PSOE
El PSOE eleva el tono contra el PP y exige el "no" en la moción de Vox: "No caben medias tintas con el fascismo"
Ábalos acusa a Casado de convertir al PP en un partido antisistema que blanquea a la extrema derecha: "Lo que se debate en el Congreso no es una moción, es si Saturno devora al hijo que se le atraganta"

A 48 horas del inicio de la moción de censura impulsada por Vox contra Pedro Sánchez, el PSOE ha decidido cargar las tintas contra Pablo Casado y acusarle de haber "blanqueado a la extrema derecha" y convertir al PP en un "partido antisistema" que deslegitima al Gobierno y asume como propios los discursos de Santiago Abascal y los suyos. Los socialistas, ha afirmado José Luis Ábalos, esperan el voto negativo de los populares porque "no caben medias tintas contra el fascismo". Además, confían en que el PP vuelva a sentarse a negociar la renovación de los órganos constitucionales una vez concluya el debate de esta semana en el Congreso. De no hacerlo, PSOE y Podemos llevarán hasta el final su propuesta para reformar el CGPJ.

En su comparecencia en rueda de prensa tras la reunión de la comisión ejecutiva federal del partido, el secretario de organización del PSOE ha señalado directamente a Casado como el culpable de la "crisis de naturaleza política" que vive España y que dificulta la respuesta del país frente a la pandemia: "España vive un clima político tóxico que tiene un origen preciso. El gran problema político de España es el desnortamiento del Partido Popular, que ha optado por comportarse como un partido antisistema que niega la legitimidad del Gobierno y que lleva dos años bloqueando la renovación de los órganos constitucionales".

[Sánchez reacciona al aviso de Europa: retirará la reforma del Poder Judicial si hay acuerdo con el PP]

Además, aseguró que el tono y los mensajes de Pablo Casado y de Isabel Díaz Ayuso son "indestinguibles" de los de Vox. Así, recordó que "hemos visto a la Junta de Andalucía asumir el neolenguaje de Vox, que desprecia el consenso en la lucha contra la violencia machista al legislar sobre la 'violencia intrafamiliar'; y hemos visto al Ayuntamiento de Madrid convertido en ariete institucional de Vox en su odio a la memoria democrática con la retirada de las placas de recuerdo a Largo Caballero".

A continuación, pasó a valorar la moción de censura impulsada por los de Abascal, y cuyo debate comienza el miércoles: "Lo que se debate esta semana no es una moción al uso. Es un ajuste de cuentas entre la ultraderecha y la derecha. Lo que se ventila es si el hijo mata al padre o si Saturno podrá devorar a su hijo que tanto se le atraganta". Calificó además de "vergonzosas" las dudas de Pablo Casado sobre el sentido de su voto y recordó que partidos similares al PP en Europa "aislan y aplican un control sanitario a la extrema derecha".

Lo que se debate esta semana no es una moción al uso. Es un ajuste de cuentas entre la ultraderecha y la derecha. Lo que se ventila es si el hijo mata al padre o si Saturno podrá devorar a su hijo que tanto se le atraganta

Sobre el líder del PP, afirmó que "sus cálculos siempre son los mismos: cuando España se la juega, nunca está del lado de su país. Ahora no sabe bien qué hacer después de blanquear a la extrema derecha. Sus dudas son patéticas". Añadió, en ese sentido, que es "un drama" que "el voto del PP se decida en función del temor a que la ultra derecha le retire los apoyos en comunidades y ayuntamientos. La derecha posterior a Rajoy no solo no reniega de la corrupción del PP, sino que parece llegar hasta el final en un proceso de fusión con la ultra derecha".

 De cara a la votación del jueves, "exigimos a Pablo Casado que vote 'no' a la moción de Vox. Todo ello porque "el país necesita una derecha moderada inequívocamente comprometida con la democracia" y "España no puede permitirse el lujo de depender de una extrema derecha que no salió del rincón". Ábalos añadió que "no caben medias tintas contra el fascismo". 

[Al Gobierno no le salen las cuentas para la prórroga del estado de alarma]

Preguntado por una posible negociación con el PP para renovar el CGPJ una vez finalizada la moción de censura, y si esas conversaciones serían posibles incluso con la abstención de los populares en dicha votación, el secretario de organización del PSOE afirmó que "esperemos que superada la moción de censura, tomen nota de la inviabilidad del discurso extremista. Si es así, imagino que estarían por moderar su actitud y llegar a un acuerdo para negociar la remodelación de los órganos constitucionales. Estamos dispuestos a negociar, pero con el respeto a las formaciones que componen el Gobierno".

Cuestionado también por la continuidad o no del estado de alarma en Madrid, Ábalos afirmó que fue "un recurso jurídico necesario después de lo ocurrido", aunque afirmó que no está dentro de los planes del Gobierno mantener esta situación, ya que "queremos que la Comunidad dé el soporte jurídico necesario, como están haciendo otras CCAA". Recordó, en ese sentido, que Castilla y León va a aplicar nuevos confinamientos en Burgos y Aranda de Duero, y que "la Xunta está aplicando unas medidas más duras y no se está necesitando el estado de alarma". Apostó, por tanto, porque el gobierno de Isabel Díaz Ayuso haga lo propio e imite a otros ejecutivos autonómicos presididos por el PP.

 


Sobre la moción de censura impulsada por los de Santiago Abascal, y que se debatirá esta semana en el Congreso de los Dipu

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.