Economía
Mutua Madrileña: una acción integral frente al Covid-19
Ayudas a clientes, empleados y a las personas más desfavorecidas. Compras de material médico en el peor momento e impulso a planes de investigación

Mutua Madrileña y su fundación han puesto en marcha un paquete integral de medidas de asistencia social para paliar los efectos del Covid-19; en un movimiento de 360 grados; que abarca casi todos los sectores y los colectivos más vulnerables de la sociedad. Sin olvidar, por supuesto, a sus asegurados, proveedores, los sanitarios y sus propios empleados. El importe total destinado a estas medidas alcanza los 50 millones de euros.

Cuando la situación era más acuciante, se adquirieron 21.000 test y 65.000 mascarillas, entregadas al Ayuntamiento de Madrid. 

En los primeros días de la crisis, cuando la falta de material sanitario era manifiesta, el Grupo Mutua destinó 300.000 euros para financiar tres iniciativas concretas. A través de la Fundación Mutua Madrileña, la aseguradora adquirió directamente al fabricante 21.000 test de diagnóstico rápido del Covid-19 que fueron entregados directamente a los servicios de salud del Ayuntamiento de Madrid.

Además, compró 65.000 mascarillas para los servicios de atención a domicilio del Ayuntamiento de Madrid, que prestan atención a las personas mayores que viven solas y con escasos recursos. Esta compra la hizo en China el propio consistorio tras la firma de un convenio de colaboración con la Fundación Mutua Madrileña.

Asimismo, Mutua cofinanció un estudio de investigación sobre el Covid-19 puesto en marcha en el Instituto de Investigación del Hospital Universitario La Paz, dependiente de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Las residencias de ancianos y los centros de protección de menores también fueron objeto de las coberturas de Mutua Madrileña, con distribución gratuita de tablets, para paliar la sensación de abandono y soledad.   

Los más necesitados fueron una preocupación constante en el grupo que comanda Ignacio Garralda. Así, tras las citadas medidas urgentes, Fundación Mutua Madrileña amplió su acción social destinando otros 700.000 euros para ayudar a colectivos especialmente afectados por la pandemia.

De esta manera, se compraron 1.700 tablets, de las cuales 1.100 fueron distribuidas entre diversos grupos de residencias de mayores de toda España (pertenecientes a Cáritas, Mensajeros de la Paz, Hermanitas de los Pobres, etc.), con el fin de paliar el sentimiento de aislamiento y soledad de los residentes. Los 600 dispositivos restantes se donaron a 62 centros de protección de menores de la Comunidad de Madrid para facilitar a los jóvenes que viven en ellos su asistencia a clases online y la comunicación con sus profesores. Tanto las residencias de ancianos como los centros de protección de menores dispondrán de forma indefinida de las tablets, cuyo importe total alcanza los 150.000 euros.

Se han financiado cuatro estudios clínicos para luchar contra el Covid 19 por un importe de 300.000 euros sobre inmunidad, terapia celular y efecto protector de determinados medicamentos. 

Pero no todo fueron cuestiones materiales. Sumado a esto, se habilitó una convocatoria especial de ayudas a la investigación médica sobre el Covid-19 por un importe de 200.000 euros que ha servido para financiar tres estudios clínicos para probar posibles tratamientos contra la infección por coronavirus y que, a grandes rasgos estudiarán: el alcance y la duración de la inmunidad adquirida (anticuerpos) por pacientes de Covid-19 que han necesitado hospitalización y que se han recuperado; la utilidad de una terapia celular con linfocitos NK de donantes que han superado el Covid-19 en pacientes graves infectados por el virus; y el papel protector de las estatinas, un fármaco frente al colesterol ampliamente utilizado.

Le siguió segunda convocatoria de un programa de ayudas a proyectos sociales por importe de 300.000 euros, del que se han beneficiado 22 iniciativas de entidades no lucrativas que trabajan en España y cuyas acciones se dirigen a aliviar la situación de colectivos vulnerables especialmente golpeados por la crisis.

