Defensa
El Gobierno estudiará una "purga" de personal español por parte de EEUU en la base sevillana de Morón
Trabajo trasladará el asunto a Defensa y Asuntos Exteriores después de que los sindicatos hayan advertido de la salida de 300 trabajadores españoles desde 2010

 Los trabajadores españoles de la Base Aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), han dicho "basta" ante lo que consideran una "purga" impuesta por la jurisdicción militar de Estados Unidos en la base. En los últimos 10 años 300 españoles han perdido su empleo y sus ex compañeros, además, no tienen derecho a manifestarse dentro del recinto o a ponerse en huelga. Desde la Central Independiente y de Funcionarios (CSIF) ya han trasladado el problema al Ministerio de Trabajo.

Representantes del sindicato se han reunido con la directora general del ministerio de Yolanda Díaz a la que han trasladado el continuo remplazo de personal español por norteamericano, los múltiples cambios en las condiciones laborales y la dificultad que tienen estos empleados de la empresa Vectrus (compañía estadounidense de servicios de mantenimiento). 

Preocupa en Moncloa que Trump margine a Sánchez de la relación bilateral

Además, han advertido de las escasas medidas de protección frente al Covid. 

Militares en la Base de Morón.

La directora general de Trabajo se ha comprometido con CSIF a trasladar a los ministerios de Defensa y de Asuntos Exteriores la problemática de estos trabajadores. Desde el sindicato afirman que "entendemos que este personal debería estar bajo el amparo del Ministerio de Defensa, como ocurre en la Base Naval de Rota, en virtud de un acuerdo bilateral con Estados Unidos". 

En el caso de Morón, se trata de un colectivo de unas 360 personas, que no tienen vinculación ni con el Ministerio de Defensa, ni con el Ministerio de Asuntos Exteriores, ni tampoco con el Ministerio de Trabajo, sino que dependen directamente de la citada empresa bajo jurisdicción militar estadounidense. Además, desde el año 2010, la empresa ha despedido a 300 trabajadores españoles, sustituyéndoles por personal estadounidense. 

Se da la circunstancia, añaden desde CSIF, de que el personal no puede ejercer libremente su derecho a manifestarse dentro del recinto militar y se limita el derecho de huelga con el establecimiento de servicios mínimos abusivos. Igualmente, se ha puesto en conocimiento de la responsable ministerial que se producen constantes cambios de las condiciones de trabajo, que los trabajadores aceptan porque saben que oponerse a ellas supone el despido automático.  

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.