Gobierno
Pedro Sánchez tardará seis meses en reformar el delito de sedición exigido por JxCAT y ERC
El cambio en el Código Penal solo se puede hacer mediante Ley Orgánica. La tramitación parlamentaria hace imposible cumplir con la exigencia de los independentistas antes de los Presupuestos

 El Gobierno mantiene su intención de modificar el delito de sedición. Lo ha confirmado este lunes el propio Pedro Sánchez argumentando que fue un compromiso de investidura "y por lo tanto sigue firme". Apenas unas horas después, telefoneó a Quim Torra para reunir de nuevo a la 'mesa de negociación' formada por el Ejecutivo central y la Generalitat. Esta reforma del Código Penal cobra especial importancia en el camino hacia los Presupuestos Generales que recorre el Gobierno, ya que podría facilitar el apoyo de los cuatro diputados de JxCAT que se han desmarcado del partido y también de los 13 parlamentarios de ERC. Expertos penalistas consultados por LPO explican que los tramites requeridos para la reforma del Código Penal se alargarán, en el mejor y más rápido de los casos, al menos durante seis meses.

[Delgado califica la sentencia del 'procés' como un "ejemplo de "compromiso con el deber y la legalidad"

"Tenemos que ser empáticos, sensibles y también mirar a Europa, que en algunas de las sentencias ha dicho claramente cuáles son los déficits de nuestro Código Penal cuando estamos hablando de este tipo de delito, a lo cual ha hecho referencia también la propia sentencia del Supremo", dijo el presidente del Gobierno este mismo lunes. Uno de los déficits a los que Sánchez se refiere es el delito de sedición, recogido en el artículo 544 del Código Penal, y que se ha comprometido a actualizar y revisar. Pedro Sánchez ha anunciado que el Ministerio de Justicia ya trabaja en esa reforma, aunque sin dar fechas.

Juan Gonzalo Ospina, abogado penalista en Ospina Abogados, explica a este medio cuál es la hoja de ruta que tendrá que seguir Juan Carlos Campo, ministro de Justicia, para culminar una reforma que tendrá que realizarse necesariamente mediante Ley Orgánica. El Proyecto de Ley irá del Consejo de Ministros a la mesa del Congreso para que se debata y se vote, abriéndose un plazo de 30 días para solicitar más documentación. A partir de ahí, se otorgan otros 15 días para enmiendas de otros partidos políticos, que se discutirán en la Comisión legislativa.

En el mejor de los casos, podría entrar en vigor en cerca de 6 meses

Después, el proyecto vuelve a la Mesa del Congreso para que el Pleno delibere y debata. Con la luz verde definitiva del Congreso, será el turno del Senado, que tendrá dos meses para aceptar el proyecto de Ley, vetarlo o presentar enmiendas. Si la Cámara Alta aprueba la propuesta se pasa a la última fase, en la que se sanciona y promulga el texto legislativo, ordenando su publicación inmediata en el BOE.

Estos son todos los pasos que necesitará dar el Gobierno para aprobar una reforma del delito de sedición exigida por los partidos independentistas y que, según Juango Ospina, "en el mejor de los casos, podría entrar en vigor en cerca de 6 meses". Un horizonte demasiado lejano para JxCAT y ERC, pero también para el propio Ejecutivo.

[Sánchez acuerda con ERC volver a la 'mesa de gobiernos', una de las líneas rojas de Arrimadas]

Pedro Sánchez, de esta forma, solo podrá ofrecer a los partidos independentistas la promesa de cambiar el Código Penal a medio año vista para lograr el apoyo de ex convergentes y republicanos en la votación de Presupuestos. Una baza que se antoja insuficiente, pero en la que insistirá el presidente en las próximas semanas y en la nueva reunión de la llamada 'mesa de gobiernos' con la Generalitat. 

En la tarde de este lunes, de hecho, el jefe del Ejecutivo telefoneó a Quim Torra, para cerrar este encuentro,  que tendrá lugar en los próximos días en Barcelona. Según ha confirmado Moncloa, los gabinetes están concretando el orden del dia y la fecha para esta nueva reunión en la que, junto a la lucha contra la pandemia, se retomará la Agenda del Reencuentro, basada en el diálogo político y en la regeneración institucional, así como la mejora de la cooperación.

Podemos, entre tanto,ya ha exigido a Sánchez que priorice la mayoría de la investidura, y que se abra a acuerdos con JxCAT, antes de cultivar la 'vía Ciudadanos'.

Mayoría absoluta asegurada

 La celeridad con la que se modifique el Código Penal no depende, eso sí, del apoyo del Parlamento que parece asegurado. Aunque para aprobar la reforma vía Ley Orgánica el Gobierno necesitará mayoría absoluta en la Cámara, se trata de una suma que no preocupa en Moncloa porque el voto a favor de los partidos del Ejecutivo, PSOE y Podemos, los de los independentistas catalanes y vascos, y Más País, bastarían para conseguir 192 votos a favor, rebasando sin problemas la mayoría requerida. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.