Gobierno
A Sánchez se le agota el tiempo y empieza a ceder en el 'pack de renovación institucional'
Ha "enseñado sus cartas" y el PP sabe que quiere renovar el CGPJ antes del pleno del Consejo de noviembre. La filtración de Gabilondo para Defensor del Pueblo, otro error

Pedro Sánchez logró, hace apenas unos días, lo que en junio parecía imposible: que las CCAA que entonces pedían el fin del estado de alarma reclamaran ahora su nueva aplicación. La estrategia negociadora del presidente, diseñada por Moncloa, ha funcionado a la perfección en este apartado, pero el Gobierno no ha tenido tanta suerte con el llamado 'pack de renovación institucional'. Se han producido movimientos en falso que han dejado sin tiempo al jefe del Ejecutivo.

El más evidente fue presentar una iniciativa en el Congreso, a través del PSOE y de Unidas Podemos, para cambiar la fórmula de renovación del CGPJ. El órdago salió mal tras el toque de atención procedente de Bruselas, pero en Moncloa se buscó un nuevo win-win: ofrecer al PP la retirada de la propuesta a cambio de llegar a un acuerdo para renovar el Poder Judicial.

[Sánchez ofrece al PP negociar la reforma judicial después de una derrota histórica de Vox]

En Moncloa decidieron que el anuncio de esa oferta debía realizarse justo antes de la votación de la moción de censura impulsada por Vox, y una vez oficializado el "no" de Pablo Casado a Santiago Abascal. El objetivo era volver a trasladar toda la presión al líder del PP, pero en la calle Génova han sabido jugar con otro factor clave: el tiempo. Ese que, ahora, "va totalmente en contra de Pedro Sánchez".

Así lo afirman a LPO altos cargos del Partido Popular, al tanto de las gestiones al más alto nivel con el Gobierno. Las mismas fuentes explican que a los interlocutores del Ejecutivo "se les ha escapado" que Sánchez quería tener pactada la nueva composición del CGPJ antes del pleno del Consejo previsto para este mes de noviembre. Una revelación que está siendo aprovechada por Pablo Casado y los suyos.

Sánchez quería tener pactada la nueva composición del CGPJ antes del pleno del Consejo previsto para este mes de noviembre. Una revelación que está siendo aprovechada por Pablo Casado y los suyos

Desde Génova afirman que Sánchez "ha enseñado sus cartas", porque desde el Ejecutivo han admitido que el objetivo de Moncloa era evitar que el actual CGPJ, con mayoría conservadora, elija en apenas unas semanas puestos clave en la judicatura, como son las presidencias de los tribunales superiores de Justicia de País Vasco y Canarias, presidencias de Sala (incluidas una en la Audiencia Nacional y otra en la Sala Cuarta del Tribunal Supremo), y presidencias provinciales.

Con esa reunión del CGPJ en el horizonte, el PP se ha mantenido inamovible en sus posiciones, lo que ha provocado ya las primeras cesiones del Gobierno. Así, en respuesta a las exigencias de Casado de dejar fuera del Consejo a Podemos, Sánchez ha transmitido que está dispuesto a rebajar de 4 a 2 los vocales elegidos por la formación morada. Una propuesta que, al menos por el momento, no acepta el PP.

El pacto por RTVE y la candidatura de Gabilondo a Defensor del Pueblo

Las prisas del Gobierno han provocado que Sánchez, que se abrió a ir negociando una a una las diferentes reformas pendientes de las instituciones, haya tratado de dar marcha atrás a esa propuesta, tratando de negociar de nuevo en bloque el 'pack de renovación institucional'.

[Sánchez y Casado, condenados a entenderse para renovar las instituciones]

El problema para Moncloa es que, para entonces, ya se había alcanzado un acuerdo con el PP para retomar el concurso de RTVE con los 95 candidatos iniciales. Un pacto que deja al Gobierno sin su principal baza negociadora, ya que para renovar la corporación le bastaba con una mayoría absoluta en el Congreso y no con los 3/5 necesarios para el CGPJ, el Tribunal Constitucional y el Defensor del Pueblo.

La negociación para renovar el Defensor del Pueblo, precisamente, es otra en la que tanto cargos del PSOE como del PP coinciden en señalar el mismo error estratégico de Pedro Sánchez: filtrar el nombre de Ángel Gabilondo como el elegido por Moncloa para situarse al frente de la institución.

Los cargos del PP contactados afirman que el candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid "es el mejor líder de la oposición posible para nosotros", debido a su "perfil bajo", por lo que "no queremos que se vaya de la Asamblea".

Dirigentes del PSOE, por su parte, admiten que fue "prematuro" señalar a Gabilondo, a pesar de "la necesidad de cambios del partido en Madrid". En todo caso, señalan, "la prioridad es el CGPJ, por lo que los esfuerzos no se van a centrar en el Defensor del Pueblo". Pese a ello, añaden, "el nombre de Gabilondo sigue encima de la mesa". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.