Europa
Von der Leyen lanza un aviso a Reino Unido y Bielorrusia en el arranque del curso político
En la presentación del programa político de la UE para los próximos meses, ha respaldado las manifestaciones en Bielorrusia y ha recordado a Londres que ya existe un acuerdo firmado para el Brexit

La presidenta de la Comisión Europea ha presentado las prioridades políticas para el próximo curso resaltando la capacidad de reacción de la UE en materias en las que no tiene plena competencia, animando a los Estados miembros a ceder soberanía y a velar por el Estado de Derecho "dentro y fuera de nuestras fronteras". Además, ha lanzado dos serios avisos a Reino Unido y Bielorrusia.

Arranca el curso político de la Unión Europea después de seis meses extraños en los que el proyecto común ha sufrido bipolaridades entusiastas: desde las críticas atroces por el cierre unilateral de fronteras por parte de ciertos países al inicio de la pandemia, hasta la esperanza casi ciega del rescate europeo de miles de familias y empresas que esperan las ayudas como agua de mayo.

Un sentido aplauso como homenaje a todos los profesionales sanitarios que "pusieron durante la pandemia sus propias vidas en peligro". Así daba comienzo Ursula von der Leyen a su intervención ante un Parlamento Europeo espaciado y con mascarillas en Bruselas, no en Estrasburgo, como marca la tradición.

Todo un preludio de la primera declaración de intenciones "una Unión Europea más fuerte en el terreno de la Salud". Ésta es la gran apuesta de la Comisión von der Leyen que en la práctica se traduce en la invitación expresa a los Estados miembros de ceder soberanía en esta materia en la que la UE no goza, aún, de plenas competencias. "Logramos abrir corredores verdes para el transporte de mercancías, traslados de sanitarios y de pacientes en tiempo récord, y todo esto, sin tener todas las competencias. El mensaje está claro, debemos hacerlo ahora, y el momento oportuno será en la próxima Conferencia sobre el Futuro de Europa", subrayaba con convencimiento.

En esta línea, von der Leyen propone asignar mayor poder al Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, así como la creación de una agencia de investigación y desarrollo que asegure y garantice un gran almacén de productos farmacéuticos y médicos que otorguen autonomía a la UE en la gestión de situaciones como las actuales.

Reducción de emisiones de carbono al 55% para 2030

Éste es el gran AS, filtrado varios días antes a la prensa, que ha sacado la presidenta de la Comisión. El Pacto Verde Europeo es la promesa electoral de la que dependerá su credibilidad y se ha hecho gala de ello. Para cumplir con el ambicioso objetivo de ser un continente en 2050 con CERO emisiones, el ejecutivo europeo avanza que la meta a medio plazo (2030) de reducir esas emisiones debe ser más valiente y pasar del 40, al 55%. Así, von der Leyen cree que la UE será el ejemplo a seguir por el resto del planeta para cumplir con el acuerdo de París y no sobrepasar los 1'5 ºC de aumento de temperatura global.

Asimismo, von der Leyen ha defendido esta postura presentándola como una oportunidad de transición justa y sana "que generará millones de puestos de trabajo en toda la UE".

Para la presidenta de la Comisión, se trata de una modernización sistémica: "nuestros niveles de consumo y nuestras formas de viajar, comer o calentarnos no funcionan y tenemos que pensar en la próxima generación". Por ello, del fondo de recuperación europeo de 750.000 millones de euros, se destinará un 37% a la implantación de una economía circular e investigación en la explotación del hidrógeno como fuente limpia de energía.

[Se impone el eje franco-alemán y sellan acuerdo histórico con 390.000 millones de euros a fondo perdido]

Unos valores europeos que no están en venta

Otro aspecto fundamental en el discurso del Estado de la Unión de esta mañana ha sido la defensa a ultranza del Estado de Derecho dentro y fuera de las fronteras europeas. "A quienes nos acusan de ser lentos en asuntos de Política Exterior, les insto a que la mayoría cualificada sustituya a la unanimidad como conditio sine qua non para evolucionar en este campo".

[Europa no reconoce a Lukashenko como mandatario bielorruso y anuncia sanciones]

El apoyo reiterado a los manifestantes pacíficos de Bielorrusia de la plaza de la Independencia ante un contexto "de vergüenza" de falta de libertades civiles, o la condena del envenenamiento del opositor ruso Alexéi Navalni, también han recibido un sentido aplauso por parte de un hemiciclo demasiado silencioso. Alusión que finalizó aseverando que "ningún oleoducto" puede cambiar los principios y valores de la UE.

En cuanto a China, de sus comentarios se infiere una relación de amor/odio. Von der Leyen estima el punto común que une a la UE y al gigante asiático, llegar a un equilibrio económico sostenible, pero también la reconoce como un auténtico "reto sistémico porque la balanza comercial sigue descompensada y el respeto a la democracia en stand by".

"Reino Unido no rompe tratados"

Citando a Margaret Tatcher, Von der Leyen transmitía la preocupación que ahora le genera la actitud de Reino Unido con respecto a un pacto ya firmado y acordado. "Britain does not break Treaties. It would be bad for Britain, bad for our relations with the rest of the world, and bad for any future treaty on trade".

[Johnson amaga con un acuerdo comercial a la australiana en la recta final de la negociación del Brexit]

Así, con las palabras de la Dama de Hierro, von der Leyen advertía de que estamos ante una "cuestión jurídica, de confianza y de buena fe" por la que la UE no dará "ni un paso atrás para proteger a sus ciudadanos al otro lado del Canal de la Mancha y velar por el cumplimiento del protocolo de Irlanda".

La diferencia necesaria para la Humanidad

En los últimos párrafos de un discurso de más de hora y media, von der Leyen ha prometido la construcción de otro campo de refugiados en Moria (Lesbos, Grecia) y ha aclarado que no existe la opción de no salvar vidas en el mar.

Reiterando en varias ocasiones que la inmigración es un fenómeno europeo y no pertenece solo al país de llegada, la presidenta de la Comisión afirmaba con rotundidad que hay que mejorar sustancialmente la gestión y ayuda humanitaria que se brinda a las personas que piden asilo en Europa y diferenciarlas de otras, persiguiendo con todo el peso de la ley las mafias y la trata de blancas.

Rememorando una frase del recién fallecido John Hume, von der Leyen ha hecho hincapié en que "los visionarios europeos decidieron que la diferencia no es una amenaza, es esencia de la humanidad". Así, la ponente arrebataba el tercer y último enorme aplauso del Parlamento Europeo. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.