El Covid en las FFAA: incumplimiento de protocolos, escasez de PCR y aislamientos incompletos
Defensa tiene cuantificados más de 1.100 positivos, pero los militares denuncian que las cifras son más elevadas

Las Fuerzas Armadas también sufren en sus propias filas la crisis del coronavirus. El trabajo diario en el seno de los tres ejércitos también se ha visto marcado por la expansión de la pandemia y por el repunte de los contagios. "Nos llegan noticias muy preocupantes. Las cifras no se corresponden con las que ofrece Defensa", dice el presidente de la Asociación de Tropa y Marinería (ATME), Marco Antonio Gómez. 

La semana pasada, según datos del Estado Mayor de la Defensa a los que tuvo acceso LPO, había algo más de 1.100 casos confirmados por PCR dentro de las Fuerzas Armadas y unos 3.000 militares sospechosos en situación de aislamiento. Pero las asociaciones militares coinciden en que la incidencia de la pandemia entre sus filas puede ser mayor. 

[Defensa tiene registrados 1.117 contagiados por Covid en las Fuerzas Armadas]

Desde que comenzó la pandemia, todas han trasladado las quejas que reciben al Ministerio que dirige Margarita Robles. Reconocen que desde ese departamento se ponen en marcha medidas para atajar las situaciones más preocupantes, aunque creen que falta velocidad en la respuesta. Las principales quejas surgen por la falta de pruebas PCR para detectar los positivos, por el incumplimiento del protocolo en algunas unidades y hasta por la manera en que se deciden y realizan los aislamientos. 

"Hay compañías enteras donde están casi todos infectados" y en las que "no se ha realizado PCR a ninguno de sus miembros" denuncia Marco Antonio Gómez (ATME). "Si se tiene que cerrar el cuartel, que se cierre. Pero ningún mando quiere hacerlo", enfatiza. En las últimas semanas ha habido brotes en la Academia General Militar (Zaragoza), con cuyos cadetes contactó la propia Robles para mostrarles su apoyo. También en la Academia Básica del Aire (León) o en el cuartel del Ejército en Mungia (Vizcaya).

En la misma línea que  Gómez apunta Jorge Bravo, portavoz de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME). "Las aseguradoras [que tienen convenio con Defensa] ponen pegas por todos lados. Estamos teniendo muchos problemas porque no quieren hacer las PCR. Y, si al final la hacen, ha pasado mucho tiempo", explica. En muchos casos, son los afectados quienes acaban sufragando de su propio bolsillo la realización de los test.  

Protocolos incumplidos

Pero los protocolos establecidos por Defensa para evitar los contagios tampoco convencen. Y no tanto por un mal diseño, sino porque no todas las unidades los cumplen. "En función de cómo se usen esas medidas son eficaces o no", considera el presidente de la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFASPRO) Miquel Peñarroya. "En unas se cumplen a rajatabla y, en otras no", reconoce. 

[Defensa no contempla una 'paga extra' para los 2.000 rastreadores de las Fuerzas Armadas]

Sin embargo, otras asociaciones dicen que en algunas maniobras las medidas de distancia interpersonal brillan por su ausencia. "Cada unidad hace básicamente lo que puede", explica Francisco Bellón, presidente de la Unión de Militares de Tropa (UMT). Algunas llegan a trasladar hasta a 800 personas en los ejercicios de entrenamiento para poner a punto sus capacidades operativas. 

Las asociaciones ponen el foco además en la forma en que se llevan a cabo los aislamientos del personal sospecho de tener coronavirus. Unas unidades aíslan a los militares hasta comprobar si tienen síntomas, mientras que en otras se les traslada a residencias de los ejércitos para cumplir la cuarentena. "Hay un protocolo establecido, pero llevarlo a la práctica es inviable", considera Bellón. 

"En teoría, tendría que aislarle a los contactos, pero queda a criterio de los mandos", remarca Gómez (ATME), que ha recibido quejas de presiones de los mandos para no abandonar las unidades a pesar de haber estado en contacto con contagiados. 

Para la lucha contra la pandemia, Defensa ha formado en los últimos meses a más de 6.000 soldados para ejercer funciones de rastreadores de contagios en la sociedad civil, que ha puesto disposición de las Comunidades Autónomas. "¿Por qué no se rastrea a los propios militares?", se pregunta Gómez. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.