Operación Kitchen
El juez de la Kitchen requisará el móvil de Fernández Díaz si no lo entrega
El ex ministro aseguró que los mensajes con su número dos habían sido manipulados y el magistrado pidió que entregase su teléfono para comprobarlo. La Audiencia Nacional todavía no lo ha recibido

García Castellón no se cree a Fernández Díaz después del careo con su ex número dos y le requisará el teléfono móvil si no lo entrega voluntariamente. El pasado viernes 13 se celebró el careo entre el ex ministro del Interior y Francisco Martínez, en una cita judicial de la que el juez que investiga la operación Kitchen esperaba que sirviese para dilucidar cuál de los dos decía la verdad después de que sus declaraciones fuesen completamente contradictorias: Martínez aseguró que Fernández Díaz era conocedor del espionaje a Luis Bárcenas e incluso aportó mensajes que lo probaban, mientras que el ex ministro negaba la mayor. Cara a cara ninguno de los dos modificó un ápice su versión de los hechos y Jorge Fernández Díaz aseguró que los mensajes mostrados por Francisco Martínez estaban manipulados. ¿Quién fue más convincente para el juez? Fuentes cercanas a García Castellón aseguran que su insistencia para que el ex ministro del PP entregue su teléfono móvil "lo dice todo".  Hasta el momento, el dispositivo no ha llegado a las dependencias de la Audiencia Nacional.

[ Qué busca el juez García Castellón con el careo entre Fernández Díaz y Francisco Martínez]

El careo entre los dos ex altos cargos del Ministerio del Interior fue tenso. Sobre todo porque Fernández Díaz negó la existencia de los mensajes que aportó Francisco Martínez, en los que quedaría patente que el ex ministro conocía la Operación Kitchen y que dio órdenes para obtener información a través de ella. Fernández Díaz aseguró frente al juez que los mensajes "están manipulados" y que no salieron de su teléfono móvil. 

"¿Me estás acusando de cometer un delito?" le espetó el ex secretario de Estado de Seguridad al que fuera su jefe en el Ministerio, defendiendo la veracidad de unos mensajes que tiene registrados ante notario. Una decisión que tomó, según él, tras verse "solo" y sin el apoyo del PP. Durante el careo, Fernández Díaz insinuó que el notario que levantó el acta notarial sobre los mensajes y el propio Francisco Martínez eran amigos y puso en duda el documento.

Si no lo entrega habrá que entrar y cogerlo, porque analizar el teléfono de Fernández Díaz es el próximo paso de la investigación

 Fernández Díaz no solo niega la existencia de los mensajes, sino también que tuviese conocimiento de la operación de espionaje a Luis Bárcenas financiada con fondos de Interior para conseguir la información comprometedora que el ex tesorero del PP pudiese tener sobre el partido. El ex ministro volvió a repetir frente al juez, apenas dos semanas después, que se enteró de la Kitchen por la prensa. 

Pero para García Castellón, su declaración no es del todo convincente y por segunda vez volvió a pedirle que entregase su teléfono móvil para comprobar que los mensajes no fueron enviados desde ese terminal. "Si no lo entrega habrá que entrar y cogerlo", aseguran fuentes cercanas a la investigación, que atestiguan también que analizar el teléfono de Fernández Díaz, se llegue a él con colaboración o no, es "el próximo paso" que quiere dar el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional.

Fernández Díaz, se queda

El requerimiento para entregar el dispositivo se hizo oficial el pasado viernes durante el careo, pero el ex ministro aseguró que había cambiado de teléfono. No es la primera vez que García Castellón le pide el terminal: en el mismo auto que emitió para citarles al careo el pasado 3 de noviembre el magistrado ya solicitó a Fernández Díaz que pusiese su móvil a disposición de la Audiencia Nacional para que fuese analizado. Desde el entorno del juez aseguran que esta insistencia no es más que el reflejo de la desconfianza que le genera el testimonio del ex ministro del Interior durante el primer Gobierno de Rajoy. 

 Francisco Martínez,  ex secretario de Estado de Seguridad.

Por el momento, Jorge Fernández Díaz no se lo va a poner fácil la juez. El móvil no solo no ha sido entregado sino que además este mismo lunes su defensa ha presentado una queja al magistrado para que requise también el teléfono de Francisco Martínez. El abogado del ex ministro cree que debería ser él quien pruebe la veracidad de los mensajes y no al revés. Además, pide que si se analiza el dispositivo se garantice la seguridad y confidencialidad del contenido que se pueda ver en él, habida cuenta de que se trata del móvil de alguien que ostentó durante 5 años el cargo de ministro: en el dispositivo podría haber información comprometida o de carácter confidencial. Según la defensa de Fernández Díaz este es el motivo que justifica los recelos del ex dirigente del Partido Popular a entregar su teléfono móvil. 

Hasta el momento la única colaboración que ha habido en este sentido por parte del ex ministro se produjo el 30 de octubre. Ese día Fernández Díaz declaró ante el juez y, voluntariamente, dejó que se analizase su teléfono móvil, con el inconveniente de que no se trataba del mismo dispositivo que tenía en la época de la Operación Kitchen. Solo sirvió para comprobar que la forma de escribir no era la misma. Para García Castellón no es suficiente y quiere el terminal antiguo para que arroje luz sobre quién miente: Fernández Díaz o Francisco Martínez.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.