Podemos
A Pablo Iglesias le viene bien el secretismo de Sánchez con Juan Carlos I y la fusión CaixaBank-Bankia
En Podemos admiten que Iglesias está más cómodo criticando la desconfianza de Sánchez en sus ministros que justificando su apoyo a algunas decisiones del ala socialista del Gobierno

Pablo Iglesias reconoció dos grandes discusiones recientes con Pedro Sánchez. Las dos, por el mismo motivo: el secretismo del presidente. Sánchez no avisó a Unidas Podemos de la salida del emérito en el mes de agosto, y ha vuelto a hacer lo mismo con la fusión de Bankia y Caixa Bank. Pero lo que en un primer momento podría parecer un problema para Iglesias por la falta de confianza en él por parte del jefe del Ejecutivo, no lo sería tanto. Fuentes del partido aseguran a LPO que al vicepresidente de Asuntos Sociales le beneficia que Sánchez no le informe antes de estas cuestiones, porque así no se tiene que justificar ante su electorado.

[ Iglesias admite dos discusiones con Sánchez por la marcha del rey emérito y la fusión Bankia-CaixaBank]

Durante el mes de julio Moncloa pactó con Zarzuela la salida de Juan Carlos I sin contar con Unidas Podemos. Cuando Casa Real anunció que el emérito abandonaba España para irse a Emiratos Árabes la ministra de Igualdad, Irene Montero, reconoció que la decisión no se había tomado desde el Gobierno. "Puede ser que haya sido el PSOE desde Moncloa", dijo entonces Montero. En Unidas Podemos se mostraron sorprendidos y críticos con la salida del monarca y dejaron entrever que no habían sido informados del plan de Juan Carlos I hasta que se hizo público.

El secretismo con el que Sánchez gestionó la salida de Juan Carlos I coloca a Iglesias en una buena posición, porque así puede desmarcarse de la decisión del Ejecutivo 

Iglesias reconoció este martes en la Cadena SER que "en el caso de la huida del rey emérito tuvimos (Sánchez y él) una discusión fuerte", aunque con final feliz porque "el presidente se disculpó y eso le engrandece", dijo. Fuentes de Podemos explican a LPO que el secretismo con el que Sánchez gestionó la salida de Juan Carlos I le coloca en una buena posición porque así puede desmarcarse de la decisión del Ejecutivo. "Es más fácil para él", reconocen las mismas fuentes.

Lo mismo ha pasado en la última semana con la fusión entre Bankia y Caixa Bank. De nuevo, Sánchez y Calviño habrían tratado el asunto con absoluto hermetismo sin informar a sus compañeros del Gobierno de coalición. La operación no gusta en Unidas Podemos porque consideran que pone en riesgo la participación pública en la entidad bancaria, y así lo han manifestado abiertamente. 

[Fusión Bankia-CaixaBank: el Gobierno decidirá sobre la venta de acciones una vez cerrada la operación]

Fuentes de la formación aseguran que de haber estado al tanto de los movimientos quizás hubiesen tenido que respaldarlos por lealtad a sus socios de Gobierno. En cambio, como no fueron informados, pueden desmarcarse abiertamente. Intecionadamente, o no, el secretismo de Sánchez favorece a Podemos en asuntos capitales frente a los que tampoco tendrían mucho poder negociador dentro del Gobierno, reconocen desde el partido. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.