Hacienda
El reto del Gobierno para la reforma fiscal: unificar criterios para los impuestos
Asesores fiscales advierten que la diferente interpretación de los tribunales sobre las tasas crea inseguridad jurídica y provoca que España esté entre los 10 países menos atractivos de la OCDE

 La ministra de Hacienda anunciaba este martes la creación de un nuevo grupo de expertos para afrontar una reforma fiscal para que, según las palabras de María Jesús Montero, "los que más tienen sean los que más aporten". Cambios en el sistema fiscal de los que la Asociación de Asesores Fiscales (AEDAF) quiere formar parte. "Nosotros vamos a pedir formar parte de él, creemos que somos alguien legitimado para formar parte de ese grupo", cuenta a LPO Javier Gómez Taboada, asesor fiscal y miembro de la directiva de la asociación.

[ Un nuevo grupo de expertos decidirá sobre la subida de impuestos]

En el pacto de coalición, Sánchez e Iglesias acordaron trabajar por la llamada "progresividad fiscal", que pasa por la subida de algunos impuestos. Son los cambios que Hacienda quiere abordar con los expertos, aunque para los asesores fiscales a reforma tiene que dar primero otro paso, el de solucionar "el grave problema de inseguridad jurídica". "Llevamos lustros naufragando en una inseguridad jurídica brutal, cualquier impuesto tiene tu interpretación como asesor, la interpretación de los 17 Tribunales económicos regionales, la del Tribunal central, también la de lo diecisiete Tribunales superiores de justicia, la Audiencia Nacional, el Tribunal Supremo y, claro, la de la Dirección General de tributos", explica a LPO Gómez Taboada.

En total suman cerca 40 interpretaciones que convierten el sistema fiscal español en una encrucijada. "¿Todo esto que estamos viviendo ahora con el estado de alarma, la inseguridad que el ciudadano de pie que no sabe que puede hacer en el día a día o hasta que hora? Eso es lo que sucede en materia fiscal desde hace lustros", compara Javier Gómez.

La otra necesidad que plantean a Hacienda antes de estudiar la subida de impuestos es conseguir "un sistema armónico" porque señalan que ahora mismo "tenemos a gente que tributa lo mismo a través de dos impuestos diferentes". Es el caso, por ejemplo, explica el asesor fiscal, del impuesto de patrimonio y el de bienes inmuebles y las "patologías existentes por la interacción del IVA e ITP sobre una misma operación" . "Resulta que esa está tributando dos impuestos por la propiedad", critica. 

" ¿Todo esto que estamos viviendo ahora con el estado de alarma, la inseguridad que el ciudadano de pie que no sabe que puede hacer en el día a día o hasta que hora? Eso es lo que sucede en materia fiscal desde hace lustros "

"Hay que organizar una coordinación sistemática, coherente y armónica y que esa organización se extienda a todas las CCAA", señala. Porque ese es otro de los principales problemas: la dispersión normativa de las comunidades autónomas, que pueden cambiar algunos de los impuestos sobre los que tiene competencias, como el de sucesiones. "Cada año nos encontramos con novedades diferentes en cada comunidad y no sabemos a qué atenernos".

Últimos en competitividad fiscal

Las consecuencias del ‘laberinto fiscal' español las muestra el último estudio sobre competitividad fiscal de la a Tax Foundation y el Instituto de Estudios Económicos donde España figura entre los diez países de la OCDE con peor competitividad fiscal. "Hay que preocuparse si ya hay instituciones totalmente objetivas que dicen: este país para competir en el tablero mundial por apuestas de atractivo económico no va bien", señala el experto.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.