Coronavirus
El Gobierno decidirá qué municipios madrileños serán confinados: "No hay más ciego que el que no quiere ver"
Mantiene las mismas restricciones de la orden de Sanidad, pero podrá poner en cuarentena nuevas localidades. Interior moviliza a más de 7.000 agentes de Policía y Guardia Civil

Un estado de alarma para que nada cambie. Ese es el objetivo fundamental del Gobierno con la aprobación de este nuevo decreto, que se aplicará únicamente en la Comunidad de Madrid y que persigue mantener las mismas restricciones ya aprobadas en la orden de Sanidad del viernes pasado que fue tumbada en la mañana del jueves por el TSJM. No obstante, sí existe una diferencia fundamental con respecto a la situación de hace apenas 24 horas: a partir de ahora será el Ejecutivo central, y no el autonómico, el que decida qué municipios pueden ser confinados y cuáles no, en función de los criterios ya aprobados la semana pasada, y comunes para todas las comunidades autónomas.

Así lo confirmó el propio Salvador Illa, que además confirmó la salida de Alcalá de Henares de la lista inicial de municipios confinados, por haber logrado reducir las cifras de contagios en los últimos días. A fecha de hoy, deben mantener el llamado "confinamiento perimetral" Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Madrid capital, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz, pero desde el Ejecutivo central no descartan modificaciones, en los próximos días, de esta relación de localidades.

[Madrid regresa al estado de alarma tras un nuevo choque entre el Gobierno y la Comunidad]

Los ratios que se siguen para decidir quién entra y quién sale de la cuarentena son los mismos que los aprobados el pasado viernes: superar los 500 casos por 100.000 personas en los últimos 14 días, una positividad de las pruebas diagnósticas de infección activa superior al 10% y que estén en comunidades autónomas con una ocupación de camas UCI por pacientes Covid-19 superior al 35% de la dotación habitual. 

También se mantienen las restricciones de movilidad para esas zonas y la limitación de aforos en reuniones -no más de 6 personas no convivientes- y en establecimientos. Lo único que cambia es que ahora 'ordena' el Gobierno central: "No hay autoridad delegada en ese sentido. Si hay que modificar la lista municipios, lo hará el Gobierno", afirmó Illa.

Duras críticas a Isabel Díaz Ayuso

El ministro de Sanidad aseguró, además, que el objetivo del Ejecutivo es aplicar el estado de alarma únicamente 15 días, sin tener que solicitar una prórroga al Congreso. En ese sentido, afirmó que "sumaremos 21 días con restricciones" y que, para entonces, "aspiramos a tener un escenario sanitario y jurídico que permita levantar el estado de alarma".

Ha recordado, además, que la orden de Sanidad, aprobada con el voto favorable de 13 comunidades autónomas la semana pasada, ha sido ratificada por hasta seis tribunales superiores de justicia, pero no por el de Madrid. La causa, afirmó, es que en las demás CCAA se invocó la Ley Orgánica  3/1986, del 14 de abril, de medidas especiales en materia de salud pública, algo que no hizo el gabinete de Isabel Díaz Ayuso. La aplicación de esta ley, de hecho, fue una de las tres soluciones propuestas por Pedro Sánchez a la presidenta regional en la tarde del jueves, sin que ésta se decidiera a adoptarla.

El comportamiento de Ayuso ha sido censurado de forma contundente por el ministro Illa que, preguntado por las dudas existentes sobre los instrumentos legales para evitar un nuevo estado de alarma, ha afirmado que "se ha llegado hasta aquí porque la Comunidad de Madrid ha querido llegar aquí". Una sentencia que vino precedida, al inicio de su comparecencia, por un relato de los hechos acaecidos en las últimas semanas, desde la solicitud de "ayuda" por parte de Ignacio Aguado antes de la reunión entre Sánchez y Ayuso en Sol, y los choques constantes entre ambas administraciones.

La paciencia tiene un límite. No hay más ciego que el que no quiere ver

Salvador Illa concluyó ese repaso cronológico de los hechos afirmando que "la paciencia tiene un límite" y que "no hay más ciego que el que no quiere ver". A continuación, confirmó la aplicación del estado de alarma en Madrid: "Hay que tomar para proteger la salud de los madrileños y también para evitar que esta situación se propague a otras comunidades autónomas y ponga en peligro la salud de más personas. Es muy importante que el nivel de contagios altos en Madrid no se extienda por el resto de España".

Más de 7.000 agentes de Policía y Guardia Civil desplegados

Junto a Salvador Illa compareció también Fernando Grande-Marlaska, para informar del despliegue especial derivado de la aplicación del estado de alarma en Madrid. El ministro del Interior anunció un dispositivo de más de 7.000 policías y guardias civiles, cuya misión será "garantizar de inmediato todas las medidas del estado de alarma".

En ese sentido, explicó que los agentes desplegados realizarán controles en todas las salidas de la capital y el resto de municipios con confinamiento perimetrado. También habrá labores de vigilancia en infraestructuras de transporte colectivo.

Este despliegue, añadió Marlaska, no supondrá una "merma" para el cumplimiento del resto de competencias de Policía Nacional y Guardia Civil. Además, ambos cuerpos contarán con la colaboración de las policías locales y municipales, con las que estarán en contacto permanente a través de un centro de cooperación recién constituido a tal efecto.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.