Congreso
El Congreso aprueba la prórroga del estado de alarma hasta mayo
Salvador Illa confirma una Navidad marcada por el virus: "Será distinta, nos tendremos que adaptar". La Conferencia de Presidentes podrá pedir que el decreto decaiga a partir de marzo

El Congreso ha autorizado la prórroga del estado de alarma hasta el 9 de mayo. Como hace una semana con la moción de censura, los diputados de Vox se volvieron a quedar solos en la votación, al ser los únicos que votaron en contra. Al menos, se ahorraron tener que votar en directo, ya que sus 53 diputados lo hicieron de forma telemática. El PP, como se anunció en la jornada previa, se abstuvo. El decreto, con la enmienda impulsada por PNV y ERC para que Sánchez tenga que dar explicaciones en la Cámara cada dos meses, fue apoyado por una mayoría absoluta.

La mayoría del territorio español afronta una situación delicada en la segunda ola del coronavirus y, por ese motivo, el Gobierno quiere prorrogar el estado de alarma hasta mayo. Ese ha sido el principal mensaje de Salvador Illa en la tribuna de oradores del Congreso, en donde, además, ha pedido el apoyo del PP para extender esta medida durante seis meses. En todo caso, advirtió, ésta podrá levantarse antes, si la situación mejora, y así lo solicitan a la Cámara las comunidades autónomas a través de la Conferencia de Presidentes.

 El ministro de Sanidad ha pedido a la ciudadanía "un esfuerzo más" en la lucha contra la pandemia ante los "meses muy duros" que quedan por delante, y ha recalcado que este no es el momento de relajar medidas sino de continuar con los sacrificios para contener el virus. Así ha comenzado Illa el debate, al que asiste el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, sobre la prórroga por seis meses del estado de alarma que el Gobierno ha propuesto y que debe aprobar el Congreso, con una primera mención a las víctimas y sus familias y un reconocimiento a los trabajadores sanitarios.

[En directo: Salvador Illa defiende en el Congreso el estado de alarma hasta mayo]

Después ha dirigido su mensaje a los españoles, al apuntar que el Gobierno "es consciente" de que los españoles empiezan a estar "cansados" tras meses de "esfuerzos y sacrificios" y por "no poder hacer lo que hacían antes", como, por ejemplo, abrazar a los suyos.

"Pero no es el momento de relajar medidas. Estamos ante unos meses que van a ser muy duros; aún nos queda un horizonte amplio por delante", ha recalcado Illa, quien también ha augurado unas "fiestas distintas" de Navidad "a las que nos tendremos que adaptar". 

A continuación, repasó las medidas adoptadas por el Gobierno desde el inicio de la pandemia y, sobre todo, una vez iniciada la llamada "nueva normalidad". Destacó los acuerdos alcanzados por las comunidades autónomas y, sobre todo, el documento pactado en la Interterritorial de Salud de la semana pasada, cuando se establecieron cuatro niveles de riesgo para aplicar restricciones en función de la gravedad de la situación sanitaria en cada territorio.

La mayor parte del territorio español está en riesgo alto o muy alto

A ese respecto, recordó que la actual regulación permitirá a cada comunidad autónoma adaptar las medidas aprobadas en función de los "indicadores epidemiológicos". Después de hacer un repaso a los mismos, afirmó que "la mayor parte del territorio español está en riesgo alto o muy alto".

Por ese motivo, insistió, es imprescindible la aplicación de un estado de alarma durante los próximos seis meses, para tener un "marco jurídico" que permita aprobar restricciones que afectan a los derechos fundamentales. En todo caso, añadió, el estado de alarma podrá levantarse antes de mayo, si la situación epidemiológica mejora.

[Pacto del Gobierno con sus socios: comparecencias de Sánchez e Illa y estado de alarma hasta mayo]

Para ello, eso sí, será necesario una petición al Congreso de los Diputados de las comunidades autónomas, a través de un acuerdo de la Conferencia de Presidentes. Este anuncio supone una novedad respecto a lo dicho desde el pasado domingo, ya que hasta ahora el Gobierno de Pedro Sánchez había asegurado que sería el Consejo Interterritorial de Salud el que solicitara ese final anticipado del estado de alarma.

Salvador Illa acabó su intervención apelando directamente al Partido Popular, pidiendo el voto afirmativo de los de Pablo Casado. Recordando el "cambio de discurso" protagonizado por el líder del PP en la moción de censura de Vox, el titular de Sanidad  aseguró que "el PP tiene que decir si es un partido de estado o está con la ultraderecha".

