Cataluña
El Parlament espera que la sentencia de Torra llegue en octubre
Letrados de la Cámara calculan que el auto del Supremo tardará por lo menos dos semanas. Recuerdan los antecedentes de Trapero y de los integrantes de la Mesa, pendientes aún de fallo

 Torra ya espera la decisión del Tribunal Supremo sobre su futuro al frente de la Generalitat. Este jueves se ha celebrado la vista para revisar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que le condenó a año y medio de inhabilitación política por un delito de desobediencia, y si el Alto Tribunal respalda la sentencia del TSJC, Quim Torra dejará de ser presidente. Según ha podido saber LPO, en el Parlament no se espera una decisión inmediata. Fuentes próximas a los letrados de la Cámara aseguran que el fallo puede tardar hasta cuatro semanas.

[Torra empuja al Parlament a imitar los pasos en la Asamblea de Madrid tras el 'tamayazo'

Durante la campaña de las generales del 28 de abril de 2019, la Junta Electoral Central ordenó a Quim Torra retirar de la Generalitat los lazos amarillos y la pancarta en apoyo a los presos independentistas. El president no lo hizo dentro de los límites que le habían marcado y eso le valió una condena del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, por su "recalcitrante y reiterada actitud desobediente". El TSJC le impuso en diciembre de 2019 un año y medio de inhabilitación política. Torra recurrió la sentencia ante el Tribunal Supremo y este jueves se ha celebrado la vista para revisar el fallo. Lo que dictamine el Supremo será definitivo y puede suponer el fin de la actual presidencia de Quim Torra.

En una entrevista a TV3 hace dos semanas, el president dejó claro que ya asume el sentido del fallo del Alto Tribunal: "No espero ninguna decisión que no sea la inhabilitación". Fue un paso más allá e insinuó que podría no acatar la sentencia. "He desobedecido dos veces y no creo que sea la última que lo haga, pero a mí no me marca el calendario las decisiones de un tribunal español, de ninguna de las formas", aseguró tajante. Como ya contó LPO, el Parlament observa con preocupación esta actitud de Torra porque podría poner a la Cámara catalana en serios problemas.

El juicio contra los miembros de la mesa que se hizo en julio y aún no hay sentencia o en el caso de Trapero tampoco hay sentencia

Según ha podido saber este medio los letrados del Parlament esperan que el fallo del Supremo llegue en octubre. "Podría tardar hasta cuatro semanas", aseguran a LPO. Recuerdan además otros casos relacionados con el desafío soberanista en los que la Justicia todavía no se ha pronunciado como "en el juicio contra los miembros de la Mesa que se hizo en julio y aún no hay sentencia" o en el caso de Josep Lluís Trapero, ex Mayor de los Mossos. Descartan un retraso tan largo pero sí consideran que "el Tribunal no estará en condiciones de tenerlo (el fallo) en una semana".

La sentencia será firme en cuanto el Supremo notifique formalmente a Quim Torra el sentido de su fallo. Fuentes del Parlament no descartan que en caso de confirmarse la inhabilitación se emita también una notificación a la Cámara catalana, dada la relevancia que tendrá para el funcionamiento interno del Parlament. Además, el Supremo podrá acelerar el proceso si lo hace a través del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Descartan el escenario de la 'presidencia simbólica'

En los últimas días varias informaciones apuntan a que Quim Torra estaría barajando la posibilidad de ejercer una ‘presidencia simbólica' en el caso de que el Supremo le inhabilite. No se encargaría de la firma de documentos, pero seguiría acudiendo a algunos actos como 'presiden't. Fuentes próximas a los letrados del Parlament aseguran a LPO que es una posibilidad "difícil de cuadrar" y que Quim Torra se encontraría con muchos actos, como las sesiones de control, "que ponen en evidencia la presencia del presidente". "Quien tiene que someterse al control es el presidente. Si responde el vicepresidente se hace evidente que estamos haciendo teatro".

[ El plan secreto que maneja Torra para celebrar elecciones el 15 de noviembre]

Habrá que ver qué escenario deja la sentencia del Supremo, que este jueves se ha encontrado con un Quim Torra convencido de su decisión de no retirar los lazos amarillos. Horas antes de acudir al Alto Tribunal,  reivindicó la polémica pancarta a favor de los encausados por el "procés" que ahora le puede costar la inhabilitación: "Pues sí, libertad presos políticos y exiliados".En una instantánea que ha compartido Torra a través de Twitter se ve el balcón del Palau de la Generalitat con la pancarta con el mensaje "Libertad presos políticos y exiliados", en catalán e inglés, al lado de un lazo amarillo.

Esto fue antes de la vista, pero también se manifestó después. "Si España llega a la irresponsabilidad más absoluta inhabilitándome, sólo habrá un culpable: él mismo." Se definió como víctima de un proceso judicial "aberrante y esperpéntico" y se comprometió a seguir al frente de la Generalitat "hasta el último segundo" mientras no haya resolución del Supremo. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.