Congreso
Sánchez y Casado, condenados a entenderse para renovar las instituciones
El Gobierno se siente "reforzado" y apuesta por "trocear las negociaciones". Dirigentes del PSOE y del PP admiten que "ambas partes necesitamos llegar a un acuerdo"

 Ahora o nunca. Así ven miembros del Gobierno, y dirigentes del PSOE y el PP, el panorama que se les abre ahora a Pedro Sánchez y Pablo Casado para pactar la renovación del CGPJ, el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo y RTVE. El escenario, tras el fracaso de la moción de censura de Vox, es el propicio. Y, además, el presidente y el líder de la oposición empiezan a asumir que ambos necesitan de un acuerdo de estas características.

 [ Sánchez ofrece al PP negociar la reforma judicial después de una derrota histórica de Vox

Así lo aseguran a LPO dirigentes socialistas y populares, que califican como un "punto de inflexión" la votación producida este jueves en el Congreso y el debate de las últimas 38 horas. Desde el PSOE afirman que "antes de la moción de censura de Vox el PP no iba a querer pactar, pero eso ya ha pasado". Cargos del PP, por su parte, afirman que "las posibilidades siguen abiertas".

El fiasco de Abascal, además, ha "reforzado" al Gobierno. O, al menos, así lo interpretan algunos de sus ministros. Desde el Ejecutivo trasladan a LPO que el bloque de investidura sale más fuerte del debate y eso podrá ser aprovechado por Pedro Sánchez para rechazar cualquier tipo de vetos por el PP: "La estabilidad es importante, no solo para negociar, sino para todo".

No queremos que participe Podemos, no pueden estar. Además hay que buscar perfiles que no hayan tenido responsabilidades políticas

En el PP, no obstante, insisten en su advertencia al presidente sobre la participación de los de Pablo Iglesias en las negociaciones: "No queremos que participe Podemos. No pueden estar". Una advertencia en la que insistió en la tarde de este jueves el número dos del partido, Teodoro García Egea. Además, añaden, "hay que buscar perfiles que no tengan o hayan tenido responsabilidades políticas".

Los populares, en ese sentido, afirman que no han cambiado de posición y que, pese a la oferta de Sánchez de paralizar la reforma del CGPJ impulsada en el Congreso por PSOE y Unidas Podemos, "no cambia nada". Otros dirigentes, sin embargo, afirman que "en el partido se ha asumido que hay que hablar" y anuncian nuevas conversaciones en cuestión de días: "Si no es la semana que viene, será la próxima".

La nueva estrategia del Gobierno: "trocear las negociaciones"

Desde el Gobierno perciben que existe una nueva "predisposición" del PP a negociar, tras el duro discurso de Casado contra Abascal y el anuncio del líder popular de una reunión el próximo martes de la Junta Directiva Nacional del PP, con la plana mayor del partido, incluidos los barones regionales.

[PSOE y PP apalabraron en julio un 'pack de renovación institucional' que se vino abajo en agosto]

Las mismas fuentes recuerdan, además, que las conversaciones para la renovación del CGPJ antes de verano las llevaron a cabo el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo y Enrique López, consejero madrileño de Justicia. Podemos, por tanto, "no interviene" de forma presencial en esas negociaciones, aunque "el ministro representa a todo el Gobierno".

Más allá del poder de influencia de Podemos en esas negociaciones, dirigentes del PSOE muy próximos al Ejecutivo advierten que, desde Moncloa, se está diseñando una nueva estrategia de cara a las conversaciones con el PP. Así, si en julio se ofreció un 'pack de renovación institucional', el Gobierno planteará ahora "ir de una en una", si eso facilita el acuerdo.

Sánchez, afirman las fuentes consultadas, insistirá a Casado en ese 'pack' pero, de encontrar reticencias por parte del líder del PP, se optará por "trocear las negociaciones", impulsando antes la renovación de unas instituciones frente a otras. Una estrategia, admiten, que también servirá para aumentar la presión sobre el presidente del Partido Popular.

En ese sentido, recuerdan que para la renovación de RTVE "bastaría con una mayoría absoluta en segunda vuelta", sin la necesidad de la mayoría de tres quintos requerida para el CGPJ: "Se piden dos tercios en primera votación y mayoría absoluta en la segunda, con respaldo de cuatro grupos". Por tanto, a Sánchez "le valdría el bloque de investidura".

Ese escenario, confían en el Gobierno, podría "asustar" al PP, que temería "quedarse fuera del reparto" y, por tanto, "preferiría ponerse a negociar". Fuentes del Partido Popular admiten a este diario que esa amenaza es real y añaden que, por tanto, "lo conveniente sería llegar a un acuerdo".

El PP está dispuesto a llegar a un acuerdo

Lo mismo piensan sobre el resto de instituciones a renovar donde, sin embargo, sí que se necesitarían mayorías de tres quintos. Esa sería, por tanto, la baza del PP, en una partida de póker que siguen jugando los dos principales partidos del país.

Hemos ido muy fuertes y nos ha salido mal, y ahora hay que volver a empezar

La situación, sin embargo, ha cambiado respecto a julio. Desde el Partido Socialista admiten que "hemos ido muy fuertes -como con la proposición de reforma del CGPJ de PSOE y Podemos- y nos ha salido mal, y ahora hay que volver a empezar"; mientras que dirigentes del Partido Popular hablan de la necesidad de "no quedarnos fuera de las negociaciones".

Ambas partes, por tanto, admiten la necesidad del acuerdo. Ahora, solo queda que tanto Pedro Sánchez como Pablo Casado decidan descolgar el teléfono. Un movimiento que desde PSOE y PP ven ahora más cerca.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.