Europa
Médicos Sin Fronteras denuncia que la UE no garantiza la "protección humana" en el campo de Moria
La ONG considera el campo de refugiados como la "vergüenza de Europa" y califica como insuficientes las medidas anunciadas por la Comisión tras los incendios de septiembre

 "Es un sitio enfermizo". Con estas palabras, Mario López, sanitario de Médicos Sin Fronteras (MSF) define el campo de refugiados de Moria, en Lesbos. Un lugar considerado por esta ONG "la vergüenza de Europa". Los incendios de septiembre volvieron a poner en tela de juicio el papel humanitario que desempeña la UE y poco después, en el esperado discurso de la Unión de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se anunció un Pacto Europeo por la Migración que no acaba de convencer.

Dicho pacto hace hincapié en el "reparto equitativo de la responsabilidad y solidaridad entre Estados miembros que tendrán la obligación de ser responsables y solidarios entre sí". La lectura que se realiza desde MSF es que los tres meses que se proponen de plazo para evaluar las peticiones de asilo "no garantizan protección humana".

[La Corte de Derechos Humanos de Europa avala la devolución exprés de inmigrantes]

Según ACNUR, el Centro de Identificación y Registro de Moria, como la burocracia europea llama a ese campo, ha quedado devastado por los diversos incendios: "12.000 solicitantes de asilo se encuentran en una situación crítica y, una vez más, han perdido sus refugios y pertenencias". Un centro, en teoría, con capacidad para 3.000 personas, donde vivían, además, 4.000 niños, de los cuales, 407 no estaban acompañados.

ACNUR alertó que 12.000 refugiados de Moria se encuentran en una situación crítica, tras los incendios que lo devastaron. El centro en teoría estaba planificado para recibir 3.000 personas. Hoy viven allí más de 4.000 niños, de los cuales 407 no están acompañados

Por el momento, Francia y Alemania se han comprometido a recibir 400 niños, con la promesa de 1.500 más en el caso germano. Aún cifras insuficientes.

La Comisión propone implementar un procedimiento fronterizo integrado que incluya una selección previa a la entrada para identificar todas las personas que crucen las fronteras exteriores de la UE sin autorización, o que hayan desembarcado tras una operación de búsqueda y salvamento.

Asimismo, el ejecutivo comunitario realizaría controles sanitarios y de seguridad, toma de huellas dactilares y registro en la base de datos Europa. Tras dicha selección, se tomarían decisiones rápidas de asilo o de retorno, al tiempo que se mejorarían los procedimientos ya existentes, según explica la CE.

Migrantes con mascarillas esperan en las afueras del campamento temporario de Kara Tepe en la isla de Lesbos para ser enviados a Grecia.

Raquel González, miembro en Madrid de MSF recuerda unas palabras, a su entender, "contradictorias de Von der Leyen": "Cada ser humano posee una solemne dignidad" que no se le puede ser arrebatada. Según González, el periodo de tres meses y el carácter voluntario del reparto plantean en el fondo una "solidaridad a la carta".

En esta línea se encuentra la posición de los miembros de LIBE del Parlamento Europeo, la comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, donde algunos diputados exigen que la reubicación de los refugiados sea obligatoria.

Moria está en el limbo y hay personas que llevan esperando más de un año su destino. El 80% de las dolencias que detectamos corresponden a afecciones psicológicas ante la falta de higiene, educación o hogar. Esto está pasando aquí, en Europa, increíble

A ello, habría que añadir que los miembros de LIBE sospechan que se pueda comprar el retorno sin obstáculos, ya que, si existe la opción de pagar las repatriaciones, "qué ocurriría si la mayoría de Estados se decantan por esa postura".

El ejecutivo comunitario dibuja en el horizonte un control intensificado en fronteras, donde la identificación de las personas migrantes sea previa a la entrada en territorio europeo.

Raquel González, subraya el hecho de que el documento presentado por Von der Leyen "no habla de operaciones en el mar, ni de la criminalización de las ONGs", pero sí una Europa de la seguridad y las fronteras, "en lugar vías legales ajustadas al derecho internacional humanitario".

Protesta contra el campamento de Moria enfrente al Parlamento Europeo.

En lo que respecta a las diferentes situaciones de los Estados miembros y las fluctuaciones de las presiones migratorias, la Comisión propone un sistema de contribuciones flexibles de los Estados miembros. Estas pueden variar desde la reubicación de los solicitantes de asilo, hasta la asunción de la responsabilidad de la devolución de personas sin derecho de estancia. Entre otros objetivos, se intenta evitar el tráfico de migrantes y acabar con las vías ilegales de llegadas a territorio europeo.

Raquel González recuerda que, en 2015, más de 1 millón de personas migró a Europa por mar de forma ilegal. Crisis en la que Grecia se vio desbordada por el Pacto de Dublín que establece que el país receptor tramita peticiones de asilo in primis. Para evitar esto, la UE "de forma ilegal" acordó un convenio a cambio de dinero, por el que Turquía haría de barrera a este tránsito, "un país que sigue siendo criticado por los propios europeos por la falta de libertades civiles y respeto a los derechos humanos".

"Esto no puede suceder otra vez, Moria está en el limbo y hay personas que llevan esperando más de un año su destino". Mario López, médico de MSF, explica que el 80% de las dolencias que observa cada día responde a afecciones psicológicas ante la falta de higiene, educación o hogar. "Esto está pasando aquí, en Europa, increíble".

Médicos Sin Fronteras apela a la conciencia europea e indica que "no existen avalanchas de migrantes". En 2016 Europa recibió por mar a 400.000 personas, mientras que en lo que va del 2020 fueron 46.000. "¿Es esto una amenaza para el bienestar europeo?", se preguntan en la ONG.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.