Chamartín
Adif ultima la selección de empresas para el megaproyecto de la estación de Chamartín
El administrador ferroviario prepara el primer corte de diez candidatos de los 18 que se presentaron para hacerse con el proyecto.

La remodelación de la madrileña estación de Chamartín, que recibe todos los trenes procedentes del norte y del noroeste de España, está a punto de culminar la primera fase en su camino hacia una transformación radical que busca adaptarla al crecimiento del tráfico ferroviario previsto para los próximos años y convertirla en el epicentro del nuevo distrito Madrid Nuevo Norte.

Para el diseño de la nueva terminal, que entró en funcionamiento en 1975, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) optó por un concurso internacional. Según fuentes de la compañía pública consultadas por LPO, la primera criba de candidatos está a punto de completarse.

[Tras 10 años de espera, el gobierno anuncia que en 2021 el AVE llagará a Galicia]

Tras un retraso provocado por el anterior estado de alarma, el pasado mes de julio se recibieron ofertas de 18 grupos de empresas. Actualmente se verifica la documentación aportada por las firmas en el denominado corte de solvencia. La obra, que aún tardará varios años en arrancar, contará con la participación de grandes ingenierías y estudios de arquitectura de nivel internacional. Una vez realizado el primer corte de candidatos, empezará a correr el plazo para que los elegidos presenten sus proyectos. 

Ya en una segunda fase, será un jurado formado por la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de la capital, el Ministerio de Transportes y la sociedad Distrito Castellana Norte (DCN), quien elegirá al adjudicatario que haya ofrecido un mejor diseño y solución para las necesidades de una terminal que se ubica junto a los rascacielos de Madrid. 

La remodelación, estimada en unos 1.000 millones de euros, se enmarca dentro de la anteriormente llamada "Operación Chamartín", un megaproyecto urbanístico ahora denominado 'Madrid Nuevo Norte' y que fue aprobado hace meses por la Administración tras dos décadas de espera

La remodelación de la estación Chamartín, estimada en unos 1.000 millones de euros, busca crear uno d elos hub de interconexión urbana más avanzados de Europa.

La configuración actual de la estación no permitía la absorción del incremento de la demanda previsto para las próximas décadas, cuando la liberalización del sector ferroviario será ya una realidad. Además, esta previsto que la estación pueda conectarse próximamente a través de un túnel -actualmente en fase de pruebas- con la otra gran terminal de la capital madrileña, Madrid-Puerta de Atocha. 

Las aspiraciones del Gobierno pasan por convertir a la estación en una de las más modernas de Europa, con oficinas y zona comercial. En palabras del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, la idea es "revolucionar" la "concepción tradicional de estación ferroviaria meramente funcional para el transporte" y convertir la terminal en "el mayor ejemplo europeo de estación sostenible".

[Madrid Nuevo Norte espera una "guerra judicial" tras aprobarse la Operación Chamartín]

Pero su transformación total todavía tardará años en ejecutarse. Hasta entonces está previsto adoptar algunos cambios en el edificio de viajeros y en el vestíbulo, así como ampliar el número de vías para la alta velocidad. Hasta la llegada de la pandemia, Madrid-Chamartín recibía una media de 125.000 pasajeros diarios.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.