El cierre perimetral de Madrid provoca otro choque entre Ayuso y Aguado
Desde el entorno de la presidenta recalcan que ella es el "mando único" y que va a consultar a sus homólogos de las dos Castillas para tomar una decisión coordinada

El cierre perimetral de la Comunidad de Madrid y ambas Castillas cobra cada vez más fuerza tras una jornada protagonizada por el enésimo choque en el seno del gobierno regional de Madrid, donde la brecha provocada por la estrategia frente al coronavirus cada día se hace más profunda. Desde hace meses, cada decisión de calado que ha de tomar el Ejecutivo madrileño provoca un conflicto público entre el sector del PP y el de Ciudadanos, liderados por la presidenta Isabel Díaz Ayuso y el vicepresidente Ignacio Aguado, respectivamente.

Este último anunciaba a primera hora su intención de proponer en el Consejo de Gobierno de este miércoles que la región sea clausurada para frenar la "entrada y salida masiva de personas" de cara a los dos puentes de Todos Los Santos y La Almudena que tendrán lugar en los próximos quince días. "Yo mañana lo propondré en el Consejo de Gobierno pero es una competencia que le compete a ella", reconocía el dirigente naranja.

Eso es precisamente lo que responden de manera rotunda desde el entorno de la presidenta, que a media mañana afeaba públicamente a su socio de gobierno la forma de plantear la iniciativa. La dirigente regional invitaba al líder naranja a discutir el posible cierre "dentro del Consejo de Gobierno y no trasladar el debate fuera". 

Minutos antes, el consejero de Justicia e Interior, Enrique López, se había apresurado a defender que "hoy por hoy la situación en Madrid es de control epidemiológico" gracias a "medidas quirúrgicas eficientes y específicas". En cualquier caso, la voluntad de Ayuso pasa por refrendar su decisión con el aval de los técnicos sanitarios y por coordinar la estrategia con dos regiones limítrofes como Castilla y León y Castilla-La Mancha. 

"La decisión la tomará la presidenta, porque es el mando único. Y la va a tomar después de oír a los técnicos de Sanidad porque se trata de una decisión de salud publica y no solo política", insisten fuentes de la Puerta del Sol consultadas por LPO. Asimismo, este miércoles se reunirá a las seis de la tarde en Ávila con los presidentes Castilla y León y Castilla-La Mancha, Alfonso Fernández Mañueco (PP) y Emiliano García-Page (PSOE), respectivamente. En el mes de septiembre ya mantuvieron otro encuentro en la sede del Ejecutivo madrileño. 

Los dos Castillas tienen sobre la mesa el cierre de sus límites territoriales para frenar la movilidad de ciudadanos y evitar la expansión de los contagios. A diferencia de Madrid, la coalición de PP y Ciudadanos en Castilla y León no se ha visto resentida por la estrategia frente a la pandemia del coronavirus. El vicepresidente Francisco Igea (Cs) ejerce de portavoz del ejecutivo autonómico y la medidas se adoptan de forma coordinada. 

Repercusión económica

En la balanza de Ayuso pesa mucho la repercusión económica inmediata que puedan provocar las nuevas restricciones de movilidad. Precisamente, ese fue uno de los aspectos que más escocieron cuando el vicepresidente Aguado propuso hace dos semanas decretar un 'parón' total de hasta 21 días para reducir drásticamente la curva de contagios de cara a las navidades. 

Desde el entorno de este último aseguran desconocer cuál será la decisión final que tiene en mente la presidenta regional, aunque creen que puede estar "por la labor", en función las distintas informaciones que conocen a través de los medios de comunicación. 

No en vano,  el vicepresidente Aguado se enteró a través de una rueda de prensa del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, de las nuevas restricciones decretadas por el gobierno regional el pasado viernes. Se trataba de una vuelta al plan de cierres perimetrales por Zonas Básicas de Salud en lugar de por municipios enteros, como imponía el estado de alarma decretado por el Gobierno central para ocho localidades de la región. 

Además, el pasado sábado, antes de que el Gobierno de Pedro Sánchez declarase el estado de alarma para todo el territorio nacional, Aguado aseguró que si él ocupase el puesto de presidente "ya habría pedido" la declaración del estado excepcional en la región. Ayuso, en cambio, siempre se ha negado a demandarlo y lo ha tachado como un "fracaso". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.