Coronavirus
La vacuna anti-Covid no elimina el riesgo de ser contagiado
Javier Cantón, entrevistado por LPO tras probar el tratamiento de Johnson & Johnson, advierte que la vacuna sí evitaría que el paciente acabe en la UCI y también minimizará la capacidad de transmisión del virus

 Hace cinco días, el enfermero español Joan Pons dio positivo en Covid-19. Podría tratarse de otro caso más si no fuera porque Pons es uno de los primeros vacunados contra el coronavirus en el mundo como voluntario del ensayo experimental de la Universidad de Oxford. Su ejemplo fue uno de los motivos para que otro español, Javier Cantón, se decidió a testar la vacuna de Johnson & Johnson. Una historia que relató LPO hace semanas.

[ Habla para LPO uno de los españoles vacunados de Covid: "Solo tuve fiebre 48 horas"]

Solo dos días después de conocer el resultado positivo de la PCR de Joan Pons, la farmacéutica Johnson & Johnson anunciaba la detención de los ensayos de su vacuna por la aparición de una "enfermedad inexplicable" en uno de los voluntarios. Lejos de lo que cabría esperar a priori, Cantón está "tranquilo" y asegura sentirse seguro, a pesar de las dos últimas noticias relacionadas con los ensayos de la vacuna. "Nuestras esperanzas en la vacuna no están puestas en que impida que te infectes", explica, sino en reducir todo lo posible la fortaleza del virus. Sobre el ‘revés' en los laboratorios estadounidenses, apunta que solo indica "que están siendo transparentes" y que es una garantía de que la vacuna será fiable. 

 Aunque estén miles de personas involucradas, si hay que parar el estudio se para hasta que se resuelva la incidencia. Eso maximiza la seguridad 

"Yo estoy perfectamente", dice Javier Cantón, que hace poco más de tres semanas se vacunó contra el coronavirus como voluntario de los ensayos de la farmacéutica Johnson & Johnson en España. El parón de los laboratorios en Estados Unidos anunciado por la compañía este martes no le preocupa: "significa que están siendo transparentes". Para Cantón, que es además doctor en Virología, es una demostración de que las dosis serán seguras porque la farmacéutica no ha dudado en frenar los ensayos ante el mínimo revés en uno de los voluntarios. "Aunque estén miles de personas involucradas, si hay que parar el estudio se para hasta que se resuelva la incidencia. Eso maximiza la seguridad".

Sobre el positivo en Reino Unido de Joan Pons, el voluntario español que animó a Cantón a probar la vacuna de Johnson en España, el virólogo asegura a este diario que informaciones como esta no deberían sorprender, porque no se espera que la vacuna "impida" la infección: "Nuestras esperanzas no están puestas en que impida que te infectes, sino en que genere memoria inmunitaria de forma que aunque el virus entre en tu cuerpo no te cause una Covid-19 muy seria".

Así, la eficacia de las dosis consistirá en que "si puedes acabar en la UCI", la vacuna lo evite, o que "si eres contagioso durante 15 días lo seas solo dos". Cantón reconoce que no espera que la vacuna le proteja al 100% y que como barrera frente a la infección sigue confiando en las mascarillas, la distancia de seguridad o la higiene de manos, más que en la inyección. 

Eso sí, pese a seguir siendo susceptibles al Covid-19, "la idea es que pasemos la enfermedad muy suavemente". Posibilidad de contagio, sí, pero con síntomas casi imperceptibles. Eso es lo que se espera de la vacuna contra el coronavirus. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.