Ayuso descarta la vía andaluza de Juanma Moreno y negociará los Presupuestos con Vox
El vicepresidente Aguado apostaba por priorizar la negociación con el PSOE como en Andalucía, pero desde la consejería de Hacienda afirman que "no vamos a hacer unas cuentas para contentar a los socialistas"

Madrid y Andalucía están gobernadas por sendos ejecutivos de coalición formados por el PP y Ciudadanos. Los dos dependen en último término de los apoyos parlamentarios de Vox. Y aunque el partido de Santiago Abascal sea socio preferente para ambos gabinetes, el tono y la táctica de los gobiernos de Isabel Díaz Ayuso y de su compañero de partido, Juan Manuel Moreno, mantienen marcadas diferencias a las puertas de la negociación de los Presupuestos regionales. 

El presidente de la Junta de Andalucía insistía este jueves ante el Pleno del Parlamento en su voluntad de tratar de "llegar a un acuerdo máximo" sobre las cuentas públicas de 2021, "por encima de las diferencias políticas". La crisis sanitaria sin precedentes que atraviesa España -dice el dirigente andaluz- debería llevarles a buscar "puntos intermedios en los que nos podamos entender con todos". 

Lo decía en referencia expresa a los de Abascal, que decidieron congelar hace un par de semanas las negociaciones que venían manteniendo con la Consejería de Hacienda. Primero, como protesta por el discurso de Pablo Casado contra su formación en la fallida moción de censura. Y, más tarde, señalaron como punto de fricción las conversaciones que desde el Ejecutivo andaluz se han abierto tanto con el PSOE como con Adelante Andalucía. En cualquier caso, los de Abascal dicen no estar dispuestos "a apoyar un presupuesto que permita malgastar cientos de millones en políticas que no sirven para nada", en referencia a las posibles demandas de lo socialistas. 

[Vox bloquea las negociaciones con el PP en Andalucía tras el acercamiento de Susana Díaz]

Sin embargo, las conversaciones no han pasado de ahí, aunque se enmarcan dentro de la estrategia que mantiene desde hace meses la expresidenta Susana Díaz de ofrecer su apoyo a las cuentas regionales en un momento marcado por la actual crisis sanitaria. En los últimos días, sin embargo, la líder de los socialistas andaluces ha animado al actual jefe del Ejecutivo regional a dejar de lado a los de Abascal, que intentan subir el precio de su apoyo con medidas de corte fundamentalmente ideológico. De momento, el proyecto presupuestario ya ha sido remitido al Parlamento andaluz sin tener los apoyos garantizados.

En la Comunidad de Madrid, en cambio, el borrador de cuentas públicas aún sigue confeccionándose en el departamento que dirige Javier Fernández-Lasquetty. Este último no se plantea la posibilidad de modificar una coma para atraerse un apoyo de los socialistas que pudiera poner en peligro el respaldo de su principal socio parlamentario, a quien está convencido de poder sumar. 

Todo en contra del criterio del vicepresidente Ignacio Aguado (Ciudadanos), que en los últimos días ha abogado por incorporar a la negociación presupuestaria al PSOE regional. La formación naranja, que mantiene importantes diferencias con su socio de gobierno, reproduce el acercamiento a los socialistas puesto en marcha a nivel nacional por los de Inés Arrimadas, que este mismo jueves se han sentado con el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para explorar su apoyo a los Presupuestos Generales de 2021.  

Sin embargo, fuentes del departamento madrileño de Hacienda insisten en que la negociación de las próximas cuentas será con Vox. "Si los socialistas los apoyan, estaremos encantados. Pero no vamos a hacer unos Presupuestos para contentarlos", indican. El propio consejero 'popular', muy crítico con los Presupuestos del Gobierno central, se expresaba en este sentido durante el Pleno de este jueves en la Asamblea de Vallecas. El mismo mensaje trasladan desde el entorno de la presidenta Díaz Ayuso. 

Los socialistas, por su parte, tampoco ven viable una negociación de las cuentas públicas con el Ejecutivo regional. Aunque su portavoz parlamentario Ángel Gabilondo tendió su mano el pasado mes de abril a la líder regional para forjar unas cuentas de consenso, fuentes consultadas por LPO reprochan no haber tenido ninguna "respuesta" por parte del Ejecutivo, al que reclaman que se siente "con todos los grupos" para escuchar sus demandas. "¿En nombre de quién habla Ignacio Aguado?", se preguntan tras la propuesta lanzada por Ciudadanos "en los medios de comunicación".   

[Vox negociará los Presupuestos con Ayuso a pesar de pedir elecciones]

Mientras tanto, la remisión del proyecto presupuestario a la Cámara regional se sigue retrasando. En Hacienda se excusan y dicen que el Ejecutivo central les remitió con demasiado retraso las cifras clave para poder diseñar las partidas. Aunque la norma indica que en el Gobierno debe informar en julio de las entregas a cuenta a las Comunidades, este año no lo ha hecho hasta hace apenas quince días. 

Por su parte, el grupo que dirige Rocío Monasterio es clave para que las próximas cuentas puedan ser aprobadas y no se plantea bloquear las conversaciones como la dirección de su partido en Andalucía. En Madrid aseguran que el Ejecutivo regional conoce perfectamente cuáles son sus demandas para dar el visto bueno al proyecto presupuestario. Sin embargo, no ven que la presentación del borrador vaya a ser inminente. Eso sí, recalcan que cuando se sienten a negociar, el documento debe estar ya firmado por el vicepresidente Aguado para que "no se pueda echar atrás". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.