Coronavirus
El tétrico panorama aéreo en América Latina complica la absorción de Iberia con Air Europa
Los ingresos de IAG (British-Iberia) se han hundido hasta los 703 millones en los seis primeros meses de 2020, un 89% menos que hace un año

La pandemia está complicando la compra de Air Europa por parte de IAG (el holding de las fusionadas Iberia y British Airlines) . La adquisición, que había sido acordada por 1.000 millones de euros, está siendo renegociada debido al Covid-19, según explicó la semana pasada el presidente de IAG, Antonio Vázquez

El objetivo de la operación es convertir Barajas en el gran "hub" entre Europa y Latinoamérica. Pero los ingresos de IAG se han hundido hasta los 703 millones en los seis primeros meses de 2020, un 89% menos que los 6.731 millones del mismo periodo del año anterior.

Es posible que la compra se retrase, pero Vázquez fue claro al señalar que su intención es completarla antes del primer trimestre de 2021, cuando habrá una idea más clara sobre la evolución de la enfermedad. Originalmente, estaba previsto que se materializara en el segundo semestre de 2020.

El objetivo de la operación es convertir Barajas en el gran "hub" entre Europa y Latinoamérica. Pero los ingresos de IAG se han hundido hasta los 703 millones en los seis primeros meses de 2020.

Mientras que la adquisición se concreta, el continente americano sobresale como el más afectado por el virus. El panorama para IAG no es nada favorable en el corto plazo en un continente que a finales de 2019 aglutinaba casi el 40% de sus asientos y kilómetros ofertados (AKO).

Van unos 15 millones de contagios y 500.000 fallecidos por Covid-19 desde Alaska hasta la Patagonia, unas cifras muy superiores a las de Asia y Europa juntas. Y Latinoamérica acumula un 55% de esos casos, con 8,3 millones de infectados.

Juan José Hidalgo, dueño de Air Europa.

Los vuelos internacionales en el continente se han desplomado debido a cierres de fronteras y menor demanda de los pasajeros, un negro panorama que supone otra piedra en el zapato para la reactivación de IAG, conglomerado formado por British Airways, Iberia, Level, Vueling y Aer Lingus.

Panorama aéreo desolador en América Latina

La situación del sector aéreo en América Latina es desolador. Tres de las aerolíneas más importantes del continente -LATAM, Aeroméxico y Avianca- atraviesan una delicada situación financiera tras iniciar procesos de restructuración bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras estadounidense.

También han notado el impacto aerolíneas como las mexicanas Interjet y Volaris, o la panameña Copa, que no reinició sus vuelos a Estados Unidos hasta finales de agosto tras un parón de cinco meses.

La operación de Copa es esencial para que funcione el llamado 'hub de las Americas' del Aeropuerto de Tocumen en Ciudad de Panamá, punto del que nace una telaraña de conexiones que se expande al sur y norte de todo el continente. El tráfico de pasajeros en Tocumen de enero a julio fue un 63,8% inferior que la cifra registrada en mismo periodo del 2019, según datos del aeropuerto.

El panorama tampoco es ideal para República Dominicana, un país muy dependiente del turismo desde Estados Unidos y Europa. Los aeropuertos internacionales dominicanos sólo recibieron 140.000 pasajeros en agosto. República Dominicana es uno de los principales destinos para Air Europa e Iberia, debido a que su clima caribeño permite visitar sus playas en cualquier época del año.

[La Ciudad de México y Alemania testean un coctel experimental para los pacientes de riesgo de Covid]

El tráfico de pasajeros internacionales en Ciudad de México se ha desplomado en un 50%. Ese aeropuerto no volverá a funcionar a plena capacidad hasta 2024 o 2025, según estima Sergio Allard, director ejecutivo de relaciones institucionales de Aeroméxico. Más de 30 aerolíneas internacionales dejaron de volar a México debido a la pandemia, según cifras de la Agencia Federal de Aviación Civil.

En Chile, LATAM Airlines sufrió una caída del 89,1% en el tráfico de pasajeros en agosto comparada con el mismo mes en 2019. Las cifras son parecidas en otras latitudes del continente.

Al comparar julio 2020 con julio 2019, el tráfico de pasajeros en Argentina se hundió un 99,5%, en Brasil un 82%, en Uruguay un 97% y en Ecuador un 91%, de acuerdo con datos Corporación América Airports, un holding de origen argentino que administra varios aeropuertos en la región el mundo.

El tráfico de pasajeros en Argentina se hundió un 99,5%, en Brasil un 82%, en Uruguay un 97% y en Ecuador un 91%, de acuerdo con datos Corporación América Airports

Este tétrico escenario aéreo latinoamericano ahora mismo resta atractivo a adquirir Air Europa para "convertir a Madrid en un genuino hub global", como dijo Willie Walsh, el consejero delegado de IAG en el informe de cuentas de 2019. "Fue una gran satisfacción que la adquisición de Air Europa por 1.000 millones de euros fuera acordada durante este año", dijo Walsh en diciembre de 2019.

Lenta vuelta a la normalidad aérea en Latinoamérica

El proceso de reapertura en América Latina avanza a diferentes velocidades, señal que evidencia la imposibilidad de predecir la evolución de la pandemia. Mientras que el aeropuerto de Congonhas de Sao Paulo retomó operaciones comerciales en abril, El Dorado de Bogotá no reinició sus vuelos nacionales hasta el 1 de septiembre tras permanecer cerrado desde marzo.

El 1 de octubre es la fecha en la que tentativamente Argentina podría retomar los vuelos regulares nacionales e internaciones, dijo recientemente Mario Meoni, el ministro de Transporte del país. LATAM Airlines ha empezado a aumentar en Chile frecuencias de vuelos internacionales.

Mario Meoni, ministro de Transporte de la Argentina.

El gobierno panameño espera que el tráfico en Tocumen empiece a recobrar la normalidad el 12 de octubre, después de haber suspendido desde el 30 de marzo todos los vuelos internacionales. Ecuador reabrió sus aeropuertos en junio, mientras que México nunca cerró sus fronteras por el Covid-19.

Está reapertura está siendo correspondida con un tibio incremento de vuelos por parte de IAG. Iberia tendrá ocho vuelos entre Madrid y Buenos Aires en septiembre, a pesar de que tenía entre uno y dos al día en esa ruta antes del coronavirus, según explican fuentes de la compañía a LPO.

Entre Ciudad de México y Madrid hay unos cinco vuelos semanales, mientras que en época pre-Covid había entre dos y tres vuelos diarios en esa ruta. Para septiembre Iberia programó ocho vuelos entre Madrid y Buenos Aires, antes de la pandemia tenía de uno a dos diarios.

Entre Ciudad de México y Madrid hay unos cinco vuelos semanales, mientras que en época pre-Covid había entre dos y tres vuelos diarios en esa ruta. También hay unos cinco a la semana entre Madrid y Chile, cuando antes había de 7 a 10 a la semana, según explican desde la empresa.

Está drástica reducción de frecuencias ha secado la capacidad de generar caja de la aerolínea, motivo por el que IAG ha lanzado una ampliación de capital con la que espera obtener 2.741 millones de euros para contrarrestar las turbulencias provocadas por la enfermedad. Este dinero no podrá ser utilizado para financiar la compra de Air Europa, según ha anunciado la compañía.

La palabra ‘COVID-19' solo aparece cuatro veces en el ‘informe y cuentas anuales de 2019' de IAG publicado el pasado diciembre. Hoy es probable que ese sea el principal escollo en la creación de un "hub" en Barajas para impulsar el tráfico entre Asia y Latinoamérica, al menos en el corto plazo. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.