Casado acusa a Sánchez de no afrontar la crisis

Pablo Casado decidió ser él quien, finalmente, subiera a la tribuna de oradores para defender la posición de su partido en la votación. El líder del PP afirmó que había decidido intervenir "por alusiones", confirmó la abstención de su Grupo Parlamentario, y cargó las tintas contra Pedro Sánchez, al que le acusó de delegar en las comunidades autónomas la gestión de la crisis. Recordó, en ese sentido, el discurso pronunciado el miércoles por Emmanuel Macron, defendiendo una lucha unitaria de toda Francia contra el virus. Unas palabras que han dado "envidia" al líder de la oposición español.

El presidente del PP, además, respondió con contundencia a Illa, preguntándole cómo puede hablar de eficacia "con 60.0000 muertos y más de un millón de contagios". También acusó al Gobierno, y a Pedro Sánchez, de haber afirmado, "con la arrogancia que le caracteriza" que se había derrotado al virus. Además, reprochó al Ejecutivo haberse "saltado a la torera la Constitución" y haberse "parapetado en las comunidades autónomas" para eludir su responsabilidad frente a la pandemia.

Santiago Abascal echó en cara a Sánchez, al que denominó como "el emperador", no estar presente en un pleno "en el que quieren imponer un estado de excepción" durante seis meses

Santiago Abascal, por su parte, echó en cara a Sánchez, al que denominó como "el emperador", no estar presente en un pleno "en el que quieren imponer un estado de excepción durante seis meses" y anunció que Vox presentará un recurso de inconstitucionalidad contra el decreto por el que se aprueba el estado de alarma durante seis meses. Una medida que rechazarán en la votación de este jueves en el Congreso. Además, advirtió que en ese escrito ante el TC pedirán medidas cautelarísimas contra el decreto.

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, aprovechó para marcar distancias con respecto a Ciudadanos, a las puertas de la negociación de los Presupuestos, recordando las críticas de Edmundo Bal sobre la política de gastos del Gobiernos como solución a la pandemia. Alabó, además, a petición de perdón de Illa por acudir al polémico acto organizado en el Casino de Madrid en el que coincidieron 80 personalidades políticas y empresariales. Entre ellos, cuatro ministros del Gobierno y los líderes de PP y Ciudadanos, Pablo Casado e Inés Arrimadas, respectivamente. A ambos, les pidió que siguieran el ejemplo del titular de Sanidad y pidieran disculpas.

Que el frenesí por salvar la Navidad no nos traiga lo que produjo el frenesí por salvar el verano

Gabriel Rufián tiró de ironía y afirmó, en tono jocoso, que él, como Casado, tampoco tenía pensado subir a la tribuna y, después de mirar los papeles que le acompañaban, aseguró riéndose que "improvisaré algo". Después, a pesar del anunciado apoyo de ERC, cargó con dureza contra el Gobierno: "Es inadmisible que ustedes pretendieran pasar seis meses sin rendir cuentas al Congreso. Y eso que son el gobierno más progresista de la historia... Ya vale". Además, pidió que "el frenesí por salvar la Navidad no nos traiga lo que produjo el frenesí por salvar el verano".

[A Inés Arrimadas le convencen los Presupuestos de Sánchez e Iglesias y negociará con el Gobierno]

También fue contundente contra el Gobierno Inés Arrimadas. La líder de Ciudadanos recordó que "desde que Pedro Sánchez anunció que se había derrotado al virus, han muerto 7.000 personas". Además acusó a PSOE y PP de haber librado la batalla entre dos gobiernos a cuenta situación sanitaria de una comunidad autónoma: "Sí, pongamos que hablo de Madrid". Además, reivindicó que fue su partido el primero en volver a pedir el estado de alarma: "Es un instrumento constitucional. No hay que criminizarlo". 

No sabemos, con certeza, qué va a pasar en tres semanas. Pero nosotros, ni nadie

Aitor Esteban también confirmó el respaldo del PNV a la prórroga y dio importancia al hecho de que las medidas a aplicar sean adoptadas, y modificadas, por las comunidades autónomas, en función de la evolución del virus. Una circunstancia, destacó, que no se dio en el estado de alarma de marzo y que ahora es necesaria por los constantes cambios de escenario según avanzan las semanas. Una reflexión, esta última, que compartió el ministro Salvador Illa en su turno de réplica:  "No sabemos, con certeza, qué va a pasar en tres semanas. Pero nosotros, ni nadie".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.