Caso Gurtel
El Supremo ratifica la sentencia que le cost贸 el Gobierno a Mariano Rajoy
Desacredita la caja B, pero confirma que el PP se lucr贸 con la 'trama G眉rtel'. Tambi茅n respalda las condenas que fij贸 la Audiencia Nacional a los 29 acusados, entre los que se encuentra el ex tesorero Luis B谩rcenas

 El Tribunal Supremo ya ha dictado sentencia sobre la primera parte del 鈥榗aso G眉rtel' y concluye que el PP se benefici贸 de 240 mil euros de la trama.  La Sala II del Alto Tribunal considera probado que en el Partido Popular se cre贸 "un aut茅ntico y eficaz sistema de corrupci贸n" al rededor del 'Grupo CORREA' aunque considera "excesivas" las menciones a la caja B del partido contenidas en la sentencia emitida por la Audiencia Nacional y cuyo contenido ratifica casi por completo. La sentencia definitiva condena a once de los acusados  a m谩s de 12 a帽os de prisi贸n, incluyendo al empresario Francisco Correa, a su n煤mero 2, Pablo Crespo, o ex tesorero del PP, Luis B谩rcenas y su mujer, Rosal铆a Iglesias, que previsiblemente  entrar谩 en la c谩rcel en las pr贸ximas semanas.  

Un aut茅ntico y eficaz sistema de corrupci贸n, a trav茅s de mecanismos de manipulaci贸n de la contrataci贸n p煤blica, auton贸mica y local

El 鈥楪rupo CORREA' y el Partido Popular colaboraron durante a帽os en la prestaci贸n de servicios relativos a viajes, organizaci贸n de eventos o congresos. Una relaci贸n laboral aparentemente normal, si no fuera porque paralelamente se cre贸 " un aut茅ntico y eficaz sistema de corrupci贸n, a trav茅s de mecanismos de manipulaci贸n de la contrataci贸n p煤blica, auton贸mica y local". As铆 lo dice el Tribunal Supremo, en la sentencia definitiva de la primera parte de la 鈥楪眉rtel' emitida este mi茅rcoles.

A trav茅s de la "estrecha relaci贸n" de Francisco Correa con miembros del PP capaces "de influir en los procedimientos de toma de decisi贸n en la contrataci贸n p煤blica", las empresas de Correa "u otras elegidas por 茅l" gozaron "de un arbitrario trato de favor" y se hicieron con contratos p煤blicos ilegales. Lo considera probado el Tribunal Supremo, que asegura que en la din谩mica que fueron tejiendo Francisco Correa y pol铆ticos del PP, "mediaron sobornos a funcionarios y autoridades, se emitieron facturas falsas y se mont贸 un entramado entre diferentes sociedades para acceder a la contrataci贸n p煤blica, as铆 como para ocultar la procedencia il铆cita de los fondos".

[ La amenaza de B谩rcenas al PP se triplica: Kitchen, 'papeles' y G眉rtel]

En una sentencia de 1.843 folios, dictada por unanimidad, y de la que ha sido ponente el magistrado Juan Ram贸n Berdugo, el Supremo confirma los  delitos de cohecho, falsedad en documento mercantil, malversaci贸n de caudales p煤blicos, prevaricaci贸n, asociaci贸n il铆cita, fraude a la administraci贸n p煤blica, blanqueo de capitales, delitos contra la hacienda p煤blica, tr谩fico de influencias, apropiaci贸n indebida, o exacciones ilegales.

Rosal铆a Iglesias, la mujer de B谩rcenas, entrar谩 en prisi贸n

 La Sala considera que las declaraciones de Francisco Correa y las pruebas testificales, periciales y documentales son suficientes para  "estimar probada la participaci贸n del extesorero nacional del PP Luis B谩rcenas en los hechos" . B谩rcenas tendr谩 que seguir en la c谩rcel, aunque el Supremo le rebaja la pena de 33 a 29 a帽os. Aunque la peor noticia para 茅l, sin duda, es la ratificaci贸n de la condena a su mujer Rosal铆a Iglesias. El Alto Tribunal considera que Iglesias "conoc铆a la procedencia delictiva del dinero, el incremento del patrimonio de su marido no justificado con sus ingresos ordinarios" y la impone 12 a帽os y 11 meses de prisi贸n. Una condena que preocupa en G茅nova 13 porque Luis B谩rcenas siempre ha intentado proteger la libertad de su mujer y en m谩s de una ocasi贸n amenaz贸 con romper su silencio si Rosal铆a Iglesias resultaba salpicada por la trama. 

Pese a contundencia del fallo del Supremo, la Sala da un poco de ox铆geno al Partido Popular. En el recurso que el PP present贸 ante el Supremo contra la sentencia de la Audiencia Nacional alegaba la vulneraci贸n de los derechos al honor y a la presunci贸n de inocencia porque consideraba que la AN hab铆a incluido de forma innecesaria afirmaciones relacionadas con la existencia de una 'caja B' en el PP, atribuyendo a la formaci贸n pol铆tica un delito que no se estaba enjuiciando.

La Sala del Supremo le da parcialmente la raz贸n, se帽alando esas afirmaciones como "excesivas". En su sentencia argumenta que no se puede afirmar una responsabilidad penal sin acusaci贸n o defensa y recuerda que el Partido Popular "fue tra铆do al proceso como part铆cipe a t铆tulo lucrativo que presupone que el beneficiario no solo no particip贸 en el delito sino que desconoci贸 su comisi贸n".   "La contradicci贸n en la que entra la sentencia es evidente", dicen los jueces del Supremo sobre el fallo de la Audiencia Nacional en lo relativo a la 'caja B' del partido. Una cuesti贸n a la que se agarran en G茅nova.

El PP desacredita la moci贸n de censura

"Los hechos son condenables y los hechos est谩n ah铆", reconocen fuentes del Partido Popular poco despu茅s de conocerse la sentencia. Aunque se agarran a la desacreditaci贸n que hace el Alto Tribunal de la existencia de la 鈥楥aja B' para invalidar la moci贸n de censura que sac贸 a Mariano Rajoy del Gobierno: "La moci贸n de censura se fundamentaba en unos p谩rrafos que ahora el Supremo ha eliminado. A Pedro S谩nchez le ser谩 indiferente haber sido presidente del gobierno a trav茅s de una moci贸n injusta y basada en unos fundamentos no acreditados". 

Se desmarcan eso s铆 del ex tesorero del partido Luis B谩rcenas, asegurando que  "el 煤nico trato que tuvo la nueva direcci贸n del PP con Luis B谩rcenas es una amenaza de querella a Javier Maroto y a Pablo Casado por llamarle delincuente".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones ser谩 eliminado e inhabilitado para volver a comentar.