Coronavirus
Los virólogos recomiendan dos semanas de confinamiento o toque de queda antes de Navidad
También advierten de la necesidad de reducir el número de aforos en reuniones privadas y limitarlas a convivientes o a un máximo de seis personas

 "Hay que tomar medidas contundentes ahora para evitar un cierre total en Navidades", dice el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado. El número dos de Ayuso en el Gobierno regional quiere llegar a final de año con una incidencia acumulada de 25 casos por cada 100.000 habitantes. Un objetivo ambicioso si se tiene en cuenta que a día de hoy se superan los 400. "Es poco realista", dicen los expertos consultados por LPO, que sí coinciden con Aguado en que para llegar a las vacaciones de Navidad con menos casos sí sería necesario un confinamiento de "un par de semanas". 

[ El fracaso sueco con la inmunidad de rebaño: cuatro veces más muertos que el resto de Escandinavia]

"Es conciliador pero no es realista", asegura José Antonio López Guerrero sobre las declaraciones del vicepresidente Aguado. Guerrero, que es director del Grupo de Neurovirología de la Universidad Autónoma de Madrid, tiene que claro que "en estas condiciones" y si el Gobierno madrileño no cambia su estrategia, es "muy difícil" alcanzar el objetivo de 25 casos por cada 100.000 habitantes que busca Aguado. "Es entrañable que el vicepresidente de la Comunidad abogue por una actuación conjunta y drástica mientras que su presidenta está en otras labores electoralistas sin la menor propuesta para doblegar los casos", critica el neurovirólogo.

Es entrañable que el vicepresidente de la Comunidad abogue por una actuación conjunta y drástica mientras que su presidenta está en otras labores electoralistas sin la menor propuesta para doblegar los casos.

López Guerrero explica que ahora mismo los expertos barajan tres escenarios para llegar al mes de diciembre por debajo de los 100 casos de incidencia acumulada. El primero sería el más drástico: "Encierros como los de marzo pero cortos, una semana de cuarentena total". Otro sector de la comunidad científica, en cambio, aboga por encerrar solo a los grupos de riesgo, sobre todo personas mayores, y que el resto de la población haga vida normal. "Yo estoy en contra, ya que se ha visto que genera muchas muertes y no soluciona el problema y más en un país donde vivimos intergeneracionalmente en pisos pequeños", dice Guerrero.

Para él, la mejor opción es la de confinamientos "más o menos drásticos, como el toque de queda en Paris". Afirma que "un par de semanas, antes de las vacaciones, o incluso desde ahora", serían muy efectivas y permitirían llegar a diciembre con mejores datos. "El toque de queda sería necesario para evitar que el ocio se traslade de restaurantes y bares a sitios cerrados y clandestinos."

Controles policiales en Madrid.

Eso sí, "si hacemos una medida drástica no es para relajarnos y hacer vida prepandémica", avisa. Según López Guerrero hay que reducir las reuniones solo a convivientes o a 6 comensales, como establece el decreto de estado de alarma. Además, es imprescindible que se realicen PCR. "Hay que conseguir que ese 25 de incidencia acumulada vaya acompañado de un gran número de PCR para que el porcentaje sea realista", señala.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.