Seguridad
Marlaska obliga a Policía y Guardia Civil a pactar el control del toque de queda con las CCAA
Mandos de ambos cuerpos están manteniendo reuniones con las delegaciones del Gobierno y los ejecutivos regionales. La consigna es "apañarse con las autonomías"

Se llame toque de queda o "restricción de movilidad nocturna", lo cierto es que la principal limitación aparejada al nuevo estado de alarma es el de la libre circulación a partir de las 10, de las 11, o de las 12 de la noche, en función de los baremos que aprueben los gobiernos regionales. Policía y Guardia Civil, junto a los cuerpos autonómicos, son los encargados de garantizar que esa medida se cumple, pero lo cierto es que, a día de hoy, muchas unidades no saben qué deben de hacer.

Así lo aseguran a LPO mandos del Cuerpo Nacional y del Instituto Armado, que coinciden en señalar la falta de instrucciones por parte de las direcciones generales de ambos cuerpos. Recuerdan, en ese sentido, que en el estado de alarma de mayo se estableció un mando único en el Gobierno central y que el Ministerio del Interior era la autoridad competente para la organización de dispositivos policiales. No obstante, eso ha cambiado ahora con la llamada "cogobernanza" con las comunidades autónomas.

[Sánchez impone toque de queda y quiere extender el estado de alarma hasta mayo]

El estado de alarma aprobado el domingo otorga a los gobiernos autonómicos la consideración de "autoridades delegadas" en la toma de decisiones. Por tanto, en esta ocasión, los controles de Policía y Guardia Civil para evitar la salida de ciudadanos de las zonas confinadas, y para garantizar el cumplimiento del toque de queda, no dependerá de Interior.

Esa circunstancia, afirman las fuentes consultadas, está afectando, y mucho, a la operatividad: "La consigna a los 17 generales de zona de la Guardia Civil y a los comisarios jefe de Policía es que se apañen con las comunidades autónomas". Un mensaje, procedente de las direcciones generales de ambos cuerpos, situadas en Madrid, que está provocando un gran malestar e incertidumbre entre los mandos.

La consigna a los 17 generales de zona de la Guardia Civil y a los comisarios jefe de Policía es que se apañen con las comunidades autónomas

Con la actual "cogobernanza" del estado de alarma, "lo que se hace es una reunión informativa, en la que estamos presentes Policía y Guardia Civil, con los jefes de las policías autonómicas, el delegado del Gobierno o su equipo,y representantes del Ejecutivo autonómico. Y ahí se toman las decisiones".

El problema, explican estas fuentes, es que "cada unidad actúa de forma diferente" y no existe una coordinación de ambos cuerpos a nivel nacional. Además, ahora, el envío de refuerzos de una comunidad a otra se complica, por la existencia de 17 autoridades delegadas y no un mando único: "La operatividad se ha vuelto más compleja".

La Comunidad de Madrid, en una reunión mantenida este lunes entre Isabel Díaz Ayuso y el delegado del Gobierno, José Manuel Franco, ya ha reclamado oficialmente el envío de más efectivos policiales a la región, pero lo cierto es que "esa decisión compete a Interior, y el Ministerio, en este estado de alarma, no está adoptando ninguna decisión". Un "problema operativo" que está retrasando el envío de efectivos de una comunidad a otra.

Fernando Grande-Marlaska, en un acto reciente con la Guardia Civil.

La decisión de aplicar la "cogobernanza", también en materia de seguridad, está siendo muy criticada por los mandos de ambos cuerpos, pero no así la aplicación de la llamada "restricción de movilidad nocturna". Según las fuentes consultadas, "es una medida efectiva que, en principio, facilita la labor policial".

De momento, concluyen, "se ha movilizado a todos los agentes de Seguridad Ciudadana, a la espera de pactar con las comunidades los dispositivos específicos para comunidad autónoma". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.