PDeCat
Los díscolos de Puigdemont, dispuestos a pactar los Presupuestos con Cs
En la formación de Arrimadas no se fían y consideran que los cuatro diputados del PDeCat exigirán a cambio la amnistía de los presos

Los cuatro herederos de Convergència en el Congreso buscan tener voz propia en la Cámara Baja. Tras la expulsión del PDeCat del Govern, los díscolos de Puigdemont podrían ser decisivos a la hora de sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y quieren hacer valer sus votos. Aseguran que el Gobierno "todavía" no les ha hecho una oferta en firme y les gustaría que hubiera algún documento sobre la mesa. 

El ex presidente Carles Puigdemont pidió al PDeCat fidelidad al programa electoral rechazando cualquier propuesta que le realice el Ejecutivo. El diputado Ferrán Bel es la voz autorizada de este grupo de díscolos y quien no descarta incluir a Ciudadanos en la ecuación para que Pedro Sánchez logre sacar las cuentas adelante. "Apostamos por un diálogo sin vetos", comentan a LPO. 

Con vetos también se refieren a que la formación naranja no descarte las propuestas que realicen "los cuatro del PDeCat", como se les llama ahora en la Cámara Baja, al Gobierno de coalición. Ello incluye un nuevo referéndum o poner la amnistía encima de la mesa. Pero también supone un ataque a sus ex socios de ERC, ahora en plena contienda preelectoral con JxCat

Pero si les dan a elegir, los cuatro lo tienen claro: quieren negociar junto a los socios de investidura de Sánchez antes que con Cs. Desde el partido de Inés Arrimadas consideran que los díscolos de Puigdemont son "más de lo mismo" que JxCat. Desconfían de su "mercadeo de votos" y aseguran que "pedirán la autodeterminación porque son independentistas". 

Mas da la espalda a Puigdemont 

Tras días sin aparecer y las desavenencias entre Puigdemont-Torra y PDeCat y JxCat, aparece Artur Mas para anunciar que se queda en el PDeCat. "Me quedo donde ya estoy, simplemente no me marcho, pero no tengo voluntad de protagonismo. No me puedo añadir a un proyecto, el de Puigdemont, que comporta el riesgo de separación después de una trayectoria de 30 años de proyectos de suma", aseguró Mas. 

 [Las citaciones judiciales de Torra condicionan la fecha de la mesa de diálogo]

La estrategia del ex presidente sigue siendo la misma que la de muchos en el PDeCat que siguen esperando que las palabras de conciliación de los presos hagan efecto en los dirigentes de JxCat y se obre el milagro:  el de "rehacer puentes" para lograr in extremis una coalición electoral u otra fórmula para ir juntos a las elecciones.  "Mucha gente me ha dicho que tiene el corazón partido porque ha tenido que decidir si se queda o se va. Me ha ocurrido a mí mismo. Mucha gente se ha encontrado entre la espada y la pared", señaló Mas. 

Tras descartar volver a la primera línea política, nadie sabe a ciencia cierta a lo que se va a dedicar Mas. Algunos del PDeCat esperan que sea él el que medie entre las dos formaciones para ir juntos a las elecciones y sepa guiar al partido en esta nueva etapa, alejados de las premisas de Puigdemont. "Se han puesto sobre la mesa diversas fórmulas para las elecciones. Hace falta sintonía y yo puedo ayudar. Propuse que JxCat se constituyera como un solo partido con el PDeCat y no fue posible. Por ello, defiendo una coalición", zanjó Mas. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.