El PP teme que parte de su electorado no entienda el rechazo a la moción de Vox
Cargos del partido admiten que "no es fácil" explicar a todos los votantes por qué Casado no puede permitirse "entrar al juego imposible" de los de Abascal

En el Partido Popular creen que hay "motivos más que de sobra" para censurar al Gobierno de Pedro Sánchez. Pero a una semana de que se debata la iniciativa presentada por Vox para que el Congreso retire su confianza al jefe del Ejecutivo, los de Pablo Casado siguen sin desvelar el sentido de su voto sobre una propuesta que no tiene ninguna posibilidad de prosperar. Lo único que han dejado claro hasta ahora es que no apoyarán la moción en la que Santiago Abascal se postulará como candidato alternativo a Sánchez, tras no encontrar a nadie que quisiera aceptar el encargo. 

Aun así, el debate sobre la posición final late en el seno del partido y el presidente de la formación debe aún  decantarse por el 'no' o por la 'abstención'. La clave reside en conseguir trasladar a todo su potencial electorado por qué no pueden respaldar el mismo mecanismo que sirvió al propio Sánchez para desalojar a Mariano Rajoy de La Moncloa en 2018.  

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, se manifestaba la semana pasada totalmente convencido de que habría que votar 'no' a la iniciativa. Por su parte, la exportavoz parlamentaria del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, se inclinaba por una abstención. Fuentes de la dirección popular ven impensable hacer "seguidismo" de los de Abascal y otras reconocen necesario hacer una "labor de pedagogía" de cara a los suyos para que no queden dudas de que no pueden respaldar, en ningún caso, la iniciativa. 

Desde que Vox anunció su intención de activar el mecanismo constitucional, Génova les ha recriminado que sólo contribuirán a reforzar al propio Gobierno. Ahora les acusan directamente de "engañar" a los españoles, pues la moción "nace muerta" ante la falta del mínimo respaldo parlamentario necesario. "No es momento de estar jugando a este tipo de tacticismos", afirmaba este martes la portavoz parlamentaria, Cuca Gamarra. 

Las citadas fuentes reconocen que "la gente no tiene en su cabeza la composición del hemiciclo" y ponen como ejemplo la estrategia de apelación al denominado 'voto útil' que tuvieron que desplegar en las elecciones generales, cuando defendían que la división del voto en la derecha en circunscripciones pequeñas terminaba favoreciendo que el PSOE ganase escaños. 

Pero a nivel de discurso el panorama se complica por momentos y creen que, a la vista de los acontecimientos, una parte de su electorado más conservador podría tener reparos a la hora de aceptar que no vayan a respaldar la iniciativa contra un Gobierno al que reprochan -día sí y día también- su gestión de la pandemia del coronavirus. 

A ello se suma que el Ejecutivo pretende usar al Parlamento para impulsar una reforma exprés que busca excluir a los populares del reparto de los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) después de que estos se negaran negociar si Unidas Podemos entra en la ecuación. El propio Casado ha tachado la maniobra parlamentaria como un "atropello a la legalidad" y Gamarra ha acusado directamente a Sánchez de llevar a cabo "conductas autoritarias y dictatoriales". 

La decisión de impulsar el cambio normativo desde las Cortes y no desde el Consejo de Ministros permitirá al Gobierno no tener que solicitar los informes preceptivos del Consejo de Estado, el Consejo Fiscal y el propio CGPJ que se exigen para los anteproyectos de ley. En todo caso, Casado ya ha anunciado que recurrirá la modificación ante el Tribunal Constitucional y que lo llevará ante las instituciones y tribunales europeos. 

Al choque que se produce a poco más de una semana de tener que debatir la moción se suma la guerra abierta por parte de la Comunidad de Madrid contra el Gobierno central, al que su presidenta Isabel Díaz Ayuso acusa de imponer un estado de alarma en determinados municipios con "criterios inventados". Vox, por su parte, sigue azuzando su estrategia y ha llegado a plantear que diputados populares se salten la disciplina de voto. Un extremo que en Génova dan por totalmente descartado. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.