Gobierno
El Gobierno eleva un 53,7% el límite de gasto total y 'rescata' a la Seguridad Social para blindar las pensiones
El límite de gasto homogéneo es de 136.779 millones, un 7,2% más que en 2020. Los fondos europeos y las transferencias a Seguridad Social y CCAA aumentan la cifra definitiva en 60.000 millones

 El Gobierno ha aprobado un techo de gasto récord para 2021, que asciende a los 196.097 millones de euros. Una cifra sin antecedentes en la que se incluyen los 136.779 millones de límite de gasto homogéneo, un 7,2% más que en 2020; otros 27.436 procedentes de los fondos europeos para combatir la pandemia del coronavirus; y 31.882 más de transferencias extraordinarias a la Seguridad Social y a las comunidades autónomas. La cifra final supone un incremento del 53,7% con respecto al ejercicio anterior, aunque María Jesús Montero, ha insistido en que los datos no admiten una comparación homogénea con 2020, año en el que el techo de gasto no incluía ni las ayudas europeas ni las transferencias a las CCAA y la Seguridad Social.

La ministra Portavoz ha justificado estas transferencias -18.396 millones para la Seguridad Social y 13.486 para las autonomías- en la necesidad de que "el Estado del Bienestar sufra el menor deterioro posible" y "para garantizar el sostenimiento del sistema de pensiones". Cabe recordar, en ese sentido, que el fondo de reserva está prácticamente a cero y que el Gobierno ha tenido que recurrir a la aprobación de créditos para pagar las pensiones. Ahora, el Ejecutivo ha decidido asimilar gran parte del déficit de la Seguridad Social de cara a 2021.

En el próximo ejercicio económico, la Administración central asumirá gastos del SEPE, de la Seguridad Social y del fondo de las CCAA, pasando de un del 2,4% al 5,2%. Eso supone la reducción a la mitad del déficit de las comunidades (del 2,2% al 1,1%) y de casi tres puntos de la SS (que pasa del 3% al 1,3%). En total, la tasa de referencia del déficit para el conjunto de las administraciones en 2021 será del 7,7% del PIB.

María Jesús Montero habló, en todo momento, de tasa de referencia, ya que, tal y como se anunció la semana pasada, el Gobierno ha eliminado, con el aval de Bruselas, las reglas fiscales para 2020 y 2021, por lo que no habrá un objetivo de déficit déficit. En todo caso, recordó la ministra Portavoz y también titular de Hacienda, "que el techo de gasto no vaya acompañado de una senda de estabilidad no quiere decir que no exista la responsabilidad fiscal". 

[La retirada de las reglas fiscales garantiza el apoyo de los independentistas a los Presupuestos]

Aseguró, en ese sentido, que "hemos fijado unas tasas de referencia, que servirán de orientación y de guía". Así, el déficit previsto para el cierre de 2020 será de un 11,3%,según las estimaciones del Gobierno. Un dato que ha variado según las previsiones enviadas a Bruselas, aún durante el estado de alarma, del 10,34% del PIB. Montero justificó esta revisión al alza en la mayor incidencia del virus en España, a la vez que destacó que esta circunstancia "pone de manifiesto la necesidad de manejar el gasto con prudencia".

La ministra de Hacienda recordó que la Constitución avala, en su artículo 135,4 la decisión del Gobierno de eliminar las reglas fiscales en 2020 y 2021:  "Los límites de déficit estructural y de volumen de deuda pública sólo podrán superarse en caso de catástrofes naturales, recesión económica o situaciones de emergencia extraordinaria que escapen al control del Estado y perjudiquen considerablemente la situación financiera o la sostenibilidad económica o social del Estado, apreciadas por la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados".

[El calendario del Gobierno para los Presupuestos: el martes 13, día clave]

Así las cosas, anunció que el Consejo de Ministros ha decidido someter a la valoración del Congreso si "en esta pandemia se dan las circunstancias" expresadas por la Constitución para levantar los límites de gasto. un trámite que el Gobierno espera superar sin problemas porque, ha destacado Montero, "resulta una obviedad que estamos en mitad de una pandemia".

Previamente a estos anuncios, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, informó de los datos más significativos del informe de situación de la economía española, presentado por ella misma en el Consejo de Ministros, y que sirve de base para la aprobación del techo de gasto. La conclusión principal, ha enfatizado, es que todos los indicadores económicos, así como los principales organismos internacionales, coinciden en las previsiones de crecimiento para 2021.

María Jesús Montero y Nadia Calviño, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

En ese sentido, Calviño ha destacado que, para el próximo curso, "esperamos un notable crecimiento de la economía española, de un 7%". Se trata de de una estimación, añadió "sin tener en cuenta el Plan de Recuperación". Con los efectos de dicho plan, "las previsiones dicen que el PIB subirá un 9,8%". Un cálculo que está "en línea con estimaciones del Banco de España y del FMI". 

La vicepresidenta de Asuntos Económicos destacó la caída del 11% del PIB, la previsión de una tasa de paro a finales de 2020 del 17%, y el incremento de la deuda española hasta alcanzar un 118%

El balance del impacto económico de la crisis económica derivada del coronavirus, sin embargo, deja datos más que llamativos. En ese sentido, la vicepresidenta de Asuntos Económicos destacó la caída del 11% del PIB, la previsión de una tasa de paro a finales de 2020 del 17%, y el incremento de la deuda española hasta alcanzar un 118% del Producto Interior Bruto. Calviño, eso sí, quiso también transmitir cifras positivas, como el crecimiento de un 13% de la economía española en el tercer trimestre del año, la recuperación de 500.000 afiliados a la Seguridad Social con respecto al momento más duro de la hibernación, y el hecho de que un 80% de los afectados iniciales de los ERTE ya hayan salido de esa situación.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.