Coronavirus
Las minas de Asturias, una posible solución para almacenar la vacuna de Pfizer
Hay mas de 100 kilómetros de galería para almacenar dosis y se puede obtener una temperatura de -80º, según explica a LPO José Luis Alperi, director general del sindicato de mineros SOMA

Dar con la vacuna contra el Covid-19 en tiempo récord no está siendo fácil y todo parece indicar que tampoco lo va a ser suministrarla. Pfizer y BionTech anunciaron que su vacuna, la más esperanzadora hasta el momento, tiene una eficacia del 90% y que ya están preparados para distribuirla en el momento en el que la Federación de Medicamentos y Alimentos (FDA) de el visto bueno. Una última fase, la de distribución, que podría presentar muchas complicaciones si tenemos en cuenta que la vacuna necesita una temperatura de entre -70 y -80 ºC para conservarse.

[ España pagará las indemnizaciones de las farmacéuticas si la vacuna falla]

Hasta el momento se sabe que la vacuna de Pfizer tendrá que llegar a España en avión o en camiones frigoríficos porque para Europa las dosis se repartirán desde Bélgica y Alemania, donde Pfizer y BionTech tienen las plantas donde producirán la vacuna. Además, según adelantó Wall Street Journal, Pfizer ya ha diseñado un recipiente reutilizable que puede mantener la vacuna a temperaturas ultrafrías durante un máximo de 10 días y guardar entre 1000 y 5000 dosis. Las cajas serán del tamaño de una maleta e irán empaquetadas con hielo seco, según el periódico estadounidense. Solo falta ver cómo se transportan y cómo se conservan en los hospitales y centros de salud. "Esa última milla es la más difícil", aseguran expertos consultados por LPO.

En la bodega probablemente es más fácil, el tema es mantener la cadena del frío en el desembarque y los aeropuertos

En el caso de que el medio elegido fuese el avión, los ingenieros aeronáuticos contactados por este medio coinciden en que "hay varios puntos peligrosos". El primer paso será llevar la vacuna del laboratorio al aeropuerto y habrá que ser especialmente cuidadosos y rápidos por que "hay que reducir al máximo el tiempo que la caja se quede a pie de pista porque eso implica que le da el sol y puede absorber temperatura", cuenta uno de los expertos consultados por este diario. La posibilidad de que se rompa la 'cadena del frío' en algún momento es lo que más preocupa: En la bodega probablemente es más fácil, el tema es mantener la cadena del frío en el desembarque y los aeropuertos", explica un piloto de avión.

Los aviones señalados por las fuentes consultadas para este tipo de transporte, por sus capacidades, son los cargueros de la compañías española Swiftair u Gestair, ambas especializadas en vuelos de carga, y que podrían ser las elegidas para que las vacunas contra el coronavirus aterrizasen en España. 

Albert Bourla, CEO de Pfizer.

La investigadora del CSIC Nuria Campillo, también duda de cómo tendrá que ser el transporte de la vacuna. "En nuestros, laboratorios los compuestos reactivos que necesitan esas temperaturas están en arcones, supongo que se necesitarán para el transporte, algo similar a como se transportan los órganos podría ser", explica.

Lo que sí ha confirmado Pfizer es que el primer embalaje de la vacuna será en cajas de hielo seco y esto "es un problema porque está considerado mercancía peligrosa". No todos los aviones están preparados porque "habría que controlar e intentar tener la temperatura de la bodega de carga a lo mínimo posible, ya que suelen estar de -20 a 20º según el avión y no todos pueden bajarla tanto", asegura uno de los ingenieros. No podrán volar en cualquier avión ni aterrizar en cualquier aeropuerto, según los pilotos y controladores aéreos a quienes ha preguntado LPO. Madrid, Victoria, Torrejón de Ardoz y Zaragoza sí estarían a día de hoy preparados para recibir las vacunas.

[ Investigadores del CSIC ven imposible la inmunidad de 10 millones de españoles en mayo]

Pfizer y BionTech han confirmado que ellos se encargarán de dejar las dosis en el punto de destino, es decir, centros de salud y hospitales. De haber superado con éxito todas las etapas anteriores, conservar la vacuna en los centros sanitarios tampoco va a ser una tarea sencilla porque las neveras son similares a las de un hogar, es decir, están muy lejos de poder enfriar a la temperatura que exige la vacuna contra el Covid-19. Pfizer asegura que las cajas que han diseñado para transportar la vacuna pueden conservar la temperatura hasta 10 días, por lo que de no encontrar otra solución, habrá que ser muy rápidos en la administración de las dosis.

Los mineros ofrecen sus minas

Las incógnitas son muchas pero ya hay quien está ofreciendo soluciones. En Asturias, los mineros ponen sus minas a disposición del gobierno para que se usen como almacén de las vacunas. "Tenemos espacio porque hay mas de 100 kilómetros de galería para almacenar dosis y dosis, además hay mucha seguridad si tenemos en cuenta que solo hay un hueco de entrada a la mina y una salida de emergencia, por lo que se podría controlar muy bien y de forma más sencilla que en otros sitos y luego lo de conseguir la temperatura de -80ºC, evidentemente, aquí es fácil", explica José Luis Alperi, director general del sindicato de mineros en Asturias, SOMA.

Por el momento, han enviado una carta al gobierno asturiano y a los ministerios de Sanidad, Industria y de Reto Demográfico con su ofrecimiento y el primero ya les ha confirmado que está estudiando la propuesta. En el caso de Asturias calculan que llegarán al menos 400 mil dosis de la vacuna contra el Covid-19. "Son muchas dosis si hay que almacenarlas y nosotros tenemos un hueco que no se está utilizando", aseguran.

Va a tener que ponerse una instrumentación distinta y va haber que adaptar el habitáculo pero no es algo descabellado, no partimos de 0 hay una preparación: tenemos el hueco y el sitio. Tampoco hay ahora mismo muchos sitios donde se puedan adaptar

No es la primera vez que los mineros intentan aportar su grano de arena a la lucha contra el coronavirus. "Cuando empezó la pandemia a coger fuerza vimos que en Finlandia en un bunker de la segunda guerra mundial tenían un almacén, y pensamos: 'esto viene a ser una mina' ", cuenta Alperi. 

Solo habría que adecuar la mina y por eso en verano "empezamos a hablar con gente que sabía más que nosotros y nadie me dijo que no era factible". "Va a tener que ponerse una instrumentación distinta y va haber que adaptar el habitáculo pero no es algo descabellado, no partimos de 0 hay una preparación: tenemos el hueco y el sitio. Tampoco hay ahora mismo muchos sitios donde se puedan adaptar", señalan el representado de los mineros en Asturias. Ingenieros y científicos le dan la razón en esto. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.