Debate en el seno del Gobierno por las ayudas directas en el plan de rescate a la hostelería
Maroto estudia una inyección a fondo perdido para el sector, pero Calviño se resiste a confirmar esta vía. El objetivo es aprobar un paquete de medidas en un Consejo de Ministros antes de Navidad

El Gobierno trabaja en un plan de ayudas para bares, restaurantes y cafeterías. Los ministerios del ámbito económico están actualmente intercambiando propuestas y pretenden tener listo un paquete de medidas a la mayor brevedad posible para aprobarlo en Consejo de Ministros. Los cierres decretados en las últimas semanas por las autoridades sanitarias en muchas Comunidades han dejado con el agua al cuello al sector hostelero.

La clave está ahora en diseñar las medidas que permitan mantener a flote los negocios mientras pasa la tormenta. El departamento de la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, lleva las riendas del plan, pero en las negociaciones participan los ministerios de Hacienda, de Seguridad Social, el de Trabajo y el de Industria, Comercio y Turismo. Hace dos semanas, los representantes de las cinco carteras se reunieron para poner en común el plan que pretende amortiguar el impacto de la pandemia en un sector que antes de la crisis sanitaria aportaba el 6,2% del PIB español. Ahora, trabajan en ello los equipos ministeriales.

[La hostelería se juega 11.000 millones en la campaña de Navidad y reconoce un nivel de reservas casi nulo]

El departamento que dirige Reyes Maroto es el que más presiona para avanzar en el diseño de las medidas. Fuentes del Ministerio de Industria consultadas por LPO confirman estar trabajando en tres líneas de actuación: ayudas directas, medidas financieras y medidas fiscales. Dicen ser "muy sensibles" a las demandas del sector, al que reconocen un esfuerzo por adaptarse a las medidas de seguridad requeridas por la pandemia. 

Entre los planes del Gobierno pasan por la posibilidad de aplicar bonificaciones y exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social. También se estudia ampliar la carencia y el plazo de amortización de los créditos ICO, explican fuentes cercanas a la negociación. Asimismo, no se descarta desarrollar medidas que permitan a los bares y restaurantes renegociar los precios de los alquileres de los locales o acometer una reducción del IBI. Desde el sector creen que las medidas fiscales y financieras están bien, pero reclaman una inyección a fondo perdido de 8.500 millones de euros para salvar del naufragio a bares y restaurantes. 

Preguntados por LPO al respecto, ni desde Economía ni desde Hacienda quieren concretar si esta opción se contempla y, eventualmente, en qué cuantía. Son muchos los sectores que ahora mismo solicitan ayudas y planes de rescate, por lo que el Ejecutivo tiene que ajustar muy bien los números en un momento en que el Presupuesto está también marcado por la pandemia. 

Desde el departamento de Calviño apuntan a medidas más concretas para los negocios, en lugar de ejecutar un 'rescate' global para el sector. Fuentes del Gobierno consultadas por LPO aseguran que lo principal es "ayudar al que lo necesite" y aducen que "no es lo mismo la hostelería en Barcelona que en Madrid o en Andalucía". Asimismo, recuerdan que la situación actual "no es como en marzo", cuando todos los negocios de restauración tuvieron que cerrar.

[Las restricciones 'light' de Ayuso se notan en la economía: el PIB de Madrid, por encima del español]

Hasta el mes de octubre se ha producido el cierre 65.000 negocios hosteleros y la pérdida de 350.000 puestos de trabajo. La facturación de los negocios ya ha caído más del 50% respecto a 2019, según datos de Hostelería de España. En lo que están todos de acuerdo es en la necesidad de contar con la colaboración de las administraciones locales y regionales. La semana que viene, la titular de Industria quiere convocar una conferencia sectorial de turismo y comercio, con los representantes de las Comunidades y de los Ayuntamientos a través de la FEMP. 

De momento, varias administraciones regionales sí han puesto en marcha planes de ayuda económica, aunque desde la patronal consideran que son insuficientes y se muestran partidarios de un plan común para todo el territorio nacional. Antes de la pandemia, el sector de la hostelería contaba con cerca de 316.000 establecimientos (restaurantes, cafeterías, bares, locales de ocio nocturno y alojamientos turísticos). En conjunto empleaban a 1,7 millones de personas, con una facturación superior a los 123.612 millones de euros.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.