Coronavirus
Surge una nueva cepa en Dinamarca por el contagio de visones a humanos
La vacuna podría no ser efectiva contra esta nueva cepa del coronavirus. El país ya ha sacrificado a 17 millones de visones

Dinamarca está en alerta máxima. El país escandinavo mantiene en vilo a la comunidad científica en las últimas horas después de detectarse una mutación del Sars-CoV2 en visones de la que ya se han contagiado 214 personas, según los datos más recientes. En las últimas 24 horas, las personas infectadas con esta nueva cepa han pasado de 12 a más de 200 y ya se ha detectado algún caso en Croacia. Manuel Felices, Jefe de Cirugía en Suecia y miembro de un grupo de expertos sobre el Covid-19 en el país, explica a LPO, tras hablar con virólogos daneses, que la situación es preocupante. Intentan controlar el contagio por miedo a convertirse "en el Wuhan europeo". 

[ El fracaso sueco con la inmunidad de rebaño: cuatro veces más muertos que el resto de Escandinavia]

El centro danés de referencia para enfermedades infecciosas, el Instituto Statens Serum (SSI), y la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguran que es demasiado pronto para comprender lo que supone esta mutación del Sars-CoV2, aunque hay una amenaza evidente: que reste eficacia a la vacuna.  La nueva cepa podría suponer un gran revés para las vacunas que se están desarrollando en todo el mundo, ya que  podría modificar la forma en la que se transmite el virus y también su agresividad.

De hecho,  de los ensayos realizados hasta el momento ya se desprende que el nuevo coronavirus muestra "una menor sensibilidad" ante los anticuerpos de pacientes humanos que habían superado la enfermedad.  "Cabe la posibilidad de que el sistema inmune no la reconozca aunque hayas pasado el coronavirus normal (Sars-CoV2) y están muy asustados por si puede influir en la vacuna", reconoce también Felices. Asegura que "es un riesgo potencial que existe" y por eso la alerta es máxima. 

Aunque todavía se está estudiando qué ha pasado para que se produjese esta mutación, los virólogos escandinavos apuntan que el Covid-19 habría pasado de los trabajadores de la granja de visones directamente a los animales, en cuyo organismo se produjo la mutación. De vuelta, los visones contagiaron a las personas con las que estuvieron en contacto, pero de una nueva cepa de la que todavía no se sabe mucho. Cabe la posibilidad de que el sistema inmune no la reconozca aunque se haya pasado el coronavirus actual (Sars-CoV2) y están muy asustados por si puede influir en la vacuna

Cabe la posibilidad de que el sistema inmune no la reconozca aunque hayas pasado el coronavirus normal (Sars-CoV2) y están muy asustados por si puede influir en la vacuna 

La responsable del Departamento de Epidemiología y Prevención de Enfermedades Infecciosa del centro sanitario danés ha confirmado que entre los animales se han encontrado cinco mutaciones diferentes del coronavirus con las que se han contagiado ya 214 personas. La gran mayoría trabajadores de la granja donde se produjo la mutación y personas cercanas a ellos. Además, en las últimas horas "se ha detectado también un brote la nueva cepa en una residencia de ancianos a unos cientos de kilómetros de una de las granjas", explica Manuel Felices, en contacto continuo con los expertos daneses.

Protesta de agricultores en Holstebro, Dinamarca.Todos los visones en Dinamarca deben ser sacrificados al detectarse una mutación del coronavirus. 

 De las cinco mutaciones, la que más interesa a los expertos es la llamada 'Cluster5'. Esta cepa presenta modificaciones que afectan a la espícula viral del coronavirus, uno de los múltiples 'brazos' con los que el patógeno se engancha a las células de su huésped para replicarse. Si tenemos en cuenta que la mayoría de vacunas en las que se está trabajando actualmente contrarreloj para atajar la pandemia se centran en esos 'brazos' buscando impedir que el virus se replique, cualquier variación en ellos puede cambiar la estrategia de la comunidad científica de todo el mundo.

En Dinamarca el objetivo ahora es que la mutación no salga de sus fronteras y "no convertirse en el Wuhan europeo", asegura Manuel Felices.  Por el momento el Gobierno ha tomado la decisión de sacrificar a los 17 millones de visones criados en cautiverio en las más de 1.000 granjas del país. El sacrificio de los animales ha empezado por las más de 200 granjas donde se  encontraron los visones con coronavirus, más el centenar de centros que están a menos de 9 kilómetros de los centros de cría afectadas. 

El plan es que se extienda la medida a todo el país, en un proceso que va a durar apenas unas semanas. Planean también realizar test de coronavirus a los alrededor de 280.000 habitantes de esas localidades y, entre los positivo, se analizará el tipo de variante presente. Además el Gobierno ya ha decretado el cierre perimetral de las siete localidades más afectadas. 

 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.