PSOE
Ábalos llamó a los barones críticos para frenar la crisis interna tras la negociación con Bildu
El secretario de Organización confirma conversaciones con Vara y Page y advierte que "el Gobierno no puede renunciar a los votos de nadie"

El Gobierno y el PSOE llevan días recibiendo críticas, de todos los frentes posibles, tras sentarse a negociar con Bildu y lograr que el partido abertzale votara en contra de las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos. En Ferraz no dan importancia a las acusaciones del PP o de antiguos cargos socialistas, como Alfonso Guerra, pero sí se ha trabajado por mantener la unidad dentro del partido. Por ese motivo, José Luis Ábalos llamó a los barones críticos para templar los ánimos a nivel interno y zanjar la crisis.

Javier Lambán, Guillermo Fernández Vara y Emiliano García-Page expresaron públicamente, y a las claras, su malestar por las conversaciones entre el PSOE y Bildu. La reacción del secretario de Organización del Partido Socialista fue descolgar el teléfono para hablar con los líderes regionales y otros cargos orgánicos, con el objetivo de explicar la posición de la ejecutiva federal y, sobre todo, llegar a un punto de entendimiento que diera por terminada la polémica.

[Ministros del PSOE justifican el pacto con Bildu pero piden no regodearse]

Tal y como ha explicado José Luis Ábalos en Ferraz, "he hablado con todos ellos, y todos ellos han expresado que entienden la realidad del país, y no tienen ninguna intención de ser utilizados por los que quieren atacar al Gobierno". Sobre las palabras del ex ministro Alfonso Guerra, ha asegurado que "como todas las declaraciones las respetamos", pero ha remarcado las diferencias entre el contexto político existente cuando él estaba dentro del Ejecutivo de Felipe González y el actual: "Las realidades y las responsabilidades a la hora de actuar son otras".

A lo largo de toda la comparecencia de prensa en la sede nacional del partido, posterior a la reunión de la comisión ejecutiva federal, el secretario de Organización ha insistido, una y otra vez, que el PSOE no ha alcanzado ningún acuerdo con Bildu. Ha recordado que únicamente ha habido contactos como con el resto de formaciones políticas que expresaron su voluntad de votar en contra de las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado.

]Pedro Sánchez aprovechará el Covid para posponer el debate sobre su liderazgo en el PSOE]

El también ministro de Transportes ha dado mucha importancia a esa votación, destacando que 198 diputados, pertenecientes a 12 formaciones políticas, votaron en contra de las enmiendas a la totalidad. Ahora, recordó, se abre una nueva negociación para debatir las enmiendas parciales antes de la votación final del proyecto de ley, y fijó la posición del PSOE al respecto: "Los españoles se merecen que los partidos aparten sus diferencias. El debate de los Presupuestos puede ser una oportunidad histórica para orillar nuestras diferencias".

En este punto, aprovechó para pedir a Casado que "cumpla con su compromiso de moderación y se sume al debate" y, además, lanzó una advertencia respecto a los apoyos que pueda recibir el Ejecutivo, incluidos los de Bildu: "El Gobierno no puede renunciar a los votos de nadie, porque hay un bien mayor que es España".

El Gobierno no puede renunciar a los votos de nadie, porque hay un bien mayor que es España

  José Luis Ábalos no perdió la oportunidad de recordar las declaraciones de hace años de Javier Maroto, el actual portavoz del PP en el Senado, cuando apostó por el diálogo con Bildu cuando estaba al frente del Ayuntamiento de Vitoria. En ese sentido, acusó al principal partido de la oposición de querer restar legitimidad al proyecto de Presupuestos del Gobierno y, a la vez, "distraer la atención" de otras cuestiones, como el careo entre el ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz con su antiguo número dos en la Audiencia Nacional por su implicación en el caso Kitchen.

Preguntado por LPO sobre los plazos para poner en marcha la comisión de investigación en el Congreso de esta trama de corrupción que afecta al PP, y si el PSOE estaría dispuesto a que el ex comisario Villarejo fuera uno de los comparecientes, como exigen desde Unidas Podemos, el secretario de Organización eludió la cuestión, afirmando que ese asunto era competencia del Grupo Parlamentario Socialista.

Sí respondió, en cambio, a la pregunta de este medio sobre los plazos para aprobar la Ley de Vivienda y si ésta podrá presentarse en un Consejo de Ministros antes de Navidad. Sobre este asunto, afirmó que existe el acuerdo de llevar el texto a Consejo de Ministros "en los próximos tres meses", para evitar conductas como la de la Comunidad de Madrid, que "vende parques de vivienda pública a los fondos buitre". 

Cuestionado también por la paralización de todos los desahucios durante el estado de alarma, tal y como reclama Podemos, afirmó que ya existió una acción del Gobierno en este sentido con el estallido de la pandemia y que ahora el objetivo es "plantearnos qué pasa con las personas que ya eran vulnerables antes del estado de alarma". Ese "esfuerzo", no obstante, "debe ser consensuado con las comunidades autónomas y las instituciones de Justicia. Hay que hacerlo así para que exista seguridad jurídica".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.