Cataluña
Puigdemont adelantó su renuncia por las malas encuestas y las conversaciones filtradas
El ex president "no quiere quedar como un perdedor" en unas elecciones en las que ERC parte con ventaja respecto a JxCat. La difusión de las conversaciones de su entorno ha sido la puntilla

Carles Puigdemont ha anunciado que no será candidato de JxCat a la Generalitat. La decisión, en todo caso, estaba tomada desde hace mucho tiempo, pero el ex president tenía pensado oficializarla con las elecciones ya convocadas. Las malas encuestas, y la filtración de conversaciones grabadas a sus colaboradores, han provocado, sin embargo, un cambio de planes sobre la marcha.

Según explican a LPO altos cargos del Govern, "Puigdemont no quiere perder ni quedar como un perdedor" y, por ese motivo, ha decidido anunciar, antes incluso de la disolución del Parlament, que no optará a la presidencia de la Generalitat. Las malas perspectivas electorales de JxCat han sido claves en ese anuncio adelantado.

[El 3%: el porcentaje que acabó con CDC, clave para que sus herederos estén en el Parlament]

Las encuestas que se manejan en la Generalitat, efectivamente, sitúan a la formación del ex president muy por debajo de Esquerra Republicana. Puigdemont, consciente de esta circunstancia, ha decidido oficializar su renuncia antes de que se inicie la disputa electoral para, de esta forma, "no participar en una pelea que sabe que tiene perdida".

El ex president, afirman personas que han compartido gobierno con él, "vive de su épica", tras convocar el referéndum del 1-O, huir de España, y lograr ser el candidato más votado en Cataluña en las elecciones europeas. Ahora, "verse superado por Esquerra en las encuestas ha provocado que precipite su renuncia".

La guerra en JxCat por encabezar la lista a la Generalitat, no obstante, no se ha relajado ni un ápice. Y menos aún después de la filtración de las conversaciones grabadas al entorno de Puigdemont, que revelaron el nombre que tenía en mente el ex president para ser candidato: el actual consejero de Políticas Digitales y Administraciones Públicas, Jordi Puigneró.

[Guerra en JxCat: las escuchas al entorno de Puigdemont revelan a su 'elegido' para la Generalitat]

El paso atrás de Puigdemont también persigue apartar la sospecha de "parcialidad" en el proceso de elección del candidato, pero lo cierto es que Puigneró ha quedado muy 'tocado' de toda esta polémica. Conviene destacar, en este sentido, que el colaborador de Puigdemont que le señaló com o el favorito del ex president, David Madí, cargaba muy duramente en esas conversaciones grabadas contra Quim Torra, al que llegó a calificar como "un subnormal directo, un ignorante y un imbécil".

Laura Borrràs.

Así las cosas, otros aspirantes a convertirse en candidato, como Laura Borràs, Damià Calvet y Ramón Tremosa, están ganando posiciones en esta particular carrera por liderar JxCat. La diputada en el Congreso, en todo caso, parece tomar ventaja respecto al resto de rivales. Gabriel Rufián, de hecho, parece tener claro que será ella la candidata de Junts a la Generalitat.

[Arrimadas anuncia que Ciudadanos negociará hasta el final los PGE pese al veto de ERC y el apoyo de Bildu]

En el debate de Presupuestos de este jueves, el portavoz de Esquerra ha asegurado que "hay quien llegó aquí con ocho diputados del ‘no a todo' y solo le quedan cuatro", y que quien diga que el diálogo de ERC con el Gobierno es una traición "lleva, hace demasiado tiempo, chaquetas de mil euros, y pasea, hace demasiado tiempo, con bolsas de Michael Kors por la calle". Dos claras alusiones contra Borràs a la que, sin embargo, no ha citado en ningún momento.

Menos presión para una presidencia del Parlament de JxCat

Las fuentes consultadas por LPO explican que otra de las claves de la renuncia de Puigdemont tiene que ver con la futura composición de la Mesa del Parlament en el caso de que se confirmen las encuestas y se reedite la actual coalición de Govern, pero con ERC al frente del mismo y Junts como segundos de a bordo.

De confirmarse ese escenario, la presidencia del Parlament correspondería a un representante de Junts que, como le ha ocurrido al republicano Roger Torrent en esta legislatura, tendría que decidir si otorga o no los escaños a diputados electos que no han recogido el acta.

Eso pasaría con Puigdemont de ser candidato, ya que no puede pisar suelo español para evitar ser detenido. Esta circunstancia, de hecho, ya pasó al inicio de legislatura, cuando desde JxCat insistían, incluso, en situarle como candidato en el debate de investidura. En esta ocasión, sin embargo, el presidente del Parlament, que en principio será de Junts, se evitará el desgaste de rechazar al ex president como miembro de la Cámara. Todo ello, gracias al paso atrás de Puigdemont. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.