Jubilaciones
PSOE y PP acuerdan blindar por escrito la jubilación a los 60 años de 900.000 funcionarios
Ambos partidos pactaron mantener los "derechos adquiridos" de estos funcionarios públicos, que pasan a depender de la Seguridad Social tras el fin de las Clases Pasivas. El ministro Escrivá tendrá la última palabra

No es muy habitual, y menos en estos tiempos, pero PSOE y PP han llegado a un acuerdo que apenas ha trascendido y que, sin embargo, ha supuesto todo un alivio para 900.000 funcionarios que llevan meses viendo peligrar su jubilación a los 60 años. Representantes de ambas formaciones en la Comisión del Pacto de Toledo acordaron un texto conjunto que blinda este "derecho adquirido", una "garantía" que da tranquilidad a los empleados públicos después de meses de incertidumbre, con evasivas constantes por parte del ministro José Luis Escrivá y una primera redacción del escrito finalmente aprobado que encendió todas las luces de alarma. 

El pasado mes de mayo, el Congreso aprobó el Real Decreto-ley 15/2020, de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo. En las disposiciones adicionales quinta y sexta del texto, se estableció que el Régimen de Clases Pasivas pasa a depender de Seguridad Social, una circunstancia que abría la puerta al Gobierno para acabar con las jubilaciones a los 60 años de los 900.000 funcionarios en activo que se rigen por este régimen especial. Unos empleados públicos que tendrían que estar cinco años más en activo... y cotizando a la Seguridad Social, tal y como reveló hace cinco meses LPO.

[El Gobierno pone en jaque la jubilación a los 60 años de 900.000 funcionarios]

La señal de alarma se encendió entonces entre los sindicatos que representan los intereses de los empleados públicos, que pidieron explicaciones al Gobierno. El ministro competente, el titular de Inclusión y Seguridad Social, no obstante, ha estado casi medio año jugando al despiste con las centrales, dejando abierta la posibilidad de eliminar una jubilación 'anticipada' de la que gozaban todos los funcionarios pertenecientes al Régimen de Clases Pasivas, que desde el pasado 6 de octubre ha iniciado su proceso de extinción para pasar a depender de Seguridad Social, de forma definitiva, a partir del 1 de enero de 2021.

El ministro, de hecho, llegó a responder por escrito a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) que las decisiones a adoptar sobre estos 900.000 funcionarios "deberán ser abordadas más adelante, una vez tengan asumidas las competencias los distintos departamentos ministeriales". Una respuesta más que evasiva que provocó gran incertidumbre entre los empleados públicos.

Las sospechas sobre la supresión de la jubilación a los 60 años de este colectivo se incrementaron, aún más, el pasado mes de septiembre cuando el asunto fue abordado en la Comisión del Pacto de Toledo

Las sospechas sobre la supresión de la jubilación a los 60 años de este colectivo se incrementaron, aún más, el pasado mes de septiembre cuando el asunto fue abordado en la Comisión del Pacto de Toledo. Tal y como confirman a LPO diputados que forman parte del citado organismo, en el llamado "Borrador Recomendación 4", referente a la "Integración y convergencia de regímenes", se afirmaba que, en lo relativo a la extinción del Régimen de Clases Pasivas, "es necesario avanzar, en lo posible, en su convergencia con las condiciones del Régimen General, evitando la existencia de discriminaciones entre ambos en el periodo de tiempo que falta para su total desaparición". 

El contenido del borrador, redactado hace apenas un mes, fue todo un mazazo para funcionarios y sindicatos, que asumieron el fin de la jubilación a los 60 años de 900.000 funcionarios. No obstante, las negociaciones de las últimas semanas entre PSOE y PP, llevadas a cabo con la más absoluta discreción, se han concretado en una nueva redacción del texto que, en principio, "deja todo como estaba".

Según las fuentes consultadas por LPO, en el nuevo documento presentado en la Comisión del Pacto de Toledo se ha añadido que esa convergencia de Clases Pasivas en el Régimen General de la Seguridad Social se hará "sin perjuicio de los derechos adquiridos previamente". Una puntualización que, en principio, supone un blindaje a la jubilación a los 60 años de este colectivo de empleados públicos.

Así lo ven tanto PSOE como PP y también los sindicatos. No obstante, destacan a este diario las fuentes consultadas, "la última palabra no la tiene la Comisión del Pacto de Toledo, sino el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social". El blindaje a esta jubilación, por tanto, es "temporal", ya que "siempre puede haber un cambio de criterio por parte del Gobierno. Según explican desde CSIF, "teniendo en cuenta la negociación de Presupuestos, parece imposible que, de cara a 2021, eliminen esta jubilación". No obstante, añaden, "habrá que ver qué pasa a corto y medio plazo".

Teniendo en cuenta la negociación de Presupuestos, parece imposible que, de cara a 2021, eliminen esta jubilación. No obstante, habrá que ver qué pasa a corto y medio plazo

En previsión de lo que pueda pasar, la central mantiene el recurso ante el TC del decreto aprobado por el Gobierno en mayo, y que ahora se tramita como proyecto de ley en el Congreso de los Diputados. Este miércoles, precisamente, concluía el plazo de presentación de enmiendas, aunque se ha aprobado una prórroga de una semana, hasta el próximo día 28. Para los representantes de los funcionarios, se ha ganado una batalla clave, pero la guerra no ha acabado...

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.