Gobierno
Ministros del PSOE advierten de importantes enmiendas a los "Presupuestos de Podemos"
Desde varios ministerios consideran que "Pablo Iglesias ha impuesto sus tesis" y anticipan tensiones durante la negociación de las enmiendas

La sensación es que "Podemos se ha salido con la suya". El pacto alcanzado entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para aprobar el proyecto de Presupuestos, que ya está presentado en el Congreso de los Diputados, ha elevado de nuevo la tensión entre los socios de Gobierno. Desde el pasado viernes, Podemos aireó importantes discrepancias con la parte socialista del Ejecutivo, y las filtraciones fueron a más el lunes. Al final, como estaba previsto, hubo acuerdo, "pero parece que los que han ganado son ellos", se quejan desde varios ministerios liderados por ministerios del PSOE.

Para colmo, añade un alto cargo de una de las carteras más importantes del Ejecutivo, es que "en parte es verdad" que Podemos se haya impuesto en esta batalla interna: "Como ha pasado ya en algunos textos legislativos, existe una parte, casi de argumentario del partido, que se ha incluido en el texto". Una circunstancia, afirman, que no solo ha provocado choques dentro del Consejo de Ministros, sino que también traerá consigo "problemas" en la negociación con los diferentes partidos de la oposición: "Ahora viene otro debate, pero con más actores implicados".

En ese sentido, las fuentes consultadas por LPO explican que los de Pablo Iglesias "han ido a máximos" en la negociación de las cuentas. Y Pedro Sánchez y María Jesús Montero han aceptado incluir una serie de impuestos que pueden ser rechazados, incluso, por los socios de investidura: "Al PNV no le va a hacer ninguna gracia el impuesto al diésel, el de patrimonio, o incluso la subida del IRPF a partir de los 300.000 euros anuales". Una serie de tasas que, no obstante, "no son definitivas".

A partir de la semana que viene comenzarán las comparecencias de los ministros y los altos cargos del Ejecutivo para explicar en el Congreso las cuentas de sus respectivos gabinetes. Y, en paralelo, se iniciarán las conversaciones del Gobierno con los diferentes partidos de la oposición para sellar un apoyo mayoritario a las cuentas que desde Moncloa y desde Hacienda ya dan por hecho. Pese a ello, los socios de investidura, y otros partidos, plantearán enmiendas al texto inicial. Y será entonces cuando puedan aparecer nuevas discrepancias.

[A Inés Arrimadas le convencen los Presupuestos de Sánchez e Iglesias y negociará con el Gobierno]

Más allá de la oposición del Partido Nacionalista Vasco a una mayor fiscalidad, en la coalición de Gobierno no ha pasado desapercibida la posición de Ciudadanos respecto a las cuentas de 2021. Tal y como se ha informado en estas páginas, los de Inés Arrimadas consideran el proyecto presupuestario una buena base para negociar, y ya han dado por hecha la retirada del impuesto al diésel a través de la aprobación de una enmienda. Una decisión que ya ha causado sorpresa en el seno de Unidas Podemos.

Los de Pablo Iglesias insisten en consolidar el acuerdo con los socios de investidura y descartar a Ciudadanos de la ecuación, ya que sus diez votos no serían necesarios. No obstante, Pedro Sánchez no renuncia a aprobar las cuentas con un respaldo parlamentario mayor y, además, es consciente de que debe templar los ánimos, algo revueltos, entre los grandes del Ibex.

Ellos impusieron su programa en la negociación realizada dentro del Gobierno, pero no tenemos 176 diputados y habrá que aceptar importantes enmiendas

En ese sentido, las fuentes consultadas explican que  "es verdad que la nueva limitación de las exenciones a las grandes empresas afecta solo a una minoría, pero es que esa minoría representa a los grandes inversores del país". Por tanto, advierten, "eso habrá que tocarlo". Entre otras cosas porque, tal y como advierten desde uno de los llamados 'ministerios de Estado', "lo que hay que evitar a toda costa es correr el mínimo riesgo sobre una posible fuga de inversores o capitales".

Las cartas de los Presupuestos, por tanto, están repartidas, pero ahora "hay que jugarlas con la oposición y los empresarios". Una 'partida' que traerá, "seguro", cambios en el proyecto inicial. Algunos de ellos, no muy del agrado de Podemos: "Ellos impusieron su programa en la negociación realizada dentro del Gobierno, pero no tenemos 176 diputados y habrá que aceptar importantes enmiendas", afirman importantes cargos de ministerios dirigidos por representantes del PSOE.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.