Economía
La fusión con CaixaBank supondrá más ahorro que los beneficios de Bankia hace un año
Ambas entidades han calculado un ahorro de 770 millones; mientras que en 2019 Bankia generó 541 millones de beneficio. La amenaza de una nueva crisis y del aumento de la morosidad han anticipado el proceso

 La noche del 3 de septiembre CaixaBank y Bankia hicieron pública su intención de fusionarse: las reuniones ya estaban en marcha. Quince días después, la operación bancaria que dará lugar al primer banco en España ya tiene cifras. El 74,2 % del capital de la nueva entidad será para CaixaBank, dejando a Bankia con el 25,8% de las acciones. El Estado, máximo accionista de Bankia tras el rescate a través del FROB, se quedará con el 16,1 %. Según refleja el documento que han presentado a la Comisión Nacional de Mercados y Valores (CNMV) el nuevo gigante bancario supondrá un ahorro de 770 millones de euros, doscientos millones de euros más de lo que Bankia ganó en 2019. Fuentes sindicales aseguran a LPO que, empresarialmente, la fusión supone para Bankia "anticiparse al crecimiento de la morosidad por la pandemia y los ERTE".

[CaixaBank y Bankia iniciarán en marzo el cierre de oficinas y la reducción de plantillas

La entidad mantendrá la imagen de CaixaBank y se convertirá en el primer banco en España, ubicando su sede en Valencia. José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, será quien asuma la presidencia del nuevo banco. Ha sido él quien este viernes, junto al consejero delegado de CaixaBank, ha presentado el proyecto para la fusión, que elevará el beneficio por acción un 28% respecto a las estimaciones de mercado para el año 2022.

La viabilidad empresarial de la fusión es evidente, pero ahora hay que sumar la viabilidad del empleo

"Empresarialmente es anticiparse a un escenario que puede venir más complicado en los próximos años. Anticiparse al crecimiento de la morosidad por la pandemia y los ERTES", reconoce el Consejero Delegado de CCOO en Bankia, Manuel Garcia, sobre el proyecto para la fusión que ya está siendo estudiado por la CNMV. 

Las fuentes consultadas aseguran además que la cifra de ahorro estimada supera en mucho a los beneficios de Bankia en los dos últimos años. En el 2019 las ganancias fueron de 541 millones, un 22,7 % menos que en el año 2018, donde ingresó 703 millones. "En un escenario de tipos de interés bajista quien depende mucho del crédito pues ve reducidos sus ingresos financieros. Todos han visto mermados sus beneficios", explica Manuel García. Asegura además que la "viabilidad empresarial" de la fusión es evidente, "pero ahora hay que sumar la viabilidad del empleo", reclama.

Se espera una negociación dura

La fusión creará una plantilla que supera los 51.000 empleados si sumamos los 35.500 de CaixaBank y los 15.8000 trabajadores de Bankia. Cuando se descuenten los trabajadores de las filiales la cifra de empleados que podría estar expuestos al expediente de regulación de empleo (ERE) sería de 44.000 personas. "La parte que más preocupa es la plantilla", dice Ricard Ruiz, Secretario General de CCOO en CaixaBank. "La negociación va a ser dura porque es un número muy grande de la plantilla", asegura. Tiene claro que "ellos intentarán maximizar el recorte de gasto y nosotros que las condiciones de la plantilla se homologuen y las salidas sean acordadas".

[ Fusión Bankia-CaixaBank: el Gobierno decidirá sobre la venta de acciones una vez cerrada la operación]

En este sentido, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, confía en que el acuerdo con los sindicatos para un ajuste "no traumático" de la plantilla, tras la fusión con Bankia". Coincide con los representantes sindicales consultados por LPO en que las negociaciones serán "complicadas", pero reconoce que "nos dejaremos la piel".

"Es pronto para especular sobre las personas afectadas y el perfil. En el pasado hemos llegado ya a acuerdos con sindicatos (sobre procesos de este tipo) y siempre han sido no traumáticos. Buscamos hacerlo así", ha señalado Gortázar durante la rueda de prensa de presentación de la nueva entidad surgida de la fusión de CaixaBank y Bankia. Representantes sindicales de Bankia y CaixaBank aseguran a LPO que está negociación no será como otras, porque "el número de plantilla es muy grande" y eso lo hace más difícil.

Yolanda Díaz, preocupada por los "ajustes" en las plantilla

La Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, también se mostrado preocupada por los efectos de la fusión para los trabajadores. " Me preocupa mucho que esta fusión pueda irrogar ajustes en términos de empleo. Creo que la sociedad no lo entendería", ha asegurado Díaz para quien la nueva entidad se juega su "reputación" en sus ajustes de plantilla.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.