Empleo
Los servicios de empleo de Madrid, Barcelona y Baleares tienen que ser 'rescatados' por 22 provincias
El "colapso" del servicio, unido a las gestiones por la nueva ayuda a los parados sin prestaciones, ha provocado que se movilice personal y recursos de las oficinas del SEPE de todo el país

No salen de una para meterse en otra. Así se sienten en el SEPE, donde todavía arrastran el colapso provocado por la tramitación de los ERTE y ven ahora cómo el Gobierno les acaba de sumar una nueva prestación extraordinaria de la que también tendrán que ocuparse: la ayuda a los parados que se han quedado sin el subsidio. "Todo nos toca a nosotros", cuentan a LPO fuentes de la administración. Desde el inicio de la pandemia "nos cayeron siete prestaciones extraordinarias y estamos en otro nivel de colapso", advierten. Ahora mismo ya hay tres provincias, Madrid, Barcelona y Baleares, que están tan saturadas que han tenido que pedir ayuda a otras oficinas. "Hay 22 provincias que nos están echando una mano", apuntan. 

[ Los afectados por los nuevos ERTE tendrán muy difícil cobrar a final de este mes]

El Gobierno ha aprobado esta semana un subsidio extraordinario para quienes entre el 14 de marzo y 30 de junio agotaron el desempleo sin tener acceso a otras ayudas ni tampoco pudieron encontrar trabajo por las restricciones del confinamiento y el parón de la actividad económica. La cuantía será el 80 % del IPREM, es decir, 430 euros, y se podrá percibir durante 3 meses. Según las estimaciones del Gobierno podría llegar a unas 250.000 personas.

La administración encargada de tramitarlo será el SEPE, un organismo que, según sus propios trabajadores, "está sobre presionado y sobre saturado". Desde el inicio de la crisis económica y sanitaria el Gobierno ha aprobado, con esta, siete prestaciones extraordinarias de las que han tenido que encargarse. Fuentes sindicales de la administración aseguran que en este tiempo se ha incrementado la plantilla, primero con 1.000 funcionarios y con la reciente incorporación de otros 500, pero "son personas que provienen de bolsas de empleo y desconocen el mundo de las prestaciones", al menos hasta que se adaptan al funcionamiento del SEPE.

Evidentemente, cuanto más trabajo y con el número de personas que van a solicitar la ayuda, los retrasos obligatoriamente se tienen que producir desde el minuto uno, porque el volumen de trabajo es demencial 

Desde el organismo advierten que la tramitación de esta nueva ayuda va a provocar más colpaso: "Evidentemente, cuanto más trabajo hay y teniendo en cuenta el número de personas que van a solicitar la ayuda, los retrasos obligatoriamente se tienen que producir desde el minuto uno, porque el volumen de trabajo es demencial". Los trabajadores aseguran que están desarrollando "una labor titánica", y que esto "va a afectar a la agilidad con la que debemos gestionar todas las prestaciones", no solo las relativas a la pandemia.

Advierten, además, que mucha gente que no tiene derecho a esta nueva ayuda "va a presentar la documentación que corresponda", por la situación en la que se encuentra económicamente este país. Añaden que la nueva prestación podría beneficiar a aproximadamente 200.000 personas pero, "como pasó con el IMV", se presentarán muchas más solicitudes. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.