Casa Real
Villar Mir y Sanginés-Krause, dos amigos de Juan Carlos I unidos por el resort Mayakoba en Rivera Maya
El lujoso complejo podría estar bajo la lupa de las investigaciones en contra del rey Juan Carlos I que realiza el fiscal suizo Yves Bertossa

Un resort en Rivera Maya une los nombres de Juan Miguel Villar Mir y Allen Sanginés-Krause, dos empresarios amigos del rey emérito Juan Carlos I de España. Se trata de Mayakoba, un lujoso recinto en el paradisiaco caribe mexicano que OHL desarrolló en 2005 y que vendió en 2016 a la empresa RLH Properties, entonces controlada por el fondo de inversión BK Partners.

El mexicano Sanginés-Krause es socio de BK Partners, mientras que Villar Mir controló OHL hasta mayo, cuando los hermanos Amodio se convirtieron en los socios de referencia de la constructora. Actualmente, los Amodio tienen un 25% de OHL, mientras que un 14,6% es de Villar Mir.

[Podemos aprovecha los nuevos escándalos de Juan Carlos I para presionar al PSOE]

Mayakoba es un espectacular complejo en Rivera Maya que cuenta con cuatro hoteles de la cadena Hyatt (Rosewood, Banyan, Fairmont y Andaz) y un campo de Golf llamado El Camaleón. Está ubicado en la entrada norte de Playa del Carmen y se tarda unos 40 minutos en coche desde Cancún.

El lujoso resort podría estar bajo la lupa de las investigaciones en contra del rey Juan Carlos I que realiza el fiscal suizo Yves Bertossa. En 2009, Álvaro de Orleans habría ingresado 4,7 millones de dólares en la Fundación Zagatka por haber intercedido en la compra de OHL de unos terrenos en Playa del Carmen, según un reportaje publicado en mayo por Okdiario, citando documentos judiciales.

Resort Mayakoba en Riviera Maya.

No se detalla a qué corresponden esos terrenos, pero el diario especula que podrían ser parte de Mayakoba en un reportaje que recoge las declaraciones que hizo Álvaro de Orleans -primo de Juan Carlos- al fiscal Bertossa en 2018, después de haberse publicado las supuestas grabaciones de Corinna Larsen en las que señalaba a Álvaro de Orleans como uno de los testaferros del ex rey.

Zagatka es la fundación que supuestamente usó Juan Carlos I para cobrar comisiones durante casi dos décadas, de acuerdo con varios reportajes de investigación. Públicamente, Álvaro de Orleans ha negado ser testaferro del rey emérito, sin embargo, ha admitido que la cuenta de Zagatka pagó muchos vuelos a Juan Carlos I y Corinna entre 2007 y 2018, además de algunos regalos.

Juan Carlos I nombró marqués a Villar Mir en 2011, dos años después de que Zagakta ingresara los 4,7 millones de dólares (casi 4 millones de euros) por la supuesta intermediación para que "una empresa española de nombre Huarte" comprara los terrenos en México, según la declaración de Álvaro de Orleans. En el momento del pago (2009) ya no existía "Huarte": fue absorbida 10 años antes por Obrascón de Villar Mir. El nombre "OHL" es por la unión de las constructoras Obrascón, Huarte y Lain.

Mayakoba, el vértice que cierra el triángulo ‘Juan Carlos-Villar Mir-Sanginés'

En medio de todo el revuelo, Villar Mir ha afirmado sentirse "víctima" de una "campaña de descrédito" por las informaciones "falsas" que se están publicando en su contra, además de defender su estrecha amistad con Juan Carlos I "sin ningún contenido económico personal".

También asegura que no existe relación entre Zagatka y OHL porque Álvaro de Orleans alega que fue contratado por Huarte, una empresa que ya no existía en 2009. "La actuación de OHL en Mayakoba se inició después, cuando Huarte había dejado de existir, tras haber comprado todos los terrenos sobre los que luego se desarrolló Mayakoba", dice Villar Mir. Huarte se fusionó con OHL en 1998.

Sobre el mexicano Sanginés-Krause, dice que sólo le ha saludado en dos ocasiones cuando OHL ya había acordado vender el resort a RLH Properties. En su declaración, Villar Mir dice que dejó la presidencia de la constructora en junio de 2016, mientras que el acuerdo para vender Mayakobá añ fondo RLH se anunció públicamente en diciembre de ese mismo año.

El Rey Juan Carlos, con Allen Sanginés-Krause.

Entre 2016, Sanginés-Krause ya habría estado pagando presuntamente varios gastos del ex monarca y otros miembros de su familia. La Fiscalía del Tribunal Supremo investiga el uso que hizo Juan Carlos I y sus familiares entre 2016 y 2018 de unas tarjetas de crédito supuestamente vinculadas a Sanginés-Krause, cuando ejercía como presidente de RLH. Este fondo que también es dueño desde 2018 del hotel cinco estrellas Villa Magna en Madrid.

Entre otros gastos, Sanginés podría haber pagado estancias en el exclusivo hotel londinense The Connaught, o la compra y mantenimiento de una yegua de competición para Victoria Federica, la hija de la Infanta Elena con Jaime de Marichalar, de acuerdo con un reportaje de El Confidencial.

La empresa de Sanginés BK Partners ya no tiene participación en RLH desde marzo de este año. Fue entonces cuando vendió su 21,2% en RLH a CHAPF Holdings, un vehículo controlado por la familia mexicana Chico Pardo. Fernando Chico Pardo es uno de los hombres más ricos de México y tiene importantes en el sector turístico. Es presidente de ASUR, un gigantesco operador de aeropuertos en Latinoamérica.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.