Gobierno
Sánchez confirma que Casado rompió en agosto la renovación del CGPJ apalabrada entre ambos
Tal y como informó en exclusiva LPO, las conversaciones habían fructificado "al 99%". El PP ha emitido un comunicado donde confirma los motivos de la ruptura: la marcha de Juan Carlos I y la imputación de Podemos
En una entrevista en TVE en la mañana de este lunes, Pedro Sánchez ha confirmado la noticia adelantada por LPO el pasado miércoles. El presidente ha explicado que en el mes de agosto los acuerdos con los populares para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) habían "fructificado prácticamente al 99 por ciento" pero de forma "inexplicable" el partido de Pablo Casado "los rompió". Tal y como se contó en este diario, la moción de censura de Vox, la marcha de Juan Carlos I, la imputación de Podemos y la situación en Cataluña fueron determinantes en el cambio de postura del líder popular.


Ha señalado que en un momento de emergencia sanitaria y social como el actual las instituciones del país necesitan una "dosis extra de legitimidad" y por eso el PP "tendrá que explicar" su posición. Además, ha recordado el retraso de dos años que lleva la renovación del CGPJ o de casi un año el Tribunal Constitucional, y ha insistido en que el PP, que "tanto habla de la Constitución", debería "cumplirla" y no bloquear la renovación de instituciones tan importantes.

[PSOE y PP apalabraron en julio un 'pack de renovación institucional' que se vino abajo en agosto]

Durante la entrevista, Sánchez ha asegurado que en sus contactos con la oposición la semana pasada instó a estos partidos a articular mayorías parlamentarias que permitan el desbloqueo de instituciones. En el caso del CGPJ, para su renovación se necesitan los votos de tres quintos del Congreso -210 diputados-, por lo que sería muy complicado con la fórmula de la que ha hablado Sánchez, ya que PP y Vox cuentan justo con los 140 restantes.

En relación con RTVE, Sánchez ha recordado que hay un informe de los letrados que apunta a una solución al bloqueo actual. Sobre el resto de instituciones pendientes de renovar -Tribunal Constitucional y Defensor del Pueblo- ha subrayado que "el Gobierno no va a aceptar ningún bloqueo institucional y va a apelar a una mayoría parlamentaria alternativa para desbloquear estos órganos que no merecen estar bloqueados" por culpa de "un partido que no ha aceptado el resultado electoral".

El PP también confirma las negociaciones y los motivos de la ruptura

A raíz de la entrevista a Pedro Sánchez, confirmando la noticia de LPO sobre las negociaciones avanzadas del PSOE y el PP en julio y la decisión de Pablo Casado de dar por finalizadas las conversaciones en agosto, el Partido Popular ha emitido un comunicado confirmando punto por punto la información, así como los motivos de los populares para bloquear los contactos con el Gobierno.

 El PP explica que el 6 de julio, en el 40 aniversario del Tribunal Constitucional, la vicepresidenta del Gobierno y el ministro de Justicia solicitaron al presidente del Partido Popular iniciar conversaciones para la renovación de los órganos institucionales. Pablo Casado encomendó las conversaciones al secretario de Justicia del PP, Enrique López, que durante el mes de julio avanzó en la elaboración de una "Ley para el reforzamiento de la independencia de la Justicia", como paso previo a las negociaciones, después de que el PSOE rechazara el 20 de diciembre de 2018 la propuesta de modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial propuesta por el PP y aprobada por el Senado previamente. 

El 22 de julio, Pedro Sánchez propuso por whatsapp a Pablo Casado los interlocutores para avanzar en las conversaciones de renovación de los órganos institucionales que fueron aceptados con una escueta respuesta, sin entrar a valorar ni siquiera el fondo de la cuestión. El 28 de julio, el Pleno del Consejo General del Poder Judicial informó de estas conversaciones que fueron confirmadas por el Partido Popular y el Partido Socialista. 

El 3 de agosto, la Casa Real anunció la salida de España de Juan Carlos, lo que motiva "un intolerable ataque del vicepresidente segundo del Gobierno al Rey Don Felipe". El líder de la oposición, añade el PP, "no fue en ningún momento informado por el presidente del Gobierno", y transmitió a Moncloa que el pacto de renovación institucional no podía avanzar con el Gobierno arremetiendo contra la Jefatura del Estado. 

[Encallan las negociaciones de PSOE y PP para la renovación del CGPJ]

Apenas ocho días después, el 11 de agosto, Podemos fue imputado por financiación irregular "mientras intensificaba sus críticas al Poder Judicial, a la Monarquía, y pedía un gobierno con Bildu en el País Vasco y un pacto presupuestario con Esquerra a cambio de retomar la mesa de autodeterminación de Cataluña". Por todo ello, el 14 de agosto Pablo Casado transmitió al Gobierno, a través de una reunión presencial de sus interlocutores, que no se podía acordar la renovación de las instituciones del Estado si Podemos tenía cualquier papel en ella.

La reforma fiscal que pide Podemos, en cuestión

Pedro Sánchez también ha sido preguntado por la reforma fiscal acordada con Podemos en el pacto de coalición y si se va a incluir en los próximos Presupuestos. Una circunstancia que podría poner en cuestión el respaldo de Ciudadanos a las cuentas de 2021. Sobre este asunto, el presidente del Gobierno aseguró que, ante la situación económica vivida por la pandemia, "tenemos que amoldar nuestros objetivos políticos y económicos, como es por ejemplo una reforma fiscal que necesita nuestro país, a la situación económica. El objetivo en el cortísimo plazo, durante el próximo año, tiene que ser la recuperación económica y la creación de empleo y no dejar a nadie atrás".

[Las claves del idilio PSOE-Cs: los fichajes de Arrimadas que acercaron posturas con Moncloa]

Sánchez se ha mostrado convencido de que logrará aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y ha considerado "inimaginable" no contar con el apoyo de una mayoría parlamentaria para aprobar unas cuentas, que son la principal arma para la recuperación económica. En ese sentido, ha dicho que le gustaría que los Presupuestos fuesen "progresistas pero de país", para lo que quiere alcanzar acuerdos "transversales" con otras fuerzas políticas y que obtengan un apoyo amplio.

Preguntado sobre si estaría dispuesto a retomar la reforma del delito de sedición en el Código Penal para buscar el apoyo de los cuatro diputados de JxCat que podrían escindirse, Sánchez ha respondido que éste fue un compromiso de investidura "y por lo tanto sigue firme", aunque por el momento no ha puesto fecha a esa reforma. Tampoco ha revelado cuándo podría celebrarse la mesa de diálogo con Cataluña, aunque sí ha anunciado que mañana hablará al respecto con el presidente catalán, Quim Torra.

[Moncloa cierra la puerta a la remodelación del Gobierno exigida por cargos del PSOE]

Por otro lado, Sánchez ha descartado cambios en el Gobierno, tal y como también adelantó LPO el pasado 25 de agosto. En este sentido, ha asegurado sentirse "a gusto" con la coalición con Unidas Podemos y tiene "plena confianza" en todos los ministros. Sobre las divergencias en el Gobierno acerca sobre si los padres que tengan que cuidar a sus hijos porque estén en cuarentena se podrán acoger a bajas médicas, como apuntó el vicepresidente Pablo Iglesias, Sánchez ha pedido "poner en valor" lo que ya se ha hecho: dar bajas a los cuidadores de un contagiado y un plan que permite "la flexibilidad laboral" impulsado -ha incidido- por el Ministerio de Trabajo. Finalmente, ha asegurado "centros educativos seguros, aunque reconociendo que "sin que exista riesgo cero".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.