con el Ejecutivo, como la eliminación del castellano como lengua vehicular en la nueva ley de Educación, que aún tiene que ver el Senado y volver al Congreso. La formación naranja dice tener esperanzas de poder introducir cambios o, al menos, dar la batalla contra una medida que entra en conflicto con sus principios fundacionales.

Y precisamente la carrera hacia las urnas en Cataluña será dura. Todas las encuestas apuntan a un desplome el próximo 14 de febrero respecto a las anteriores autonómicas de 2017, en los que fueron el partido ganador. Varios dirigentes consultados dan por hecho que el resultado, "sea el que sea, no será bueno", aunque confían en que no sea tan malo como pronostican algunos sondeos. 

A esa cita electoral no acudirán de la mano del PP, después de que Pablo Casado rechazase repetir la experiencia vasca de acudir en coalición. De momento, en varias Comunidades autónomas donde gobiernan los socialistas, la formación naranja se ha mostrado dispuesta a negociar las cuentas públicas regionales para introducir sus propias medidas. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.