A esta convocatoria extraordinaria de ayudas, se suma una convocatoria anual ordinaria que Fundación Mutua ha cerrado el 2 de octubre por importe de 1 millón de euros, cuyos beneficiarios se conocerán en los próximos meses, y que también beneficiará a proyectos dirigidos a cubrir necesidades urgentes provocadas por la crisis originada por el Covid.  

El paquete destinado a ayudar a sus clientes, proveedores y empleados supera los 50 millones de euros, abarcando varias modalidades de ayudas, mientras que al personal sanitario también se le ha apoyado financieramente.  

Pero el grupo asegurador también fue muy celoso a la hora de velar por su gente, ya sean clientes o empleados. Así, destinó hasta 25 millones de euros para ayudar a pagar este año el importe del seguro de auto y moto a sus mutualistas que pierdan su puesto de trabajo o se vean obligados a cesar en su actividad como autónomos. Una vez acrediten que cumplen con las condiciones de acceso a la ayuda, Mutua dividirá en tres plazos el importe de sus primas y se hará cargo del tercero de ellos.

Y prorrogará dos meses gratuitamente el seguro de auto y moto de todos sus mutualistas, para compensar el parón forzoso del confinamiento. Al personal sanitario le ofreció la cesión gratuita de un vehículo de sustitución para sus asegurados que no puedan utilizar el suyo.

Mención especial merece que Grupo Mutua haya sido una de las principales impulsoras del seguro de vida colectivo para cubrir el fallecimiento del personal sanitario, así como un subsidio diario para los que resulten hospitalizados. Mutua aportó 4 millones de euros a un fondo, dotado en conjunto con 37 millones de euros, que se destina a proteger a los más de 700.000 trabajadores de los centros sanitarios, tanto públicos como privados, y residencias de mayores que trabajan en la lucha contra el Covid-19.

Mientras tanto, la plantilla no ha sufrido ERTE ni despidos, mientras los call center comenzaron a operar de manera remota. 

El presidente de Mutua se ha comprometido a no realizar ningún ERTE ni despido motivado por esta situación sobrevenida. Además, en el mes de marzo, antes de que se decretara el estado de alarma, cerca de 2.000 empleados, prácticamente la totalidad de la plantilla, empezaron a realizar su labor de forma remota desde sus hogares.

Esta decisión incluyó también al cien por cien de los trabajadores de los call center externos que dan servicio a Mutua, algo que se materializó en tiempo récord y se gestionó de forma personalizada con cada proveedor, adecuando Mutua sus sistemas para ello.

Mutuactivos, la firma de gestión de activos, y Adeslas, la aseguradora de salud integrada en Grupo Mutua y participada por Caixabank, han desarrollado también sus propias iniciativas. El grupo de gestión, a través de su producto Mutuafondo Compromiso Social (el primer fondo de inversión cien por cien solidario por cuya gestión Mutua no cobra comisión alguna) ha captado y destinado a Cáritas cerca de 100.000 euros que permitirán dotar de recursos materiales y humanos a las 30 residencias de mayores que gestiona esta ONG de la iglesia católica en España y en la que viven 2.600 personas mayores.

Adeslas, por su parte, ha creado un fondo de apoyo de 160 millones de euros para facilitar la liquidez a los profesionales de su cuadro médico y prestadores hospitalarios afectados por la crisis. Debido a la reducción de su actividad habitual por el estado de alarma, estos profesionales y centros sanitarios soportan un importante impacto financiero que Adeslas quiere ayudar a mitigar. 

En definitiva, un paquete integral, que abarca infinidad de aspectos: desde compra de material sanitario, apoyo a los colectivos más necesitados, o impulso a la investigación, pasando por la defensa de la plantilla, facilidades a los asegurados y vehículos financieros para dar liquidez a los colectivos profesionales. Una lucha contra el Covid de 360 grados y muchos millones de euros.   

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.